The purple elephants

Octava Polar, The purple elephants y LCD Funk brillan en la final del I Concurso Pop-Rock Sala Revólver

Dom, 01/03/2015 - 23:23 -- Javier Brooklin...

Buscando la mayor capacidad y las mejores condiciones acústicas, la final del I Concurso Nacional Pop-Rock Sala Revólver llegaba anoche a la Sala REM con grandes expectativas. El ambiente, que ya era de gala minutos antes de que comenzaran las actuaciones, estaba plenamente justificado por la calidad, no sólo del cartel, sino también de esta iniciativa musical que ha captado el interés de la Ciudad y ha permitido dar a conocer a lo largo de los últimos 5 meses a 12 bandas emergentes de entre las más de 100 inscritas.

Así, tras el arduo camino recorrido y tras las difíciles eliminatorias superadas, conseguían acceder a la finalísima de este nuevo certamen los valencianos Octava Polar y los murcianos The purple elephants y LCD Funk. Sin suda, un trío de buenos grupos dispuestos a demostrar tanto al jurado de talla nacional como al público que llenaba la Sala la calidad de sus trabajos y la capacidad de sus puestas en escena.

Al filo de la medianoche Octava Polar abrieron el fuego de la esperada final incendiando el escenario con Sube el volumen, un rock movido y pegadizo que, ejecutado con la energía precisa, no tardó en encender al respetable. A continuación, los valencianos viraron de rumbo en busca de unos territorios sonoros más moderados, los propios del Pop-Rock, y poblados de letras frescas, en los que acreditaron sentirse a sus anchas.

Intento descifrar, Perdí el control, y Déjalo pasar fueron temas que se sucedieron permitiendo a la banda alcanzar su velocidad de crucero hasta llegar al sexto del repertorio, Fórmula secreta, una composición que se destacaría sobre el resto por su gran vocación de sencillo. Ciertamente, una pieza de lo más agradable cuyo estribillo puso a cantar al público logrando así uno de los mejores momentos del concierto.

Pasado ya el ecuador, Octava Polar encaró la recta final de su recital apretando el acelerador a base de sumar distintos registros y ritmos más variados a su propuesta. Con Nadie te mira en la disco, Azul eléctrico, Cuando sientas temor y Luna llena los valencianos daban rienda suelta a las melodías más bailables y a los alardes vocales de su cantante para llevar al público a la máxima intensidad justo antes de terminar, a eso de las 00:45h.

Con las buenas sensaciones que habían dejado los valencianos de Octava Polar flotando en el ambiente, los técnicos comenzaron a trabajar de inmediato sobre el escenario de la Sala REM para tener lista la siguiente actuación lo antes posible. Y así, apenas 15 minutos más tarde, a eso de la 1.00h pudieron hacer acto de presencia The purple elephants, el grupo más joven de la noche y el que iba a contar con un mayor número de incondicionales entre el público.

Sorprendían los murcianos a los que no los habían visto nunca y encandilaban a sus más fieles desde los primeros acordes gracias a su imponente sonido americano setentero que mezcla en sus justas dosis Rock y Blues. Y es que los Elephant, a base del protagonismo compartido entre unos punteos de guitarra verdaderamente ganadores, y una voz cantante de lo más chulesca, han sabido, armar un sonido perfectamente afilado, sinuoso, sugerente y atrevido que estamos seguros de que dará mucho de qué hablar. A algunos les podrían recordar a Artic Monkeys o White Stripes, pero eran Purple Elephants.  

Sin duda, a la banda murciana, debido a su juventud se le podría achacar la escasez de su repertorio o la falta de variedad en unos ritmos que se fueron sucediendo unos tras otros sin que el público general acertara a percibir diferencias palpables entre ellos. Pero precisamente por su juventud, por su presencia y sobre todo por su actitud en el escenario es muy posible que sean, de los tres grupos que pudimos ver anoche, los que tengan un mayor margen de crecimiento.

En definitiva, lo cierto es que la actuación de Purple Elephants resultó de lo más interesante y prometedora. Muy regulares de principio a fin, los murcianos mostraron una solvencia y un empaque musicales difíciles de hallar en un conjunto que acaba de sacar su primer EP. Y así, temas como Baby run away, I want to take your home, o Miss Jade fueron deslizándose hasta llegar a un final en el que el público acabó entregándose más allá de las primeras filas llevado por Flames like ruby gems. Desde luego, un final apoteósico que dejó por segunda vez en la velada un gran sabor de boca entre el respetable

Tras el concierto de Purple Elephants, a eso de la 1:45h, entre el público comenzaron a formarse corrillos en los que se apuntaba la posibilidad de que fueran los murcianos los ganadores de la final. Sin embargo, aún faltaba el tercer grupo de la noche, el tercero en discordia en pos del ansiado galardón: los también murcianos LCD-Funk.

Y aunque nadie parecía contar con ellos de primeras, la verdad es que LCD-Funk iba a convertirse en la auténtica revelación de la noche gracias a su trabajado sonido, a sus abundantes matices, a su rica variedad y una instrumentación más completa en la que destacó la presencia del saxofón (“doble”). Por si fuera poco, si a todo esto le sumamos la animación sobre el escenario, que fue una auténtica fiesta, y el desparpajo del cantante, que supo transmitir y comunicar de maravilla con el público, obtendremos los mimbres que anoche permitieron a LCD-Funk hilvanar una propuesta que fue contagiando suave, pero irremisiblemente, a todos cuantos tuvimos ocasión de verlos.

Blues, funky, música disco de los 70, rap o reggae fueron alternándose en unas composiciones como collages, dinámicas y pegadizas, que hicieron las delicias de los asistentes. Así, si Sálvese quien pueda, Si te quedas, Tramontana, Libre o Mi naturaleza pusieron a bailar al respetable, con las versiones de Me cuesta tanto olvidarte y You can leave your hat on la banda constató su fuerte personalidad y su calidad al ser capaces de atraer a su estilo dos canciones tan conocidas y tan reconocidas sin que perdieran un ápice de su brillo.

Tras la conclusión del tercer y último concierto de la noche, a eso de las 2:40h, los pronósticos del público, que parecían decantados una hora atrás, comenzaron a abrirse de nuevo para dar cabida en ellos a LCD-Funk. Así, con la emoción creciendo por momentos, tan sólo cinco minutos más tarde el jurado se apresuró a emitir su veredicto consagrando a LCD-Funk como los ganadores del I Concurso Nacional Pop-Rock Sala Revólver. Sin duda, una gran noticia y un premio del todo merecido, aunque también es cierto que cualquiera de los tres candidatos al triunfo final habría podido ser percibido con justicia como el vencedor.

Al término de la velada, y con las luces del escenario ya apagadas, entre las múltiples ideas que nos dejó el espectáculo no se nos podría olvidar la de hacer una mención especial a la excelente organización bajo la cual éste se desarrolló, ya que el evento en su conjunto resultó ágil, variado, ameno y técnicamente impecable. Por otro lado, además de la felicitación, no sólo a los tres finalistas, sino a todos los participantes, habríamos de sumar la felicitación a los impulsores de este proyecto que ha puesto de manifiesto, una vez más, el gran interés que despierta y la gran repercusión que provoca la música popular en Murcia.

Para acabar, no querríamos poner el punto final a esta crónica sin mandar un fuerte abrazo a Jam Albarracín, santo y seña de la movida murciana de los 80, y hoy crítico de autoridad y prestigio contrastados, que en la noche de ayer tuvo que estar ausente por motivos personales. Desde murciocio.es le deseamos que pueda estar nuevo al pie del cañón cuanto antes porque ha sido, es y seguirá siendo faro y fuente de inspiración para todos aquellos que amamos la música y escribir sobre ella.

 

Galería de fotos

El Pescao puso una gran guinda al concierto benéfico de la UCAM

Vie, 26/06/2015 - 15:28 -- Javier Brooklin...

En estas fechas que estamos -de fin de curso para los estudiantes y preveraniegas en Murcia- la Ciudad, como cada año, dentro de unos días verá desplazar buena parte de su actividad hacia las costas. Por eso, siempre es agradable disfrutar, aún que podemos, de una de las últimas noches festivas de jueves hasta que en septiembre se vuelva a reiniciar el curso.

Así, llegados a estas fechas, y con motivo del fin del curso, la UCAM organizó un concierto muy interesante con algunos de los grupos murcianos más en boga en la centrica Sala REM. Todo a modo de fiesta final de curso, sí, pero también con unos objetivos benéficos, siendo la entrada a cambio de la donación de alimentos destinados a Cáritas para contribuir de esa forma con la loable labor que realiza esta entidad en estos tiempos tan difíciles para muchos. Por otro lado, si a eso le añadimos el anuncio que se hizo el día anterior sobre quien sería el artista invitado sorpresa para el concierto: nada menos que El Pescao, todos podrán comprender que se nos hiciera imposible abstenernos de asistir a un espectáculo con tantos alicientes.

 

Y es que el cartel era de lo más interesante y variado: un buen puñado de los mejores grupos murcianos emergentes escogidos con estilos muy diferentes. Justo cuando llegamos a la Sala REM, ya estaban empezando El Kamión de la basura, los cuales ofrecieron un concierto muy animado gracias a su estilo que mezcla con maestría ritmos latinos con un toque funk, y una rica instrumentación en la que se destacaba el dominio de las percusiones y la trompeta, en lo que fue una aclamada actuación.

Más tarde hicieron acto de presencia sobre las tablas Sin Propiedad, un grupo que puso la rumba a la noche. Bebiendo de esa arraigada tradición rumba-pop que ha evolucionado hasta nombres actuales como Estopa o Melendi demostraron un gran repertorio con temas pegadizos que hicieron moverse al respetable, además de un gran simpatía y sentimiento sobre el escenario, y unas muy buenas voces.

   

Posteriormente fue el turno para el rock de la mano de The Meatpies y The Purple Elephants, dos grupos de los que ya hemos dado testimonio en anteriores artículos y que, a pesar de que por el formato del concierto, les acabó quedando un tiempo muy reducido para sus actuaciones., no sejaron de mostrar su talento y demostrar que siguen ambos en su línea ascendente. Es decir, unos Meatpies con su gran poderío musical, dejando siempre con ganas de más. Y, por su parte, unos “Elefantes”, con cambio de look rubio platino de Jorge incluido, que acreditaron, una vez más su actitud, su gran actitud y su buen estado de forma de cara a la final del Creamurcia que disputarán este mismo fin de semana. 

Así, se llegó al momento fuerte de la noche con la salida de David Otero, más conocido como El Pescao, a lo alto del escenario. El ex-Canto del loco, con la banda en formato trío, guitarra, bajo y batería, dio un gran recital en el que no faltaron temas de su último disco como Al otro lado del mar o Azul y blanco; anteriores éxitos como la estupenda versión que realizó de Castillo de arena; o clásicos como Volverá, de la época de El canto del loco. Sin duda, supo combinar hábilmente la alternancia de baladas con la guitarra acústica y la “caña” de la eléctrica con otros temas para hacer saltar a un público entregado, para finalizar por todo lo alto con Buscando el sol y poner así el colofón a lo que fue una gran noche de despedida al curso universitario y de bienvenida al verano.  

Galería de fotos

 

La música marca el paso en Murcia gracias al Big Up!

Dom, 04/10/2015 - 17:57 -- Miguel Casas

Escenarios improvisados a pie de calle, cientos de personas caminando de aquí para allá, y transeúntes sorprendidos por el ambiente. Sonrisas, comentarios, silencio, voces y coros. Despistados, curiosos, rezagados, entendidos, aficionados, amigos, desconocidos y músicos, sobre todo músicos. Músicos tocando en acústicos desnudos. Músicos sin trampa ni cartón. Músicos al pie del cañón dispuestos a tomar la ciudad para que la música marque, por unas horas, el paso de Murcia.

Todo eso, y mucho más, es el Festival Big Up! la iniciativa de Claudia Orellana y Tonny Serrano que por tercer año consecutivo sacó a las calles de Murcia a seis de las más interesantes bandas emergentes del panorama regional en la tarde-noche de ayer. Sin duda, una ocasión propicia para dejarse llevar por la contracorriente y disfrutar recorriendo la ciudad a golpe de canciones interpretadas cuerpo a cuerpo en cada calle y en cada plaza.

Así, con el grato recuerdo que en la edición pasada nos dejaron bandas como Clara Plath y Bosco, para esta acudimos puntuales a las 18:00h a la Plaza de San Juan de Dios, donde abría el Festival en su Ruta Estrella New Jungle, los flamantes ganadores del último CreaMurcia 2015, quienes, aún con su segundo EP –Feedback- muy reciente, se presentaron ante un notable público, a pesar de la hora, con importantes cambios en su instrumentación habitual. Y es que los violines, las guitarras acústicas, el xilófono y el contrabajo con los que New Jungle defendieron sus canciones fueron todo un acierto para ofrecer un sonido cálido, íntimo y cercano con el que lograron adaptarse a la perfección a las condiciones de la escena y brindar un concierto de lo más estimable.

La segunda parada en el camino nos llevó hasta la placita que se halla entre Las Caballerizas y Los Molinos del Río Segura, un precioso rincón de piedra donde The Purple Elephants, en formato dúo con Tommy Roch a los teclados y Jorge Bayle a la guitarra acústica, aprovecharon para presentar algunas de las que serán las canciones de su primer LP, un trabajo que se diferenciará de su EP debut –Flames like ruby Gems- sobre todo por el paso del inglés al español en los textos. Sin duda, un paso en la dirección apropiada si lo que desean es lograr un mayor grado de entendimiento implicación y complicidad con el público. Además, si al hecho de que brindaran por primera vez un repertorio en español le sumamos la actitud atenta, próxima y participativa que derrocharon ambos músicos, lo que nos quedó fue la sensación de haber presenciado el prometedor punto de inflexión de una de las bandas más activas del pasado curso.

Para alcanzar el ecuador de la tarde, y con el sol poniente escondiéndose tras la Pasarela de Manterola, nos apostamos frente al antiguo Mercado de la Paja, donde The MeatPies, ya estaban preparados para nosotros rodeados de balas de paja, aperos de labranza y una antigua radio que, como en el vídeo Rock and roll radio, de Los Ramones, sirvió para introducir cada una de las canciones de la banda. En resumen, una puesta en escena digna de todo elogio que dotó a The MeatPies de la ambientación más lograda del Festival y que preparó a la concurrencia, que abarrotaba el espacio, para presenciar uno de los conciertos más esperados. De hecho, un concierto que cumplió con las expectativas gracias a la calidad de temas como Hear me roar, Ready for you, Dance and swing, o What you lose, que, a pesar de haber sido lanzados hace pocos días en formato EP, ya suenan como auténticos clásicos gracias a la gran cantidad de conciertos en los que durante los últimos meses The MeatPies los han estado dando a conocer.

En la cuarta parada de la Ruta Estrella, a los pies de la Muralla de Verónicas, esperaba al público que iba bajando por las pasarelas del recinto Ayoho, la banda ganadora de la última edición del concurso Vodafone Yu Music Talent, cuyo galardón le ha permitido grabar su primer disco -Deference &Wonder- y girar por España teloneando a grandes grupos. Sin embargo, a pesar de las excelentes credenciales, debemos decir que el de Ayoho fue, quizá por el lugar excesivamente encajonado, quizá por la ausencia de micrófonos y altavoces que amplificaran el sonido, un concierto realmente discreto. Además, si a esta deficiencia le sumamos la ausencia de temas que destacaran, ni siquiera el que les dio el mencionado premio, Ayoho en conjunto no sonó a más que pop norteamericano de principios de este siglo: sofisticado sí, correcto también, pero altamente impersonal.

En la Plaza de las Flores, a eso de las 20;40h, y tras un leve malentendido de la organización a cuentas del lugar exacto del concierto, llegó la actuación de Alex Tired, un jovencísimo chico de figura frágil, aspecto desaliñado y cabello enmarañado que nos recordó en su estética a los primeros 80, unos años que, por mucho tiempo que pase, siempre significarán radical modernidad. Pues bien, estética aparte, lo cierto es que Tired derrochó sobre todo descaro y actitud, aunque flaqueó ostensiblemente por culpa de unas canciones que, a mitad de camino entre el rock y el folk, no terminaron de desarrollarse con claridad.

Ya para poner el punto final a la Ruta Estrella de este Big Up! 2015, The Stuffs, con Carlota Rosique a la cabeza, esperaban prestos en la Plaza José Esteve Mora. Y lo cierto es que, si los dos conciertos anteriores nos habían dejado un sabor agridulce, el de The Stuffs acabaría resultando clave para despedir el Festival de manera más que notable. Así, llevados por trabajadas melodías que mezclaban hábilmente pop, rock y folk, The Stuffs armaron un concierto más que digno en el que sobresalieron algunos de los temas de su primer EP –A fate with no name-, como la canción del mismo nombre o Velvet on icy wind, en la que destacaron los coros y el alto sentido de la armonía que la formación atesora. Al final, debido a la insistencia del público, y también gracias a que eran los últimos en actuar, The Stuffs obsequió a los presentes con Never look away para despedir entre aplausos esta tercera edición del Big Up! Calles.

Muerdo, Claim, The purple elephants y Mez-K resucitan al tercer día el Vive Gracia! Music Fest

Mar, 18/10/2016 - 14:19 -- Miguel Casas

Este domingo, saludando alegre al sol del mediodía tras las lluvias que obligaron a suspenderlo el jueves por la noche, se presentó en el Auditorio Parque Fofó de Murcia el Vive Gracia! Music Fest; cita solidaria que, a beneficio de la Protectora de Animales Pintor Párraga, traería en concierto a Muerdo, Claim, The purple elephants y Mez-K para animar las fiestas del popular barrio de Santa María de Gracia.

Así, conscientes del esfuerzo que había realizado la organización del Festival para aplazar la fecha del evento y sabedores de la buena disposición que habían mostrado todas las bandas para adaptarse a las circunstancias, comprendimos que el domingo por la mañana nuestro lugar no podía estar en otro sitio que no fuera el Parque de Fofó tomando buena nota de cuanto brindaran sobre el escenario cuatro bandas que son, cada una en su género, de lo mejor que tenemos en la Región.

De este modo, a eso de las 14:00h, el encargado de abrir el Vive Gracia! Music Fest sería Muerdo. El cantautor murciano, uno de los que más repercusión han alcanzado durante los últimos años fuera de nuestras fronteras gracias a la atractiva fusión de estilos musicales que practica y al alto grado de depuración que ha logrado en el empleo de una lengua que se próxima a la expresión poética, daría un breve recital en el que, acompañado solo por un piano, haría sonar temas como Claridad o No me quieras mal pertenecientes a su último disco, “Viento Sur”, junto con otros como Me lo prometo o Prefiero amar, canción esta última de Luis Eduardo Aute que sirvió para recordar al maestro que hoy, felizmente, se recupera del infarto que sufrió en agosto.

A continuación, y cambiando totalmente de registro, aparecerían en escena Claim; banda que, a pesar de ser una de las últimas que se han presentado en sociedad con la edición de su álbum debut, “Barbados” a principios de año, no hicieron sino confirmar sobre un escenario de grandes dimensiones las buenas impresiones que nos causaron al escucharlos a pie de calle en la presente edición del Big Up! y en la Sala REM con motivo del Lemon Pop 2016. Y es que Claim, desplegando canciones tan directas, ágiles y redondas como Sábado, El baile y la cena o Sería un detalle, demostrarían, en el plano teórico, haber asimilado a la perfección las claves sonoras del pop de factura indie más actual y, en la práctica, ser un grupo dotado de capacidad para ofrecerse con solvencia en toda clase de citas musicales.

Más adelante, tras una breve parada en el desarrollo del festival para recuperar fuerzas, la música se reanudaría a las 15:45h con la actuación de The purple elephants, joven banda de rock que, capitaneada por Jorge Bayle ofrecería un poderoso concierto marcado por la contundencia de la guitarra eléctrica de Adrián Carlos y en el que la voz de Bayle pudo transmitir y percibirse más clara y nítidamente gracias al cambio de lengua que la banda ha introducido en las letras de sus canciones en su segundo trabajo discográfico, "Danza funeral". De este modo, sobreponiéndose al reciente abandono del teclista Tommy Roch por motivos laborales, los vigentes ganadores del CreaMurcia Pop-Rock acabarían volcándose para brindar una intensísima descarga de rock puro en la que destacaron canciones como La trampa, Enemigo o El halcón con las que dejaron claro que desean avanzar con paso firme pese a los vaivenes propios de la edad y la música.

Ya para finalizar, la responsabilidad de ponerle el broche de oro al Vive Gracia! Music Fest recayó sobre Mez-K, banda de ska, rock, rap y hip-hop que, con cinco músicos y dos cantantes, llenaría el amplio escenario del Auditorio para presentar su último disco, "Esto no es serio", desplegando una sucesión de temas llenos de ritmo y garra en los que destacaría el alto compromiso de unas letras donde la preocupación social sería protagonista. Así, mostrando una personalidad digna de toda mención por abrazar y mezclar géneros musicales que han sido tradicionalmente estigmatizados y marginados por los grandes canales de difusión, los Mez-K enseñarían los dientes para, sin dejar de sonreír y bailar, cantar alto y claro las verdades más punzantes e hirientes y denunciar las injusticias más vergonzosas e indignantes que todos, absolutamente todos, hemos padecido alguna vez. 

Suscribirse a The purple elephants