Viva Suecia

Izal quiso regalar sus superpoderes al B-Side

Dom, 11/09/2016 - 22:45 -- Juanma Flores

¡Y vaya que si lo consiguieron! El B-Side Festival completó con éxito una nueva edición manteniendo la altura a la que rayaron las de los últimos años. La presente edición, liderada por unos Izal que disfrutan de su momento más álgido dentro del panorama musical español, sirvió para mostrar la pujanza de esta banda y que no es casualidad su consolidación como grupo puntero capaz de encabezar por sí mismo carteles de festivales importantes.

Un poco más tarde de la medianoche, y ante un estadio Sánchez Cánovas que ya lucía abarrotado, la banda madrileña empezó por todo lo alto y sin contemplaciones bajo las notas de Copacabana y, posteriormente, Asuntos delicados un grandioso recital.

Un animado Mikel, de inmediato, conectó con un entregado público y, además, durante la actuación recordó a los compañeros de Supersubmarina; reivindicó seguir a los grupos en los locales pequeños mencionando los comienzos del grupo, en los que en Murcia actuaron en el Café Ítaca; y bajó del escenario durante varias fases del concierto para vivir los temas con el público, el cual no dudó en corearlos unos tras otros.

Así, combinaron en una gran selección canciones de su último disco, Copacabana, como Oro y humo o Pequeña gran revolución, con clásicos como Hambre, Magia y efectos especiales o Tóxica, que sirvieron para llegar a un apoteósico final en la que se sucedieron los hits, Que bien, La mujer de verde o El baile para dejar en el recuerdo una más que redonda actuación.

El plato Izal sirvió de guinda para culminar el sábado un menú musical de los más completos que se recuerdan del ya veterano festival molinense. Y es que, A los buenos conciertos del día anterior en el Pre-Bside y a las iniciativas de conciertos mañaneros Baby-Side con Noise Box, que se sumó al tradicional B-Side de tapas por los bares de la localidad, se añadió una buena y fuerte jornada el sábado en el Sánchez Cánovas.

Allí, con el anochecer, que ya caía a eso de las 20:00h, dos bandas murcianas –Viva Suecia y Perro-, que están brillando con luz propia y gran éxito por el circuito de grandes festivales nacionales, fueron las encargadas de poner las primeras notas. Los primeros dejaron su impronta de sonido indie que luce cada vez más asentado, y defendieron con gran nota las canciones de su disco La fuerza mayor. Así, Viva Suecia hicieron bailar al respetable con la infalible Los años; hicieron un guiño a Quique Gonzalez con su versión de Vidas Cruzadas; y culminaron una gran recta final en la que no faltaron sus grandes singles, Permiso o perdón y Bien por ti.

Acto seguido, fue el turno de Perro, los cuales han cosechado un exitoso año por los numerosos festivales de la geografía nacional por los que han pasado con su disco Estudias navajas. Y aquí no fueron menos deleitando al respetable con su punk contundente, sus dos baterías y su frescura e irreverencia de siempre totalmente intactas. Mantuvieron bailando al público de forma constante hasta una atronadora recta final en la que con Marlotina se terminaron de desmelenar y finalizaron una brillante actuación.

Otro gran triunfo de la noche fue el de Fuel Fandango. El grupo de Nita Manjón y Ale Acosta ofreció, después de los murcianos y antes de Izal, un espectacular show con su estilo directo de electro-indie con aires flamecos. Un espectáculo muy bailable y visual con un sonido muy logrado mediante el que casan con gran soltura esa mezcla de estilos.

Inmersos en la gira presentación de su último disco Aurora, mostraron sus nuevos temas, con más predominio del español sobre el inglés en sus letras y durante el recital no desentonó en ningún momento el paso de uno a otro, llevado con naturalidad por la gran voz de Nita, muy animada durante todo el concierto. Así, hicieron botar de lo lindo a un entregado público que disfrutó sin descanso hasta llegar a un final en el que se destacaron, cómo no, su gran hit, Shiny Soul, y su pegadizo último single, Salvaje.

Para los más noctámbulos aún quedarían las actuaciones de la banda francesa de pop electrónico Talisco y la sesión de los “chanantes” Ojete Calor Djs para completar un B-Side que volvió a dejar, una vez más, el listón en lo más alto para el año que viene.  

Galería de fotos

Viva Suecia y Nunatak convencen en el San San Festival

Crear: 04/18/2017 - 20:11

Entre los numerosos conciertos anunciados en el cartel del San San Festival para las jornadas del viernes y el sábado, dos llamarían especialmente nuestra atención por estar protagonizados por dos de las bandas que con mayor fuerza y mejores argumentos han logrado irrumpir en los últimos tiempos en la Región de Murcia y trascender lejos de ella: Viva Suecia y Nunatak.

Así, tentados por el deseo de contemplar las actuaciones de estos dos grupos que, siendo diversos en sus estilos, han seguido caminos paralelos en el tiempo, ya el viernes acudimos al escenario Negrita del San San Festival a presenciar el concierto de Viva Suecia. Concierto que, en rigor y a la postre, sería el único brindado por una banda puramente indie dentro de la segunda jornada del festival benicense.

De este modo, con Rafa Val a la cabeza, Viva Suecia desplegaría desde los compases iniciales de su recital ese irresistible indie de letras evocadoras y melodías rotundas para, por un lado, atraer a más de dos mil personas hasta su escenario y, por otro, demostrar por qué son, a día de hoy y con poco más de tres años de vida, una de las bandas que más proyección atesora dentro del panorama nacional.

Y es que, alternando joyas como A dónde ir -primer sencillo de su nuevo LP, “Otros principios fundamentales”- con temas de su anterior disco como Permiso o perdón, Palos y piedras, o la fantástica Bien por ti, Viva Suecia desarrollaría un concierto compacto y sin fisuras -frenético por momentos- y en el que las guitarras de Alberto Cantúa apenas darían tregua a un público que acabó entregado a los murcianos.

Al día siguiente, concretamente a las 20:00h del sábado sobre el mismo escenario Negrita y ante más de mil personas, la banda cartagenera Nunatak ofrecería un más que interesante concierto en el que, junto a algunos de los temas incluidos en su último disco “Nunatak y el pulso infinito”, sonarían otros pertenecientes a sus primeros trabajos: el EP “Nunatak” y el LP “Nunatak y las luces del bosque”.

De esta manera, haciendo sonar canciones como Principio y fin, Nunatak o Soy viento, soy fuego, la formación, que vio la luz en 2012, mostraría ese folk mestizo cuajado de resonancias tribales, ricos arreglos instrumentales y largos desarrollos vocales para poner a bailar a un público que, mostrándose sumamente receptivo, supo reconocer la valía de Nunatak tributándoles un sonoro aplauso de despedida.

ACCEDE A LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO PINCHANDO AQUÍ.

Viva Suecia saca nota en el WAM

Crear: 05/06/2017 - 14:42

No resulta fácil en un proyecto nuevo hecho con poco tiempo de planificación como es el WAM tomar decisiones ante las piedras que vayan surgiendo en el camino. Pero el festival ha sabido salir airoso de ciertas dificultades. Una de las más difíciles fue la cancelación dos días antes por “problemas logísticos ajenos a la banda y el festival” del concierto de Sidonie, el cual era el encargado de inaugurar el Escenario Estrella de Levante en la tarde del viernes. Para solventar el inconveniente la organización reclutó en tiempo record a Viva Suecia y los murcianos aceptaron el reto de cubrir el hueco preparando el show con un día de antelación.

 Algo parecido, pero con menos tiempo aún de reacción, sucedió también con Joe Crepúsculo, que tuvo que cancelar su concierto de después de la media noche en el Escenario Punta Este por problemas personales, y el festival lo sustituyó programando a Las Chillers.

El periodismo deportivo durante esta temporada ha tenido a llamar “La segunda unidad” a los jóvenes jugadores del Real Madrid que al tener que sustituir a las estrellas en algunos partidos lo han hecho mejor que ellas, y, aunque sería más que aventurado decir que Viva Suecia lo hizo mejor de lo que Sidonie lo podría hacer, porque son dos bandas incomparables, sí que hubo unanimidad en el público de que, una vez recibida la mala noticia de que la banda barcelonesa tenía imposible actuar, el mejor grupo que se podría haber elegido para solventar el contratiempo eran sin duda los murcianos.

Cierto es que jugaban en casa –ellos mismos en el escenario reivindicaron el gran nivel de la música murciana-  y habían actuado recientemente en el Teatro Circo, pero lo de Viva Suecia empieza a ser más que cosa seria. Llevan un año plagado de éxitos, paseando su último disco Otros principios fundamentales, y no es casualidad que vinieran de haber llenado en Madrid la semana pasada y de haber empezado una prometedora temporada de festivales hace pocas fechas en el San San.

De este modo, el resultado fue un genial concierto que levantó al público con su característico y trabajado sonido indie y su buen armado puñado de hits como los coreados Los años, Permiso o perdón o Bien por ti - premiada recientemente con el premio MIN de la música independiente como mejor canción del año 2016- del anterior disco La fuerza mayor, o, las recientes A donde ir y Hemos ganado tiempo, con la que terminaron un excelente recital, que dejó más que contentos a los Wamers que se acercaron a disfrutarlo al escenario. 

Franz Ferdinand, León Benavente y Viva Suecia brindan la Bienvenida perfecta

Crear: 10/29/2017 - 03:04

Ambiente de las grandes ocasiones, el que este viernes pudo vivirse en la Plaza de Toros de Murcia, donde una multitud de más de diez mil personas agotó las entradas y llenó el histórico recinto para disfrutar del festival de Bienvenida Universitaria que, en su edición de este año, correría a cargo de Viva Suecia, León Benavente y Franz Ferdinand.

Así, con una expectación como no se recordaba en esta cita anual, los primeros en saltar al ruedo de La Condomina serían los murcianos Viva Suecia; banda que atraviesa por su momento más dulce tras dos años de vértigo y dos LPs de lujo con los que ha conseguido dar el gran salto y convertirse en una de las formaciones más prometedoras de la nueva escena indie nacional.

Por eso, no sería de extrañar que en su regreso a casa -desde que pasaran por el WAM- fueran más de cuatro mil las personas que, a pesar de ser las 20:30h, acompañaran a la banda liderada por Rafa Val. De esta manera, conscientes de la importancia de la ocasión, Viva Suecia arrancarían con toda determinación su concierto lanzando un póker ganador de canciones como Piedad, El nudo y la esperanza, ¿Nos ponemos con esto? y Los años para poner a bailar y a cantar al respetable desde el primer minuto.

Entonces, con el público entregado al pop-rock rápido y luminoso de corte indie, melodías evocadoras y letras introspectivas de Viva Suecia, la banda presentaría Casi todo, nuevo tema incluido en la reedición de su más reciente álbum, “Nuevos principios fundamentales”, antes de cruzar el ecuador y adentrarse en una segunda mitad de recital en la que brillarían A dónde ir, Bien por ti y Hemos ganado tiempo. Canción, ésta última, con la que el grupo concluiría por todo lo alto su esperado retorno a casa.

A continuación y del mismo modo -como en casa-, confesaría sentirse Abraham Boba ante las más de siete mil personas que a las 22:00h se congregaban en el coso murciano para presenciar el concierto de León Benavente; banda formada en 2012 por cuatro músicos de reputadas trayectorias que, tomando estilos como el rock, el pop, el post-punk o la música electrónica, han logrado elaborar una atractiva, novedosa y estimulante propuesta sonora que ha conquistado los festivales, y las salas, de media España.

De esta manera, desplegando contundentes y frenéticas melodías que servirían para dotar de cuerpo a descarnadas letras inspiradas en la más cruda realidad, León Benavente transmitirían todo su desasosiego existencialista y su inquietud social delante de un público entregado que no pararía de danzar al son de temas tan redondos como Tipo D, La ribera, Ánimo, valiente, Gloria, Maestros antiguos o Ser brigada, con los que la banda ofrecería un certero repaso a sus tres LPs publicados hasta la fecha.

Más adelante, con la luna ascendiendo hasta la medianoche, sería cuando la Plaza de Toros luciría llena hasta la bandera para vivir el concierto de Franz Ferdinand; banda escocesa que se dio a conocer a nivel mundial entre los años 2004 y 2005 gracias a un pop trepidante, vanguardista y desenfadado. Pop con el que, junto a otros, lograron renovar la escena británica de principios de siglo al mismo tiempo que en nuestro país nos entregábamos sin ningún tipo de pudor ni criterio musical a Operación Triunfo.

Así, con más de trece años de carrera y a punto de sacar su quinto LP, la formación encabezada por Alex Kapranos pronto se ganaría al público desarrollando un recital en el que, como si fuera una partida de ajedrez, cada pieza ocuparía el lugar adecuado y se movería con la precisión necesaria para trazar un primer tercio de espectáculo impecable en el que, junto a temas nuevos como Lazy boy o Paper cages se alternarían himnos de la banda como Jacqueline, No you girls y, sobre todo, What do you want to.

De este modo, rindiendo los tendidos y la arena de la plaza monumental a su música a base de entrega desde el escenario, Franz Ferdinand templarían su concierto con la delicada balada Walk away antes de volver a subir el tempo con la rockera Love illumination y la sinuosa Take me out; temas mediante los que el recital avanzaría raudo hacia un final de fiesta en el que, con Always ascending, Ulysses y This fire, se volverían a alcanzar cotas de comunión entre músicos y público difíciles de vivir a tan gran escala.

Viva Suecia tocó el cielo en el WARM UP

Crear: 05/07/2018 - 18:12

Emocionante y espectacular concierto, el que se vivió la noche del sábado en el WARM UP a cargo de Viva Suecia. Los murcianos volvían al lugar en el que tan buen resultado ofrecieron el pasado año en un memorable concierto preparado con poca antelación sustituyendo a Sidonie.

Pero en esta edición regresaban con un merecido lugar de lujo que les tenía reservado el festival  y en uno de los conciertos más esperados por los asistentes al mismo. Sucede que en este último año las cosas han cambiado mucho para "los suecos". Si ya el año pasado se les veía una trayectoria en ascenso meteórico, un año después ese ascenso les está haciendo tocar con sus dedos el cielo del indie patrio.

Así, cuando, poco después de la una, aparecieron gritando “Somos de Murcia” por el escenario con un recinto lleno a reventar y al ritmo de Piedad y, posteriormente, El nudo y la esperanza el público fue enseguida consciente del momento mágico que iba a vivir.

Y es que, todo el público murciano que quien más quien menos les habíamos visto empezando y tocar tantas veces en pequeños locales y bolos de Murcia y alrededores no podía evitar sentir un gran orgullo de verlos con un recinto lleno botando y coreando sus canciones, unido todo ello a la nueva legión de seguidores que ha ido cayendo rendida con sus canciones y a un directo cada vez más maduro y arrollador.

“Toda la vida habíamos soñado con este momento, de estar en este escenario y no ver el final”, dijeron al comenzar, y en todo momento lograron transmitir esa emoción con cada tema. Así, se sucedieron Los años, A dónde ir, Todo lo que importa  o Casi todo con una épica colosal en dónde el sonido de la banda y la voz de Rafa Val se escucharon como nunca.

De modo que solo podían ser apoteósicos los momentos finales en que sonaron Bien por ti y Hemos ganado tiempo, con una comunión total entre la banda y el público. “Gracias, hemos pasado la mejor noche de nuestra vida” comentaron para despedirse. Y muchos también pasamos una de las mejores noches en la historia del festival.      

 

La Bruja de Alcantarilla bailó al son de Viva Suecia y La Habitación Roja

Crear: 05/18/2019 - 22:25

Espectacular noche, la que se vivió el viernes en Alcantarilla con uno de los más esperados platos fuertes musicales en sus Fiestas de la Bruja. En el cartel figuraban nada menos que La Habitación Roja y Viva Suecia. Por un lado, una institución del indie-rock español que lleva a sus espaldas un repertorio con algunas de las mejores canciones que se han hecho en las dos últimas décadas, y, por otro, una banda en estado de gracia instalada por méritos propios en los últimos tiempos en la cima de la música nacional y que, además, siendo de casa, es inmensamente querida por sus paisanos murcianos.

La Habitación Roja, a eso de las 23:30h, fueron los primeros en saltar al escenario del Recinto Ferial, y lo hicieron con Nuevos románticos, tema que fue single de su último álbum "Memoria", con el que están de gira durante este año.

De modo que, posteriormente, fueron insertando algunos de los sugerentes temas del disco como Estrella herida de muerte, Líneas en el cielo o Madrid entre grandes éxitos de su discografía como Nunca ganaremos el mundial, Scandinavia, El eje del mal o Febrero en un show que fue in crescendo y en el que se incluyeron sendas dedicatorias para los compañeros de Viva Suecia, que vendrían después, y para una pareja del público, que le hizo llegar a la banda el mensaje de haberse casado con una de sus canciones.

En esos momentos ya tenían totalmente entregado al publico del recinto para una demoledora recta final con las infalibles Indestructibles, Voy a hacerte recordar y Ayer con las que terminaron por todo lo alto, vuelo de instrumentos en el escenario incluido.

Posteriormente fue el turno de Viva Suecia. El conjunto murciano vive su mejor momento tras un año mágico en el que no solo han derribado la puerta del estrellato en España, sino que han estado triunfando haciendo las Américas.

Después de dos años desde que saliera Otros principios fundamentales, su sincronización, su actitud, su diversión y su comunión con el público son totales. Las canciones de su directo van creciendo cada vez más, y así, desde el principio en que se sucedieron Piedad, El nudo y la esperanza y La novena vez el espectáculo empezó en la cima y ahí se mantuvo sin desfallecer ni un segundo hasta el final.

Acompañados de un sonido brutal, una perfecta puesta en escena, el carisma de los componentes y una voz cada vez más poderosa de Rafa Val, Viva Suecia continuraron el espectáculo imparables mientras ofrecían las notas de temas como A dónde ir o Casi todo mientras el público coreaba sin descanso.

Se constató, aunque ya pocas dudas quedaban, que Viva Suecia es una maravillosa realidad. Se han colocado por méritos propios entre los grandes grupos de la escena nacional y el espectáculo que se vio puede mirar de tú a tú al de cualquier otro grupo puntero, como así se corroboró con una descomunal recta final repleta de energía con Hemos ganado tiempo, Permiso o perdón, Bien por ti y Amar el conflicto (Todo lo que importa está en el aire), que culminaron una noche espléndida.

ACCEDE A LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO DE VIVA SUECIA Y LA HABITACIÓN ROJA PINCHANDO EN LOS ENLACES

 
 
Suscribirse a Viva Suecia