La habitación roja

La habitación roja pone un grandioso broche al inicio del Microsonidos

Lun, 19/01/2015 - 10:26 -- Juanma Flores

El pasado fin de semana dio comienzo en nuestra ciudad un año más –y ya van ocho- el festival Microsonidos. Una iniciativa que nos permitirá tener los fines de semana en nuestros escenarios, durante casi tres meses, una gran variedad de conciertos. En el tiempo que lleva de vida, siempre ha buscado presentar una atractiva propuesta de grandes grupos de los circuitos no comerciales, combinados con grupos locales emergentes. Y de este modo, el viernes 16, lo inauguraban los catalanes Mishima y el proyecto murciano de La Josephine en la sala 12 y medio de Mariano Rojas, escenario principal de la mayoría de los conciertos que se llevarán a cabo.

Hace unos años, cuando el mundo mediático de la música funcionaba de otra manera,   muchos grupos actuales, sobre los que ahora se les ha colocado la etiqueta de grupos  indies o alternativos –con su parte de injusticia como ocurre con todas las etiquetas- no habrían tenido problemas para sonar entre el gran público y tener un conocimiento de mucho más alcance entre el espectador medio. Pero lo cierto es que sin ese acceso a las grandes plataformas como la televisión o las radiofórmulas,  ahora, en la era de internet, muchos han conseguido hacerse un hueco a base de constancia y talento.  

Un buen ejemplo de estos grupos es La habitación Roja. Los valencianos, que llevan un tiempo girando por todo el país con su último trabajo La moneda en el aire, tienen una trayectoria muy extensa y exitosa por la escena alternativa. Con muchos años y discos a sus espaldas, son ya un clásico de las salas indies y de los grandes festivales de verano. En los cuales, se está demostrando que cada vez son llenados por más publico para ver a artistas como ellos, y que estas propuestas musicales tienen una gran cantidad de seguidores detrás, pese al comentado silencio mediático. Ellos mismos, en su mítica canción  Nunca ganaremos el mundial homenajean a estas personas o grupos musicales que no van a conocer el éxito masivo, pero que de forma modesta hacen cada día las cosas con amor e ilusión, y pese a no llegar a esos grandes logros de lo que se entiende erróneamente hoy día por éxito, si que te emocionan con cada pequeña conquista. Se puede decir, viendo su trayectoria y conciertos como del que hoy hablamos, que hay otro mundial, el de hacer las cosas de forma auténtica, que sí lo tienen bien ganado.

Buena muestra de la reflexión anterior, es que las entradas del concierto que tenían programado para el sábado 16, en la sala 12 y medio, se agotaron rápidamente y decidieron repetir sesión para el día siguiente. Así, los que tuvimos el privilegio de asistir a la sesión del domingo pudimos disfrutar de una grandiosa velada. A diferencia del día anterior, que calentó el ambiente previo el artista murciano Alex Tired presentando su primer disco titulado Nevermore, esta vez salieron ellos directamente ofreciéndonos la degustación de lo que lo que sería un lujoso gourmet.

Abrieron de una forma arrolladora con Tanto por hacer, de su último disco y con Siberia y El resplandor de su disco Fue electrico, y continuaron haciendo un gran selección de su discografía combinando exitos ya clásicos junto con las nuevas. Se mostraron en todo momento simpáticos, creando un ambiente muy cálido en la sala y, dado que era una segunda sesión, también admitieron alguna petición a parte del repertorio habitual que tocan en esta gira. De la misma forma, admitieron que alguna vez le gustaría plantearse el reto de tocar una vez todas y cada una de las canciones de su discografía en un sólo concierto, porque lo cierto es que con tan extensa discografía de calidad, siempre hay algunas joyas que no caben en una actuación convencional. Entre los comentarios que realizaron entre canciones nos avanzaron a los allí presentes las canciones que han seleccionado para estar incluidas en su nuevo recopilatorio que verá la luz en breve.

Especiales fueron los momentos en que sonaron temas como Si tu te vas, Indestructibles o Voy a hacerte recordar. Y dieron cierre a su soberbia actuación con una recta final en la que incluyeron los éxitos de La noche se vuelve a encender, Ayer, con bajada del escenario entre el público y posterior subida a la barra de Jorge Martí incluida, a la par que toda la sala la coreaba al unísono. Y finalmente, acabaron con Los últimos románticos. En lo que fue una sublime culminación del primer fin de semana, de los muchos que nos esperan, de este Microsonidos 2015.

Dejarse llevar por el Bside sonó demasiado bien

Dom, 13/09/2015 - 22:20 -- Juanma Flores

Un año más la cita con el Bside, uno de los festivales con los que se pone fin a la temporada festivalera estival, volvió a deparar una gran noche para los aficionados al indie-pop. Y es que, en su undécima edición, el Bside ofrecía un atractivo cartel con Automatics, Gavin James, La habitación roja, Vetusta Morla y Cycle, y, así,deparó una de las mayores afluencias de público que se recuerda, sobre todo por la presencia de los madrileños Vetusta Morla, que no decepcionaron con su actuación a los bsiders congregados en el Estadio Sánchez Cánovas de Molina de Segura.

Antes, abrieron el festival Automatics. Un poco más tarde de lo anunciado, dado que se había producido la cancelación a última hora del concierto, por motivos de salud, que debía dar posteriormente a ellos Gavin James, con lo que aquellos ocuparon su espacio.

Después, a eso de las 22:30h, fue el turno de La habitación roja, que volvió a dar muestra de su solvente directo en uno de los últimos conciertos de la gira de su disco La moneda en el aire, de la que ya habían dejado una brillante actuación el pasado enero en Murcia.  

El grupo valenciano, poseedor de una extensa y brillante trayectoria, mostró una vez más su gran oficio, y, en una actuación con un tiempo marcado de una hora en la que, dado su amplísimo repertorio, siempre habrán de dejar con ganas de más, supieron ganarse al público con algunos de los temas de su reciente trabajo como Si tu vas o De cine, hits ya clásicos como Voy a hacerte recordarIndestructibles o Ayer, con la que finalizaron, cómo no, levantando al público y dejando un grato sabor de boca.  

Pero el momento cumbre de la noche se vivió sobre las 00:20h con la actuación de Vetusta Morla. Era también uno de los últimos conciertos de la gira de su disco La deriva; una gira que, como ellos mismos recordaron, comenzaron en Murcia en un concierto en el Cuartel de artillería que se saldó con gran nota dentro del pasado Festival Lemon Pop.

Así pues, tras un año tocando los temas del nuevo disco, pudimos comprobar cómo canciones como Golpe maestroLa derivaFuego o La mosca en tu pared han ido ganando más cuerpo y matices en el directo; unos matices que fueron a  añadirse, por si fuera poco, a esa gran madurez, solvencia y contundencia musical que ya viene mostrando desde hace tanto tiempo Vetusta Morla. Además, junto a estas nuevas canciones, no faltaron los éxitos de siempre como Sálvese quien puedaSaharabbey Road o Los días raros -con la que finalizaron- , ni el gran recital vocal de un Pucho en plena forma.

De esta manera, el resultado final fue un concierto de primer nivel en el cual el público, que ocupó el recinto de forma masiva, disfrutó al máximo con los madrileños. Poco más tarde, tras Vetusta Morla y con algunos espectadores menos, Cycle, ya entrada la madrugada, pondría el punto final a la velada de conciertos ayudando a que culminara el ya veterano Festival molinense de manera brillante.    

Galería de fotos

 

La Habitación Roja volvió a brillar en Murcia

Crear: 05/08/2017 - 04:02

Después de la gran jornada del viernes en el WAM el sábado se presentaba en el festival con varios puntos calientes. Una de las primeras paradas imprescindibles de aprovechar era el concierto se iba a dar en el escenario principal a cargo de La Habitación Roja.

El ya veterano grupo valenciano es un valor seguro en los festivales y en esta ocasión venían dentro de su extensa gira que han llevado por todo el país con su álbum “Sagrado Corazón”, así que, antes de caer la noche, nos acercamos para disfrutar con sus evoluciones en un escenario que ya presentaba una numerosa afluencia.

Tener una trayectoria tan extensa y un gran puñado de clásicos tan reconocibles hizo que la sintonía fuera instantánea con el público y es un hecho que produce que al tocar en festivales sus conciertos se hagan cortos. Entre sus clásicos hits que iban desgranando durante el recital se pudo disfrutar de algunas joyas de su disco último como Volverás a brillar o Nuestro momento, así como también tuvieron un cariñoso saludo para el bebé murcianico del bajista Marc.

Como no podía ser de otra forma no defraudaron con su espectacular recta final en la que enlazaron La moneda en el aire, IndestructiblesVoy a hacerte recordar y, cómo no, Ayer. A esas alturas los saltos del público eran ya inevitables y, la constatación del triunfo y de que se había vivido uno de los mejores momentos del día, evidente. Todavía quedaban en la jornada del festival reservados otros grandes momentos, pero esta parada dejó un inmejorable sabor de boca en los wamers.

La Habitación Roja siguen indestructibles

Crear: 09/25/2017 - 00:12

La llegada del otoño hace que, tras la gran proliferación de festivales y conciertos de verano al aire libre que hemos vivido, vayan cogiendo protagonismo esas salas de conciertos más pequeñas de las que, afortunadamente, en Murcia tenemos buena representación por calidad y cantidad.

La Sala REM, una de las que goza de una oferta musical más completa y variada, inauguraba este pasado sábado su programación otoño-invierno. Y eso, a pesar de que ya la anterior semana tuvieron un espectacular aperitivo con la final del Concurso Nacional Sala Revolver.

En el cartel nada menos que La Habitación Roja, grupo imprescindible en las dos últimas décadas del indie español al que ya hemos disfrutado en otras ocasiones en Murcia, como en el último WAM. Así, el formato sala siempre ofrece, sobre todo en grupos de larga trayectoria y con tan grandes trabajos a sus espaldas, variables con las que poder disfrutar que, debido al encorsetado tiempo de los festivales, no se pueden apreciar en las citas más multitudinarias.

De este modo, los valencianos, precisamente recién llegados del Granada Sound donde en la noche anterior habían ofrecido otro concierto, regalaron al respetable un grandioso recital de casi dos horas en el que sus numerosos fans, que abarrotaron la céntrica sala de Centrofama, pudieron disfrutar de sorpresas y canciones que son más difíciles de escuchar en un gran festival.

La actuación empezó con Sombras en la oscuridad, canción de su último trabajo, "Sagrado corazón", disco  del cual fueron intercalando a lo largo del concierto varios temas como la movida  L’Albufera, la emotiva Nuestro Momento o  la preciosa balada 24 de Marzo.

Pero, a lo largo de la noche no faltaron tampoco grandes momentos con algunos de sus mejores temas de siempre. Así, fueron sonando La segunda oportunidad, Febrero, La noche se vuelve a encender, Taxi a Venus, Indestructibles o Voy a hacerte recordar, después del cual realizaron un pequeño descanso.

Tras el mismo, llegó una gran recta final en la que hubo también lugar para explorar algunas peticiones de público menos exhibidas en sus últimos directos como Posidonia o Nunca Ganaremos el mundial, cuyas interpretacioens el respetrable agradeció encarecidamente, para terminar la noche con Mi Habitación y la infalible Ayer: himno que coreó al unísono toda la sala con Jorge Martí bajándose del escenario y haciendo un recorrido por la sala.

Anunciaron durante el concierto nuevo disco para principios del año que viene, en cuya gira esperemos que tenga también alguna parada Murcia. Hasta entonces nos queda seguir disfrutando de la estimulante temporada de salas que tenemos por delante.

ACCEDE A LA GALERÍA DE FOTOS PINCHANDO AQUÍ

Suscribirse a La habitación roja