Perro

La fiesta de Radio 3 rindió un gran homenaje a Murcia y su música

Dom, 22/02/2015 - 16:50 -- Juanma Flores

Hemos hablado ya en otras ocasiones sobre los logros de la música murciana, dejando patente que no sólo ha habido históricamente en nuestra tierra una gran variedad de grupos y músicos de calidad, sino que el momento actual que vive es muy dulce. Y tanto es así, que en las fiestas que dentro de su programación está organizando por diversas ciudades la emisora Radio 3, de Radio Nacional de España, emisora indie de referencia, la ciudad de Murcia no podía faltarles.

Así, el sábado por la mañana, con un Auditorio Víctor Villegas lleno hasta la bandera y en el que mucha gente quedó desgraciadamente fuera haciendo cola, tuvo lugar dicho encuentro de artistas en un espectáculo de tres horas en el que actuaron algunos de los mejores grupos de la región del panorama actual y se realizaron entrevistas a representantes de diversos estamentos relacionados con la denominada “movida murciana”. Es cierto que se quedaron fuera del evento numerosas bandas de calidad, pero sin duda, es un hecho significativo de la gran cantidad de talentos que abundan aquí que, juntando 15 grupos en una gala de estas características, a todos se nos ocurran más nombres de grupos que podrían haber estado presentes.

Empezó el acto con gran fuerza con la actuación de los Varry Brava, que tocaron Fastasmas de madrugada e Ideal, de su nuevo disco. Se entrevistó posteriormente a Claudia Orellana, de IEAS y organizadora del Big Up y a Jam Albarracín, ex-Farmacia de guardia y crítico de La verdad. Más tarde, fue el turno de las actuaciones de los Murciano Total y Nunatak intercalados con las breves entrevistas a los creadores del documental Murcia Supersónica y al histórico de la música murciana, Miguel Bañón. Siguieron Los Crudo Pimento, que, con su imponente estilo, precedieron a la más delicada interpretación de Alondra Bentley. Mientras, entre las actuaciones se aprovechó para charlar, primero con los directores de los festivales SOS 4.8 y B-Side, y después con los de La mar de músicas de Cartagena y del Festival de Jazz de San Javier

Fue el turno después de los cartageneros Los últimos bañistas, la entrevista a los creadores de la revista Magma y la gran actuación de Roi Nu y Viva Suecia, que, compartiendo escenario, juntos hicieron las delicias del público allí congregado. Seguidamente entrevistaron a Ángel Sopena, de Onda Regional y La opinión, y director del Lemon Pop, el cual precedió a la electrónica de Myuko. Se sucedieron a continuación las actuaciones de Bosco, que con su peculiar estilo hipnotizaron al Auditorio, el fantástico Parade y unos espléndidos Neuman, así como las entrevistas con los responsables del Colectivo Ilustra, el centro de creación artística La Postiza y el director del Conservatorio de Lorca, quién contó la historia de la reconstrucción del edificio gracias a la organización de los conciertos de Vetusta Morla y de un simpático David Hooper.

Finalmente, de la recta final se encargaron Second tocando 2502, estrenando su último sencillo Nueva sensación e interpretando Rincón exquisito. La entrevista al autor del blog The Murcialist y la actuación de Perro, que deleitaron con Catán y La reina de inglaterra, culminaron una intensa mañana que contribuyó a poner en valor una vez más, y ante una audiencia nacional, este gran tesoro artístico del que disponemos en nuestra tierra.

Izal quiso regalar sus superpoderes al B-Side

Dom, 11/09/2016 - 22:45 -- Juanma Flores

¡Y vaya que si lo consiguieron! El B-Side Festival completó con éxito una nueva edición manteniendo la altura a la que rayaron las de los últimos años. La presente edición, liderada por unos Izal que disfrutan de su momento más álgido dentro del panorama musical español, sirvió para mostrar la pujanza de esta banda y que no es casualidad su consolidación como grupo puntero capaz de encabezar por sí mismo carteles de festivales importantes.

Un poco más tarde de la medianoche, y ante un estadio Sánchez Cánovas que ya lucía abarrotado, la banda madrileña empezó por todo lo alto y sin contemplaciones bajo las notas de Copacabana y, posteriormente, Asuntos delicados un grandioso recital.

Un animado Mikel, de inmediato, conectó con un entregado público y, además, durante la actuación recordó a los compañeros de Supersubmarina; reivindicó seguir a los grupos en los locales pequeños mencionando los comienzos del grupo, en los que en Murcia actuaron en el Café Ítaca; y bajó del escenario durante varias fases del concierto para vivir los temas con el público, el cual no dudó en corearlos unos tras otros.

Así, combinaron en una gran selección canciones de su último disco, Copacabana, como Oro y humo o Pequeña gran revolución, con clásicos como Hambre, Magia y efectos especiales o Tóxica, que sirvieron para llegar a un apoteósico final en la que se sucedieron los hits, Que bien, La mujer de verde o El baile para dejar en el recuerdo una más que redonda actuación.

El plato Izal sirvió de guinda para culminar el sábado un menú musical de los más completos que se recuerdan del ya veterano festival molinense. Y es que, A los buenos conciertos del día anterior en el Pre-Bside y a las iniciativas de conciertos mañaneros Baby-Side con Noise Box, que se sumó al tradicional B-Side de tapas por los bares de la localidad, se añadió una buena y fuerte jornada el sábado en el Sánchez Cánovas.

Allí, con el anochecer, que ya caía a eso de las 20:00h, dos bandas murcianas –Viva Suecia y Perro-, que están brillando con luz propia y gran éxito por el circuito de grandes festivales nacionales, fueron las encargadas de poner las primeras notas. Los primeros dejaron su impronta de sonido indie que luce cada vez más asentado, y defendieron con gran nota las canciones de su disco La fuerza mayor. Así, Viva Suecia hicieron bailar al respetable con la infalible Los años; hicieron un guiño a Quique Gonzalez con su versión de Vidas Cruzadas; y culminaron una gran recta final en la que no faltaron sus grandes singles, Permiso o perdón y Bien por ti.

Acto seguido, fue el turno de Perro, los cuales han cosechado un exitoso año por los numerosos festivales de la geografía nacional por los que han pasado con su disco Estudias navajas. Y aquí no fueron menos deleitando al respetable con su punk contundente, sus dos baterías y su frescura e irreverencia de siempre totalmente intactas. Mantuvieron bailando al público de forma constante hasta una atronadora recta final en la que con Marlotina se terminaron de desmelenar y finalizaron una brillante actuación.

Otro gran triunfo de la noche fue el de Fuel Fandango. El grupo de Nita Manjón y Ale Acosta ofreció, después de los murcianos y antes de Izal, un espectacular show con su estilo directo de electro-indie con aires flamecos. Un espectáculo muy bailable y visual con un sonido muy logrado mediante el que casan con gran soltura esa mezcla de estilos.

Inmersos en la gira presentación de su último disco Aurora, mostraron sus nuevos temas, con más predominio del español sobre el inglés en sus letras y durante el recital no desentonó en ningún momento el paso de uno a otro, llevado con naturalidad por la gran voz de Nita, muy animada durante todo el concierto. Así, hicieron botar de lo lindo a un entregado público que disfrutó sin descanso hasta llegar a un final en el que se destacaron, cómo no, su gran hit, Shiny Soul, y su pegadizo último single, Salvaje.

Para los más noctámbulos aún quedarían las actuaciones de la banda francesa de pop electrónico Talisco y la sesión de los “chanantes” Ojete Calor Djs para completar un B-Side que volvió a dejar, una vez más, el listón en lo más alto para el año que viene.  

Galería de fotos

The Sounds, Shura, Noise Box y Perro destacaron en la segunda jornada del WAM

Crear: 05/09/2017 - 18:01

Foto: The Sounds

El WAM Festival cerró su primera edición con otra intensa tarde de conciertos que, aunque a nivel global no llegó a la gran altura de la gran primera jornada del festival, sí que deparó grandes momentos. Fue un día en el que tuvieron un especial protagonismo la electrónica, por una parte, y los grupos murcianos, por otroa, amén de valores seguros, como los clásicos en estas lides: Lori Meyers y La Habitación Roja.

La tarde había comenzado con protagonismo femenimo y propuestas diferentes. Por un lado, abrió la delicadeza de Anni B Sweet en el escenario principal y, poco después, la fiereza sobre el escenario Punta Este de Clara Plath. Nosotros, sin embargo, aparecimos en el escenario Thunder Bitch prestos para disfrutar del concierto de L.A, que dio comienzo sobre las 19:00h.

Foto: L.A

La banda mallorquina comandada por Lluís Albert Segura traía bajo el brazo su último album “King of Beasts” con el que han empezado su gira de presentación. Quizá más melodioso que los anteriores discos, lo cierto es que los nuevos temas combinaron bien los anteriores éxitos gracias a su solvente pop-rock dejando una grata sensación entre el público.

Después de disfrutar de lo lindo con el ya comentado concierto de La Habitación Roja, obtuvimos una agradable sorpresa al acercarnos por el escenario Punta Este y comprobar el gran éxito de Noise Box. En un escenario que durante la jornada destacarían varios grupos murcianos, los de Jesús Cobarro transmitieron unas inmejorables sensaciones mostrando sobre el escenario una gran fiereza al presentar su trabajo “Every Picture of you is when you were younger” ante el público del festival.

Sonido contundente y gran actitud. Una pena que se solapara con Shura, concierto al que nos trasladamos apresuradamente con el tiempo suficiente para corroborar que fue otro de los grandes triunfos del día. Su estilo synth-pop “madonniano” tanto sonoro como estético atrajo a un considerable número de asistentes al Escenario Thunder Bitch e hizo recordar por momentos el concierto de Chvrches el año pasado en el SOS 4.8. Una fórmula victoriosa a la que, con solo un álbum todavía: “Nothing’s Real”, se le augura un gran futuro.

Foto:Noise Box

Después del gran éxito que fue el concierto de Lori Meyers, y con un recinto que a esas alturas ya lucía lleno, los grupos murcianos sacaron músculo y mantuvieron a flote el festival. Varry Brava recogió a gran parte del público de los granadinos y lo mantuvo bailando y divirtiéndose con su adictivo pop fresco. Poco se puede decir de ellos que ya no se sepa. Se nota que en Murcia el público los ama y los acompañó con algarabía al calor de sus hits.

Poco después, pasada la media noche, en el escenario Punta Este rompió decibelios Crudo Pimento. El dúo del barrio del Carmen ofreció un cambio de registro al festival con su rock áspero y salvaje contando, además, con la colaboración del rapero J.Higgz (partenaire de Raúl Frutos en FHHx). Una propuesta original y diferente para los que quisieron vivir emociones fuertes.

Foto:Orbital

A la misma hora coincidió uno de los platos principales del festival: Orbital. Música electrónica de calidad, pero que decepcionaría no por su nivel, sino porque quizá la propuesta del dúo británico habría tenido mejor encaje en un contexto de sesiones Djs a partir de las 3 o las 4 de la mañana.

El cambio de tercio fue brutal sobre la 1:30h. Coincidieron en horario Perro y The Sounds, y fue una pena, porque volvió la “caña” de nuevo en dos de los mejores conciertos del festival. Empezamos con los murcianos, que abarrotaron el escenario Punta Este ante un enfervorecido público y demostraron que mantienen intacto su punch, pero no podíamos dejar pasar la oportunidad de ver las evoluciones de la banda sueca. Y mereció la pena porque ofrecieron unos de los mejores momentos del fin de semana. Indie-rock de calidad con un sonido contundente, unas guitarras poderosas, buenas melodías, una gran puesta en escena y dominio del escenario de la cantante Maja Ivarsson; seguramente, una de las mejores vocalistas del indie europeo. 

Foto:Perro

Tras el gran sabor de boca que dejó el directo de The Sounds, todavía quedaría la electrónica de Trentemoller, otro de los conciertos más esperados, esta vez sí, programado a una hora idónea para los amantes del techno, los cuales disfrutaron con el danés de un hipnótico recital. Para finalizar el festival aún quedarian para última hora de la noche los conciertos de Perlita y Delorean, que harían las delicias de quienes tenían todavía fuerzas para exprimir la experiencia del festival.

Así pues, como conclusión, quedó en el ambiente la opinión generalizada de que el festival en su primera edición, y después de haber sido organizado con el poco tiempo que tuvo, salió airoso y cumplió con muy buena nota. La organización fue muy buena en el recinto, hubo comodidad para los asistentes y el incentivo para el reciclaje de los vasos contribuyó a que se mantuviera una gran limpieza, aunque, por desgracia, los precios a la hora de consumir siguieran siendo astronómicos. Además, fuera del reciento, el esfuerzo por acercar a la ciudad diversas actividades y hacer conciertos en las plazas y diferentes locales fue encomiable.

El apartado de grupos se consiguió salvar con muy buena calidad en relación al tiempo y los recursos que se tuvieron. Mención especial para la gran cantera de grupos murcianos, quienes dieron el do de pecho y que sin ellos no habría podido desarrollarse con el éxito con el que lo hizo. Respondieron cuando más se les necesitó y con sobresaliente. Así, para el futuro habrá que comprobar, ya con tiempo de planificación, si la organización en la edición del año que viene puede dar otro paso y hacer crecer el festival, ya que para entonces se les juzgará con mayor exigencia. El año que viene lo comprobaremos y ojalá que sea otro éxito.

Foto: Trentemoller

Un cuarto de siglo

Crear: 10/23/2017 - 14:05

Cuando un local musical cumple años para celebrar su apertura, es digno de mención. Pero cuando resulta que se cumplen 25 años desde la primera vez que abrió su persiana, pues el acontecimiento se convierte en un hecho único e irrepetible. Y eso es lo que ha sucedido en La Yesería, mítico bar de la época dorada del rock y el pop de Murcia que ha resistido hasta nuestros días como centro neurálgico del cocedero musical murciano. Lugar de reunión de músicos y artistas de la tierra, también se ha convertido en refugio de foráneos de igual labor.

Pues bien, este año es cuando se celebra el primer cuarto de siglo de vida de La Yesería y para ello se llevan programando diferentes actos, cuyo plato fuerte fue el concierto ofrecido por Perro el pasado sábado. La banda formada por Guillermo, Adrián, Fran y Aarón son un combo de energía y buen sonido. Todos ellos tocan todos los instrumentos en directo, combinando voces, guitarras, bajos, baterías, teclados y percusiones a partes iguales, todos los instrumentos pasan por las manos de los cuatro. Y esa personalidad en el escenario les vale para tener un buen número de seguidores que, en esta ocasión, agotaron las entradas anticipadas en menos de quince minutos, llenando el local y haciendo de aquella noche un acto de unión difícil de superar.

Repasaron sus últimos trabajos –“Tiene bacalao, tiene melodía” y “Estudias, navajas”- en un concierto de quince canciones con las que se bailó, se cantó y se aplaudió de manera brutal. Acostumbrados a grandes escenarios y a festivales, Perro se supieron adaptar al tamaño de La Yesería y realizaron una actuación más que brillante. Pusieron su maestría al servicio de los asistentes y ellos les respondieron con un maridaje perfecto.

Gran celebración para el legendario La Yesería, que aún no ha puesto el punto final en sus conmemoraciones, pues quedan meses para cerrar este mágico año. Así que desde Murciocio.es nos sumamos a las felicitaciones y les damos a sus dueños el abrazo correspondiente, porque no todos los días se celebra un cuarto de siglo

Noise Box, Luna y Perro muerden con fuerza el Lemon Pop

Crear: 09/02/2018 - 13:08

Este viernes -en un Auditorio Parque Fofó que, como cada año, se llenaría de miradas, saludos, conversaciones y risas para celebrar el reencuentro del público murciano consigo mismo y con la música en vivo tras el verano- el Festival Lemon Pop desarrolló la primera de sus dos jornadas grandes poniendo en liza un variado y atractivo cartel entre cuyos nombres destacarían los de Noise Box, Luna y Perro.

Así, concluido el delicado e íntimo recital que dio el reputado Fino Oyonarte para abrir el festival cuando aún brillaba el sol, los focos se encenderían por primera vez para dar la bienvenida al escenario del Lemon a la que es una de las bandas murcianas más respetadas y reconocidas tanto dentro como fuera de la Región: Noise Box. De este modo, con el carismático Jesús Cobarro a la cabeza, la formación ejecutaría un espectáculo ágil, rápido y, sobre todo, contundente en el que, junto a los temas pertenecientes a su celebrado LP “Every picture is when you were younger”, también se darían a conocer nuevas piezas como Like a girl, que darán forma al próximo álbum de esta excelente banda de rock alternativo.

Más adelante, superada la actuación de los siempre inclasificables Murciano Total, el recinto del festival acogería una de las mejores entradas de la velada para vivir el concierto de Luna; grupo neoyorquino fundado en 1991 que, tras una década de parón, volvió a la actividad en 2015 y ya en 2017 editó un interesante álbum de versiones titulado “A sentimental education”. De esta forma, capitaneada por Dean Wareham, la banda norteamericana brindaría al público murciano un repaso a su carrera en el que se darían la mano el pop, el rock, el soul y el folk. Sin duda, una colección de géneros más que estimulantes con los que Luna completaría un recital impecable en lo técnico que, sin embargo, pareció ir de más a menos conforme el ritmo de las canciones fue decayendo.

Por eso, para retomar el pulso al festival y darle un buen mordisco a la noche, nadie mejor que una banda que incluso antes de comenzar su concierto ya avisaría al personal a través de la pantalla situada tras el escenario: “El show que van a presenciar contiene imágenes que pueden herir su sensibilidad”. Así, con el público que llenaba la amplia pista del Fofó cayendo en la cuenta de que el que avisa no es traidor, sino Perro, el recital de los murcianos arrancó -tal y como requería la cita- con una soberana descarga de electricidad que puso a bailar a todos desde el primer minuto.

No en vano, esgrimiendo con violencia ese punk-pop de sonido desgarrado, ritmo frenético y letras surrealistas que han convertido a Perro en uno de los grupos más solicitados por los festivales de media España, la banda dibujaría con trazo grueso y entrecortado la trayectoria de un espectáculo vibrante que fue de más a más y en el que serían especialmente coreadas canciones como Celebrado primo, Ediciones Reptiliano, Catán o La reina de Inglaterra.

Más adelante, pasado el momento de mayor intensidad y afluencia de público, el festival se encaminaría hacia el final de su primera gran noche guiado por Los Pilotos; banda electrónica formada por los planetarios Banin Fraile y Florent Muñoz que se antojaría especialmente cualificada para ejecutar un aterrizaje que sería culminado con éxito más allá de las 2:30h.

Suscribirse a Perro