Octava polar

Octava Polar, The purple elephants y LCD Funk brillan en la final del I Concurso Pop-Rock Sala Revólver

Dom, 01/03/2015 - 23:23 -- Javier Brooklin...

Buscando la mayor capacidad y las mejores condiciones acústicas, la final del I Concurso Nacional Pop-Rock Sala Revólver llegaba anoche a la Sala REM con grandes expectativas. El ambiente, que ya era de gala minutos antes de que comenzaran las actuaciones, estaba plenamente justificado por la calidad, no sólo del cartel, sino también de esta iniciativa musical que ha captado el interés de la Ciudad y ha permitido dar a conocer a lo largo de los últimos 5 meses a 12 bandas emergentes de entre las más de 100 inscritas.

Así, tras el arduo camino recorrido y tras las difíciles eliminatorias superadas, conseguían acceder a la finalísima de este nuevo certamen los valencianos Octava Polar y los murcianos The purple elephants y LCD Funk. Sin suda, un trío de buenos grupos dispuestos a demostrar tanto al jurado de talla nacional como al público que llenaba la Sala la calidad de sus trabajos y la capacidad de sus puestas en escena.

Al filo de la medianoche Octava Polar abrieron el fuego de la esperada final incendiando el escenario con Sube el volumen, un rock movido y pegadizo que, ejecutado con la energía precisa, no tardó en encender al respetable. A continuación, los valencianos viraron de rumbo en busca de unos territorios sonoros más moderados, los propios del Pop-Rock, y poblados de letras frescas, en los que acreditaron sentirse a sus anchas.

Intento descifrar, Perdí el control, y Déjalo pasar fueron temas que se sucedieron permitiendo a la banda alcanzar su velocidad de crucero hasta llegar al sexto del repertorio, Fórmula secreta, una composición que se destacaría sobre el resto por su gran vocación de sencillo. Ciertamente, una pieza de lo más agradable cuyo estribillo puso a cantar al público logrando así uno de los mejores momentos del concierto.

Pasado ya el ecuador, Octava Polar encaró la recta final de su recital apretando el acelerador a base de sumar distintos registros y ritmos más variados a su propuesta. Con Nadie te mira en la disco, Azul eléctrico, Cuando sientas temor y Luna llena los valencianos daban rienda suelta a las melodías más bailables y a los alardes vocales de su cantante para llevar al público a la máxima intensidad justo antes de terminar, a eso de las 00:45h.

Con las buenas sensaciones que habían dejado los valencianos de Octava Polar flotando en el ambiente, los técnicos comenzaron a trabajar de inmediato sobre el escenario de la Sala REM para tener lista la siguiente actuación lo antes posible. Y así, apenas 15 minutos más tarde, a eso de la 1.00h pudieron hacer acto de presencia The purple elephants, el grupo más joven de la noche y el que iba a contar con un mayor número de incondicionales entre el público.

Sorprendían los murcianos a los que no los habían visto nunca y encandilaban a sus más fieles desde los primeros acordes gracias a su imponente sonido americano setentero que mezcla en sus justas dosis Rock y Blues. Y es que los Elephant, a base del protagonismo compartido entre unos punteos de guitarra verdaderamente ganadores, y una voz cantante de lo más chulesca, han sabido, armar un sonido perfectamente afilado, sinuoso, sugerente y atrevido que estamos seguros de que dará mucho de qué hablar. A algunos les podrían recordar a Artic Monkeys o White Stripes, pero eran Purple Elephants.  

Sin duda, a la banda murciana, debido a su juventud se le podría achacar la escasez de su repertorio o la falta de variedad en unos ritmos que se fueron sucediendo unos tras otros sin que el público general acertara a percibir diferencias palpables entre ellos. Pero precisamente por su juventud, por su presencia y sobre todo por su actitud en el escenario es muy posible que sean, de los tres grupos que pudimos ver anoche, los que tengan un mayor margen de crecimiento.

En definitiva, lo cierto es que la actuación de Purple Elephants resultó de lo más interesante y prometedora. Muy regulares de principio a fin, los murcianos mostraron una solvencia y un empaque musicales difíciles de hallar en un conjunto que acaba de sacar su primer EP. Y así, temas como Baby run away, I want to take your home, o Miss Jade fueron deslizándose hasta llegar a un final en el que el público acabó entregándose más allá de las primeras filas llevado por Flames like ruby gems. Desde luego, un final apoteósico que dejó por segunda vez en la velada un gran sabor de boca entre el respetable

Tras el concierto de Purple Elephants, a eso de la 1:45h, entre el público comenzaron a formarse corrillos en los que se apuntaba la posibilidad de que fueran los murcianos los ganadores de la final. Sin embargo, aún faltaba el tercer grupo de la noche, el tercero en discordia en pos del ansiado galardón: los también murcianos LCD-Funk.

Y aunque nadie parecía contar con ellos de primeras, la verdad es que LCD-Funk iba a convertirse en la auténtica revelación de la noche gracias a su trabajado sonido, a sus abundantes matices, a su rica variedad y una instrumentación más completa en la que destacó la presencia del saxofón (“doble”). Por si fuera poco, si a todo esto le sumamos la animación sobre el escenario, que fue una auténtica fiesta, y el desparpajo del cantante, que supo transmitir y comunicar de maravilla con el público, obtendremos los mimbres que anoche permitieron a LCD-Funk hilvanar una propuesta que fue contagiando suave, pero irremisiblemente, a todos cuantos tuvimos ocasión de verlos.

Blues, funky, música disco de los 70, rap o reggae fueron alternándose en unas composiciones como collages, dinámicas y pegadizas, que hicieron las delicias de los asistentes. Así, si Sálvese quien pueda, Si te quedas, Tramontana, Libre o Mi naturaleza pusieron a bailar al respetable, con las versiones de Me cuesta tanto olvidarte y You can leave your hat on la banda constató su fuerte personalidad y su calidad al ser capaces de atraer a su estilo dos canciones tan conocidas y tan reconocidas sin que perdieran un ápice de su brillo.

Tras la conclusión del tercer y último concierto de la noche, a eso de las 2:40h, los pronósticos del público, que parecían decantados una hora atrás, comenzaron a abrirse de nuevo para dar cabida en ellos a LCD-Funk. Así, con la emoción creciendo por momentos, tan sólo cinco minutos más tarde el jurado se apresuró a emitir su veredicto consagrando a LCD-Funk como los ganadores del I Concurso Nacional Pop-Rock Sala Revólver. Sin duda, una gran noticia y un premio del todo merecido, aunque también es cierto que cualquiera de los tres candidatos al triunfo final habría podido ser percibido con justicia como el vencedor.

Al término de la velada, y con las luces del escenario ya apagadas, entre las múltiples ideas que nos dejó el espectáculo no se nos podría olvidar la de hacer una mención especial a la excelente organización bajo la cual éste se desarrolló, ya que el evento en su conjunto resultó ágil, variado, ameno y técnicamente impecable. Por otro lado, además de la felicitación, no sólo a los tres finalistas, sino a todos los participantes, habríamos de sumar la felicitación a los impulsores de este proyecto que ha puesto de manifiesto, una vez más, el gran interés que despierta y la gran repercusión que provoca la música popular en Murcia.

Para acabar, no querríamos poner el punto final a esta crónica sin mandar un fuerte abrazo a Jam Albarracín, santo y seña de la movida murciana de los 80, y hoy crítico de autoridad y prestigio contrastados, que en la noche de ayer tuvo que estar ausente por motivos personales. Desde murciocio.es le deseamos que pueda estar nuevo al pie del cañón cuanto antes porque ha sido, es y seguirá siendo faro y fuente de inspiración para todos aquellos que amamos la música y escribir sobre ella.

 

Galería de fotos

Suscribirse a Octava polar