Muerdo

Funambulista, Muerdo y Clot le ponen la guinda a las Fiestas de Molina

Lun, 19/09/2016 - 07:08 -- Miguel Casas

Este sábado, afilándonos los dientes a la luz de la luna llena, decidimos acudir como hombres lobo al calor de la Feria de Molina para tratar de calmar nuestra insaciable hambre de música con el concierto en el que estaban anunciadas las actuaciones de tres presas que nos habían sido esquivas hasta la fecha: Funambulista, Muerdo y Clot.

Así, ocultos entre la espesura del público que llenaba la céntrica Plaza de España a eso de las 22:30h, nos dispusimos a aguardar, ávidos por descubrir, el comienzo de una velada cuyo inicio correría a cargo de Clot; joven banda murciana fundada a finales de 2014 que ha encontrado en la fusión y la reinterpretación de géneros clásicos la base para construir una atractiva y novedosa propuesta musical que ya ha conseguido el reconocimiento de salas, certámenes y numeroso público.

De este modo, relamiéndonos por el olor a sangre coagulada que manaba del escenario, observamos cómo los miembros de Clot, contagiados por el entusiasmo de su líder, Galadriel Hernández, se aferraban a sus instrumentos, entre los que se hallaban un piano y un saxofón, para presentar las canciones de su primer LP, Mil ojos. En rigor, un primer LP en el que las sonoridades del rock, el jazz y el swing se entremezclan para ofrecer elaborados temas que suenan incisivos, elegantes y bailables.

En consecuencia, sin parar de bailar, el respetable congregado en la popular plaza del Ayuntamiento de Molina tendría ocasión de dejarse envolver no solo por el despliegue instrumental del que hizo gala Clot, sino también por las interpretaciones cuajadas de guiños, gestos y ademanes de un Galadriel cuya presencia se fue agrandando conforme avanzó este breve concierto que tuvo en El forastero, Doctor Hibbert, Encuentro solar, Muérdago, o Doble cara, algunos de sus temas más destacados.

Más adelante, a las 23:20h, llegaría el turno del molinense Pascual Cantero -más conocido como Muerdo-, artista camaleónico, alma inquieta y buscador incansable de sonidos que, tras la edición en el presente 2016 de su tercer trabajo de estudio, Viento sur, no ha hecho sino afianzar una sólida carrera musical que, si bien se forjó en su Molina natal, ha terminado desarrollándose entre lugares tan distantes y, sin embargo, tan íntimamente conectados como Madrid, La Habana y México.

De esta manera, arrancando su recital con Claridad y Canto pal que está despierto, Muerdo brindaría un espectáculo musical cuidado con mimo en el que se fueron sucediendo temas de su último álbum, como No me quieras mal, Paisaje submarino, Luz natural, La canción de la carretera o Lejos de la ciudad, en los que la nota predominante sería la fusión; una fusión de ritmos y matices propios de estilos entre los que pudimos advertir el rap, el reggae, el ska, el son cubano o el bolero.

Así, alcanzando el concierto de Muerdo altas cotas de emotividad -sobre todo cuando éste recordó lugares y personas de su infancia en Molina de Segura-, la velada transcurriría caliente y avivada por ese viento del sur que parece henchir de alegría las velas de este cantante que escribe letras luminosas en las que la esperanza, el compromiso social y la defensa de la naturaleza son motivos principales.

A continuación, ya superadas las 00:30h, sería Diego Cantero –primo de Pascual y más conocido como Funambulista- el que se encargaría de ponerle el broche a una velada que estaba respondiendo a las expectativas creadas. De este modo, Cantero, compositor que en el año 2009 decidió guardar su traje de “cantautor desdichado” para jugársela en el alambre vestido de Funambulista, ofrecería un inicio de concierto arrollador en el que fueron coreadas Bendita mi suerte, Portería y Volver a empezar.

Poco más tarde, haciendo sonar ese pop-rock melódico y pegadizo en forma de baladas y medios tiempos que hablaban de amor o, más bien, de desamor, Funambulista iría recorriendo la cuerda floja sin redes ni miedos -pero con el inestimable apoyo de una banda verdaderamente magnífica- para dejar caer, junto a clásicos como Mírame, Solo luz o Ya verás, canciones de su último LP, Quédate, como Tiemblo, Y yo o Tuvimos suerte, que hicieron las delicias del público que abarrotaba la plaza.

Y al final, conforme los últimos ecos del concierto de Funambulista se apagaron ahogados en aplausos cerca de las 2:00h, nosotros no pudimos sino reconocer, junto con la calidad del espectáculo ofrecido por las bandas, lo importante que es poder contar con un Ayuntamiento que se implique en la promoción de la música hecha por sus vecinos y, sobre todo, con un público que, como el de Molina, acuda a los conciertos para celebrar, divertirse y cantar con sus músicos.

Galería de fotos

Muerdo, Claim, The purple elephants y Mez-K resucitan al tercer día el Vive Gracia! Music Fest

Mar, 18/10/2016 - 14:19 -- Miguel Casas

Este domingo, saludando alegre al sol del mediodía tras las lluvias que obligaron a suspenderlo el jueves por la noche, se presentó en el Auditorio Parque Fofó de Murcia el Vive Gracia! Music Fest; cita solidaria que, a beneficio de la Protectora de Animales Pintor Párraga, traería en concierto a Muerdo, Claim, The purple elephants y Mez-K para animar las fiestas del popular barrio de Santa María de Gracia.

Así, conscientes del esfuerzo que había realizado la organización del Festival para aplazar la fecha del evento y sabedores de la buena disposición que habían mostrado todas las bandas para adaptarse a las circunstancias, comprendimos que el domingo por la mañana nuestro lugar no podía estar en otro sitio que no fuera el Parque de Fofó tomando buena nota de cuanto brindaran sobre el escenario cuatro bandas que son, cada una en su género, de lo mejor que tenemos en la Región.

De este modo, a eso de las 14:00h, el encargado de abrir el Vive Gracia! Music Fest sería Muerdo. El cantautor murciano, uno de los que más repercusión han alcanzado durante los últimos años fuera de nuestras fronteras gracias a la atractiva fusión de estilos musicales que practica y al alto grado de depuración que ha logrado en el empleo de una lengua que se próxima a la expresión poética, daría un breve recital en el que, acompañado solo por un piano, haría sonar temas como Claridad o No me quieras mal pertenecientes a su último disco, “Viento Sur”, junto con otros como Me lo prometo o Prefiero amar, canción esta última de Luis Eduardo Aute que sirvió para recordar al maestro que hoy, felizmente, se recupera del infarto que sufrió en agosto.

A continuación, y cambiando totalmente de registro, aparecerían en escena Claim; banda que, a pesar de ser una de las últimas que se han presentado en sociedad con la edición de su álbum debut, “Barbados” a principios de año, no hicieron sino confirmar sobre un escenario de grandes dimensiones las buenas impresiones que nos causaron al escucharlos a pie de calle en la presente edición del Big Up! y en la Sala REM con motivo del Lemon Pop 2016. Y es que Claim, desplegando canciones tan directas, ágiles y redondas como Sábado, El baile y la cena o Sería un detalle, demostrarían, en el plano teórico, haber asimilado a la perfección las claves sonoras del pop de factura indie más actual y, en la práctica, ser un grupo dotado de capacidad para ofrecerse con solvencia en toda clase de citas musicales.

Más adelante, tras una breve parada en el desarrollo del festival para recuperar fuerzas, la música se reanudaría a las 15:45h con la actuación de The purple elephants, joven banda de rock que, capitaneada por Jorge Bayle ofrecería un poderoso concierto marcado por la contundencia de la guitarra eléctrica de Adrián Carlos y en el que la voz de Bayle pudo transmitir y percibirse más clara y nítidamente gracias al cambio de lengua que la banda ha introducido en las letras de sus canciones en su segundo trabajo discográfico, "Danza funeral". De este modo, sobreponiéndose al reciente abandono del teclista Tommy Roch por motivos laborales, los vigentes ganadores del CreaMurcia Pop-Rock acabarían volcándose para brindar una intensísima descarga de rock puro en la que destacaron canciones como La trampa, Enemigo o El halcón con las que dejaron claro que desean avanzar con paso firme pese a los vaivenes propios de la edad y la música.

Ya para finalizar, la responsabilidad de ponerle el broche de oro al Vive Gracia! Music Fest recayó sobre Mez-K, banda de ska, rock, rap y hip-hop que, con cinco músicos y dos cantantes, llenaría el amplio escenario del Auditorio para presentar su último disco, "Esto no es serio", desplegando una sucesión de temas llenos de ritmo y garra en los que destacaría el alto compromiso de unas letras donde la preocupación social sería protagonista. Así, mostrando una personalidad digna de toda mención por abrazar y mezclar géneros musicales que han sido tradicionalmente estigmatizados y marginados por los grandes canales de difusión, los Mez-K enseñarían los dientes para, sin dejar de sonreír y bailar, cantar alto y claro las verdades más punzantes e hirientes y denunciar las injusticias más vergonzosas e indignantes que todos, absolutamente todos, hemos padecido alguna vez. 

Entrevista a Muerdo: "El directo es una comunión con el público. Si no existe esa comunión, nada tiene sentido"

Crear: 05/10/2018 - 23:32

Fotografía: Pérez Fajardo

Me he preguntado muchas veces, ¿cómo sabe uno que se ha hecho profesional? ¿En qué momento hay ese cambio y de qué forma se nota? Porque el esfuerzo y la valentía por estar dedicado a la música, se debe ver reflejado alguna vez, de alguna manera. Y como no me sé responder a esas dudas, cojo la agenda de eventos de la ciudad de Murcia, veo que Muerdo presenta su disco aquí y aprovecho para llamarlo y que me cuente. Y, ya de paso, resuelva mis incertidumbres. 

Lo primero es darte la enhorabuena por tu nuevo disco ("La mano en el fuego", Warner Music, 2018). Porque creo que es tu mejor trabajo. 

Gracias. Yo también creo que es mi mejor trabajo. Lo creo cada vez que acabo un trabajo nuevo. Si no fuera así, sería un mal asunto. Desde luego es el trabajo donde he volcado mis últimas experiencias de vida y aprendizajes musicales.  

Cuanto más se escucha más se nota el esfuerzo que ha llevado, ¿ha costado componer este disco? 

Ha costado porque mi anterior trabajo, “Viento Sur”, era también un disco bastante redondo y que además funcionó muy bien. Eso siempre supone una presión añadida a la hora de encarar una siguiente etapa.  

Álbum con Warner, giras internacionales, pero grabas en casa. ¿No hay nada como el hogar? 

Este disco lo grabé en Madrid que es donde vivo, pero a estas alturas uno ya no sabe cuál es su casa. Murcia, Madrid, Barcelona, CDMX.... los últimos años vivo entre muchos lugares y todos son mi casa.  

Dentro de las once canciones que lo forman hay dos colaboraciones que, si me permites, son un lujo: La Mari y Carlos Tarque. 

Son de lujo, desde luego. Y además hay algo muy claro en ellas, y es que son dos VOCES con mayúsculas. Es decir, más allá de conceptos y estilos, son dos voces hermosas y reconocibles, y a ambos los elegí por eso, por sus voces.  

Te he visto tocar en Ítaca cuando empezabas y en salas grandes de Murcia, ya consagrado. Siempre has transmitido al público, ¿se nota desde el escenario cómo le llega a la gente lo que cantas? 

El directo es una comunión con el público. Si no existe esa comunión, nada tiene sentido. Es algo casi espiritual, energético. Un par de horas donde todos estamos viviendo la misma película. Si no es así, no sirve.  

De tu voz me han dicho que te parecías a varios cantantes, pero que se notaba que eras tú. Eso de tener tu propia identidad debe de ser magnífico. 

Está bien que no te confundan con otro. Creo que la personalidad es algo que se va adquiriendo cuando consigues depurar tus influencias una vez que te has nutrido de ellas, y sobre todo cuando consigues hacer aflorar tu esencia. No es fácil, pero te lo da el camino y la experiencia.  

Y de tu banda, sólo puedo decir que parece que habéis tocado juntos siempre. Perfecta coordinación. ¿Cómo diste con ellos? 

La banda se ha ido configurando poco a poco y a veces se producen cambios en ella, pero todos procedemos de la escena madrileña. Todos vivimos y nos movemos en el Madrid nocturno y multicultural. Es la raíz de este proyecto.

Ahora, hablemos de esas dudas que tengo. ¿Cuándo pasa Pascual a ser Muerdo? Es decir, ¿cuándo dejas de ser cantautor amateur para convertirte en profesional? 

De manera gradual y conforme aumentan tus seguidores, tu equipo de trabajo, tus responsabilidades, tus expectativas... Un día te das cuenta de que la cosa es más seria de lo que creías, y toca ponerse serio (solo un poco) también.  

Desde tu perspectiva, ¿qué le puedes decir a un músico que empieza? 

Que mantenga la ilusión, porque la vida es un baile de ilusiones, y el que no baila está muerto.  

Ahora estás en Murcia, pero la gira En el fuego tour 2018 ¿dónde te va a llevar? 

Estaremos en festivales y eventos de todo el país, y también Argentina, Chile, México y Colombia en 2018  

 

 

Tags: 

Alivia sentimientos y todo lo cura

Crear: 09/18/2018 - 01:10

El pasado domingo 16 me desperté temprano, puse la televisión y el hombre del tiempo amenazó mi calma anunciando lluvias y viento para todo el día. A mí, que había marcado en rojo en el calendario ese día, no me importaba lo más mínimo si caían rayos o centellas. Pero aún así, la idea de que el agua cayera del cielo, hiciera acto de presencia y arruinara mi domingo se movía por mi mente con una obsesión casi enfermiza. Miradas constantes a la ventana, nubes que iban y venían sin determinar orden, aires de lluvia que no traían ni una sola gota. Menuda mañana de nervios e intriga. A la hora señalada puse rumbo a la Sala Rem.

El molinense Muerdo y los argentinos Onda Vaga me esperaban. Bueno, a mí y a los centenares de personas que llenaban la sala. Pascual Cantero mostró sus buenas dotes de anfitrión. En un formato trío, tan sólo acompañando la voz con una guitarra y una trompeta, logró hacer un show muy solvente. Repleto de una personalidad sobre el escenario, ganada a base de tocar y tocar. El modo con el que Pascual ofrece su música es hipnótico y envolvente.

Fueron cayendo temas de su nuevo disco "En el fuego "(Warner Music, 2018) y alguna canción de etapas anteriores. Mientras que el público las cantaba en una suerte de comunión y respeto mutuo. Muerdo sabían que estaban allí para abrir boca de cara a Onda Vaga: "Vamos a dejarle el escenario bien caliente a los amigos que van a salir ahora", dijo Pascual en más de una ocasión. No defraudaron en su papel de teloneros.

De dónde vengo, Lejos de la ciudad, Invisible, resonaron en las paredes de la Sala Rem. Los presentes tuvimos la suerte de disfrutar del paso de En el fuego Tour 2018 por la ciudad de Murcia. Tras casi 45 minutos de show se despidieron para dar paso a Onda Vaga.

El grupo, que aquí se presentó con una formación de siete miembros, está inmerso en la gira europea de presentación de "Nuestras canciones" (Warner Music, 2018). Un álbum de versiones que divierte y gusta a partes iguales. Abrieron el concierto con Te quiero. El baile ya estaba asegurado desde la primera fila hasta la última. Mia menina, Hanana, La pipa, La maga y el público que cantaba a la vez que los cinco vocalistas que tiene el grupo. Un coro unánime, una sola voz haciendo del momento un momento único.

Consabidos cambios de instrumentos entre sus integrantes, pocos comentarios entre tema y tema, ritmo frenético al ejecutarlos. Buen show. Con Cartagena y A la mierda cerraron la primera parte del concierto. Para los bises se guardaron Así, Quédate y una versión brillante y personal de Mambo, de Andrés Calamaro.

Ahora sí, terminaron de cantar, salieron del escenario y por los altavoces de la sala ya sonaba otra música. Acabó el concierto y, mientras me trasladaba de la primera fila a la puerta de salida, oía los comentarios de la gente y veía sus caras. Provocar felicidad y paz en un concierto está al alcance de muy pocos, sin embargo Onda Vaga lo consiguieron. Son un grupo diferente que bebe del folclore de su tierra, que toca el indie más actual y que usa unos coros más cerca del canto coral que de la música pop. Una banda distinta que gusta ser vista en las distancias cortas.

Salgo del local satisfecho por lo vivido. Cojo la mano que me acompaña, miro al cielo en busca de lluvia y sólo encuentro estrellas marcando el camino a casa. Les hacemos caso y caminamos bajo ellas, no se debe ignorar el deseo del universo que nos observa desde lo alto.

Por el camino, en mi cabeza recuerdo ese mambo que "alivia los sentimientos, abre la puerta a la locura, que todo lo cura".

Suscribirse a Muerdo