Increibles Ful

Varry Brava llevó a la gente “Arriva” en el Garaje Beat

Sáb, 20/12/2014 - 14:06 -- Juanma Flores

Ayer, viernes por la noche, los Varry Brava daban su último concierto del año en la murciana sala Garaje Beat Club. Sin duda, este 2014 que ya se acaba ha sido para la banda un año magnífico, ya que les ha supuesto, por un lado, una consolidación aún más firme dentro del panorama musical español gracias al lanzamiento de su nuevo disco, Arriva, y, por otro lado, la constatación de que en directo hay pocos grupos tan divertidos, frescos y capaces de generar un clima en el que el público se sienta irremediablemente incitado a bailar. 

Mientras se esperaba para que comenzaran, se encargaron de abrir el telón la banda Increíbles Ful, un grupo emergente con un sonido muy solvente y elaborado que supuso una grata sorpresa para aquellos que los veíamos por primera vez. Sin duda, tendremos que tener en cuenta en el futuro a estos chicos porque mostraron unas interesantes maneras y una más que notable presencia en el escenario.

A eso de las 00.30h Varry Brava dieron comienzo a su espectáculo y lo hicieron tocando La Playa y Reina (temas del último disco). Un inicio absolutamente pletórico y por todo lo alto que puso a la gente a bailar desde el minuto uno. Y es que, ya desde el principio, la Sala Garaje estuvo completamente llena de un público entregado en cada canción.

Sin embargo, a pesar del inicio arrollador, lo cierto es que el ritmo ni mucho menos decayó y continuó siendo frenético mientras se sucedían, alternándose, temas extraídos de Arriva y Demasié. El ambiente fue creciendo en intensidad hasta mediado el concierto, momento de auténtico clímax, que fue elegido por la banda para tocar la ya mítica No gires, canción que, como no podía ser de otra forma, puso a toda la sala a cantar y a saltar.

Prosiguió el concierto y aún vendrían más sorpresas. Entre los temas que siguieron se pudieron ver colaboraciones sobre el escenario, como la de Lovelife en el tema Fiesta, y la de los chicos de Second que, después de haber grabado con Varry Brava el videoclip del tema Navidad del disco Arriva, aceptaron la invitación para tocarla con sus autores en vivo. Sin duda, un momento impagable éste en el que pudimos ver juntos en el escenario a Sean Frutos y Fran Guirao cantando con los Varry y reflejando el extraordinario momento que vive la música murciana.

Finalmente fueron arribando las últimas canciones de un recital que se pasó volando, pero que duró casi hora y media. Así, para terminar Varry Brava se despidió con Salta y Oh, oui oui poniendo el broche final a un gran concierto y a una gran noche. Desde murciocio les deseamos que el año que entra les traiga nuevos éxitos y que continúen con esa energía y esa actitud, porque, allá por donde vayan, seguro que seguirán disfrutando y haciendo disfrutar. 

Brillante final del "Luces, Acción!" en la sala REM

Dom, 11/01/2015 - 23:18 -- Miguel Casas

Este sábado el festival Luces, Acción! ponía el punto final a su andadura navideña con un concierto de lo más apetecible. En la flamante y céntrica sala REM, el cartel del evento anunciaba: Increíbles Ful, Los Fanáticos y The Meatpies. Así que, en una oscura y fría noche de enero, el mejor plan no podía ser otro que entrar, por el módico precio de la consumición, y dejarse atrapar por el brillo y el calor de la música en vivo.

A eso de las 23:45h terminaba la fiesta privada de clausura del mencionado festival y las puertas se abrían de par en par para que el público pudiera acceder libre al recinto. Con algo más de medio aforo ya cubierto, los nuevos asistentes pudieron encontrar pronto un agradable ambiente ya fraguado y sumarse a una fiesta en la que aún quedaba mucho espacio para moverse, encontrarse a gusto y encontrar, como suele suceder, a algún amigo.

Pocos minutos antes de la medianoche abría el espectáculo Increíbles Ful, una banda joven y prometedora que ya tuvimos oportunidad de descubrir y reseñar brevemente en la crónica del último concierto de Varry Brava en el pasado 2014. Así, con la intención de ampliar y complementar aquella buena, pero fugaz, impresión que nos dejó el grupo, nos apostamos lo mejor que pudimos entre el público dispuestos a prestarles la mayor atención.

Comenzaron los murcianos su recital con Estiro el brazo, una canción perfecta para presentar las credenciales del repertorio que vendría continuación. Y es que el tema, sinuoso, evocador y melódico, sirve como suave reclamo para sumergirnos y bucear en el desconocido mundo de sueños intangibles y sensaciones indefinidas que propone Increíbles Ful a través de un pop onírico e intimista en el que el lenguaje queda  desarticulado, las palabras no definen conceptos, y la voz se convierte en una lejana cadencia del ritmo.

Instructor, Tus pestañas, Filamentos cítricos, Figueral o Círculos fueron composiciones que se sucedieron a lo largo de una serie en la que sería muy difícil destacar una canción sobre otra porque todas juntas compusieron un todo en el que la música y las voces de unas parecían alargarse, solaparse y fundirse armónicamente con las de las siguientes. Así, con canciones abiertas y sugerentes en las que cada pieza se engarzaba con la anterior sin cambios ni cortes abruptos, Increíbles Ful completaron un concierto no en desarrollo rotundo y lineal, sino difuminado y circular para hacer las delicias de los que tuvimos oportunidad de verlos y seguirlos de principio a fin.

Hacia la 1:15h, y previa visita al excusado del guitarrista, Los Fanáticos comenzaron la segunda actuación de la noche. Un concierto de rock puro, directo y sin complejos, que abrió el fuego con una auténtica descarga eléctrica gracias a temas como Supervivientes, Imaginar o ¿Quién se lo llevó? Todo un recital de sonidos contundentes basados en el protagonismo de las guitarras y unas voces que rezumaban desgarro y sinceridad.

Con el público expectante siguiendo el devenir del espectáculo, la veterana banda murciana cambió de tercio en búsqueda de sonidos más pausados y letras más reflexivas. Sigo aquí, Huyendo hacia ningún lugar y Solo por ti  fueron los temas que marcaron este nuevo ritmo mediante el cual pudimos deleitarnos con la vertiente más lírica de Los Fanáticos. Pasado este tramo, regresaron los acordes más enérgicos para llevarnos en volandas hacia un final que, con el rock sureño de Incoherencias, terminó por dejar un agradabilísimo sabor de boca entre los asistentes.

El último asalto de la velada lo iba a brindar The Meatpies, una joven formación de la tierra que algunos amigos me habían recomendado encarecidamente no perderme. De esta manera, esperamos con gusto apoyados en la barra –como mandan los cánones- la tercera y última actuación de la noche que nos debía llevar a completar esta interesante faena musical de la mejor manera.

A eso de las 2:30h hicieron acto de presencia The Meatpies sobre el escenario de la sala REM. Una banda cuya presencia precisamente fue lo primero en llamar la atención gracias sobre todo a la soberbia altura de su guitarra solista, el cual, con 2,03 metros de altura, es muy posible que sea, en rigor, el guitarrista más grande de España. Bromas aparte, lo cierto es que esta banda, que completó íntegramente su repertorio en inglés, destacó por encima de todo por su propuesta cabal, sus sólidos argumentos, su animosidad, su riqueza y sus contrastes.

Moviéndose dentro de los parámetros del rockabilly, el soul, el swing, y el rock más clásico y armónico de los 50 y los 60, los chicos de Meatpies desarrollaron un animadísimo concierto en el que sus componentes se entregaron sin reservas desde el primer tema y en el que el espíritu Beatles anduvo muy presente en todo momento. Junto a las propias Ready for you, Comin around, Time to share, Dance & swing o Hear me roar, los murcianos hicieron sonar Drive my car de The Beatles y You never can tell de Chuck Berry dotando a su espectáculo de una variedad a favor de la cual también jugaron los acertados cambios de cantante en determinados temas.

Al final, alrededor de las 3:10h, y después de sufrir algunos problemas de sonido que enturbiaron un tanto las últimas canciones, The Meatpies puso fin a su recital culminando esta edición del festival Luces, acción! Sin duda, fue una noche de lo más grata para todos los que tuvimos la suerte de encontrarnos y conocernos en la sala REM. En definitiva, un evento con tres propuestas musicales muy interesantes y muy diferentes entre las cuales jamás deberíamos cometer el torpe error de elegir.

 

Galería de fotos

The Purple Elephants se alza con el triunfo en el TalentoSOS

Vie, 17/04/2015 - 18:36 -- Juanma Flores

Un año más tenemos ante nosotros a la vuelta de la esquina la celebración de una nueva edición del Festival SOS 4.8. Entre el 1 y 2 de mayo próximos tendrá lugar esta cita cultural que felizmente se ha consolidado con firmeza en nuestra región para hacerse ya una tradición, y se ha convertido en un encuentro de los más destacables para el mundo del arte y la música, no solo nacional, sino internacional. Un fin de semana especial, en el que la ciudad de la huerta se vuelve moderna, indie, electronica..., y el ambiente de sus calles, sobre todo cuanto más se acerquen a las inmediaciones del recinto de La Fica, se torna especialmente festivo con la acogida de numerosos visitantes.

La edición de este 2015 se presenta con grandes expectativas. A sus espacios para conferencias y arte hay que añadir, cómo no, sus característicos conciertos de postín, con uno de los carteles este año más completos de siempre. Se aúnan nombres internacionales de autentico primer nivel como Morrisey, The National, The Vaccines, Metronomy o Palma Violets en lo que representa una oportunidad única para disfrutar con sus propuestas, junto con grupos top de la escena patria como Lori Meyers, Supersubmarina, Dorian, Bigott, Xoel Lopez, Annie B.Sweet y muchos más.  

Cabe destacar, así mismo, la nutrida presencia de grupos de la región, en el numerosas veces comentado dulce momento que vive la música murciana actualmente. Siendo esta la edición que, sin duda, más grupos de la tierra ha juntado. Inmejorable ocasión para ver el talento de – y cito a todos porque de justicia es hacerlo- Perro, Neuman, Murciano Total, Nunatak, Los últimos bañistas, El bueno, el feo y el mena, Viva Suecia, The Lawyers y Crudo Pimento. Pero esta circunstancia no ha sido óbice para que, como de costumbre, cada año antes del festival, se realizara el concurso “TalentoSOS”, una iniciativa para seleccionar un grupo murciano emergente con el fin de promocionar el talento de nuestra tierra reservándole un espacio para una actuación en el escenario del festival. En esta ocasión el concurso tuvo lugar en la sala REM durante la noche del jueves, en medio de una gran expectación y asistencia de público.

Allí se citaron las 3 bandas finalistas: Increibles Ful, The Meatpies y The Purple Elephants. Tres de los grupos recientes con más calidad en el panorama musical murciano, de los cuales, para los que hayáis seguido anteriores artículos en murciocio comprobareis que ya habíamos dado cuenta de su buen hacer por los escenarios. Dentro del concurso estaba prevista también la actuación final, como invitados, de los cartageneros Los últimos bañistas mientras el jurado tomaba su tiempo para deliberar sobre el ganador, cosa que, como se comprobó al final, iba a tener muy difícil elegir uno.

Y es que los tres grupos son muy completos y así dieron muestra de ello durante sus actuaciones. Así pues, abrieron el fuego Increibles Ful. Con la añadida dificultad que entraña tener el primer turno en este tipo de concursos, se puede decir que tuvieron una gran actuación, en la que hicieron gala del pop delicado y profundo que les caracteriza.

Una ejecución que combinó con acierto una rica instrumentación y unas letras de gran calado como las de composiciones como Filamentos cítricos, Maribel o Rayuela. A mitad de su concierto la sala ya lucía llena y ellos supieron ir in crescendo para terminar por todo lo alto con la pegadiza Figueral . Un sonido evocador, para paladares exigentes dispuestos a dejarse arrastrar por los ondulantes matices de sensaciones de una música que busca ir más allá de los clichés siempre repetitivos del pop común insustancial más extendido.

Posteriormente fue el turno de The Meatpies. Con una sala ya llena, fueron sin duda los que más seguidores congregaron, y también los que más levantaron al resto del público. Su estilo directo de rock enérgico y pegadizo tiene mucho que ver. Conecta con la gente a la primera y ellos durante la actuación lo dieron todo. Ofrecieron un concierto contundente, demostrando ser un grupo bastante completo, juntando a su sonido impactante y grandes composiciones como Ready dor you o Pleasure una gran combinación de voces, no solo de Bruno, el solista principal, que demuestra un gran dominio vocal con toques soul a lo Joe Cocker, sino a alguno más de los otros miembros del grupo, que aparte de coros, también intervienen como solistas en algún otro tema dando una gran riqueza al conjunto de su propuesta. El teclado llevado con gran maestría consiguió darle ese toque de rock sureño y sesetero elegante, y los solos de guitarra, auténticamente espectaculares, contribuyeron a hacer las delicias del público. Presentaron en la actuación su nuevo tema inédito My own star y finalizaron con atronadoras ovaciones con What you lose un brillante espectáculo.

Le tocó después subir al escenario a The Purple Elephants, que con su característica actitud de descaro, atrevimiento y de no dejarse achantar por nada salieron con intención de dejarse la piel. Mostraron todo su arsenal de recursos con temas como Baby run away, Flames like ruby gems o We Will Ride The Moon Until The End que se sucedían como puñales afilados evocando el sonido rock americano, unas guitarras contundentes y un timing excelente sobre el escenario de un frontman carismático con la insolente actitud de la juventud que sabe cómo conectar con el público y levantarlo.

Una actuación que dejó un gran sabor de boca entre el respetable y mandaba al jurado a deliberar una, sin duda, difícil decisión. Mientras tanto, Los últimos bañistas saltaron a lo alto del escenario y ofrecieron un concierto acorde a la gran calidad de un grupo de esta entidad. Los cartageneros, con su reciente nuevo disco Expedición en plena gira, y que habrá oportunidad de verlos también en el SOS, deleitaron con su excelente pop de altos quilates. Grandes guitarras, sonidos absorbentes, melodías poderosas que los muestra en plena forma tras su comentado reciente estreno. Finalizaron su soberbia actuación con la espectacular Dinero, primer single de su último disco, que hizo vibrar al público mientras se gestaba el veredicto.

Y al filo de las 2:00 se llegaba al esperado momento en que se proclamó, entre gran expectación, a The Purple Elephants como ganadores del concurso, con la consiguiente oportunidad de poder volver a verlos dentro de dos semanas dando guerra sobre el escenario del festival. Una decisión entre estos tres grupos de esta solvencia, como hemos comentado, más que difícil. Así que, desde aquí no tenemos más que felicitar a los ganadores deseándoles que levanten al público de la misma forma en el SOS 48, y dar la enhorabuena también a The Meatpies e Increibles Ful por su calidad y por habernos hecho disfrutar tanto con el fabuloso espectáculo ofrecido en una noche tan completa como la de ayer.     

Galería de fotos

Increibles Ful brindan "Endolinfa" en el pub Black Tag

Sáb, 10/10/2015 - 14:20 -- Miguel Casas

Metidos de lleno en la composición del que será su segundo álbum, Increíbles Ful se acercaron anoche al pub Black Tag de Murcia para dar una de las últimas presentaciones de su primer LP, Endolinfa, trabajo que les ha dado a conocer y cuyo título, que hace referencia a una sustancia propia del oído humano, bien pareciera sugerir el nombre de una criatura salida de la pluma modernista de Rubén Darío.

Así, a las once de la noche, aún con poco público, pero con un despliegue técnico digno de un gran escenario, la banda arrancó su espectáculo con la misma concentración e intensidad que si se encontrase ante un auditorio repleto hasta los topes. Sin duda, toda una muestra de vocación y actitud que no pasó desapercibida para los presentes y que contribuyó a que pronto el concierto fuera captando adeptos en torno suyo.

Entonces, como la voz que se oye desde el fondo de un sueño, cuyo eco podemos adivinar, pero cuyas palabras no acertamos a distinguir, la voz de Rafa Bernal fue filtrándose entre las notas de piano de Javier Alonso y los punteos de guitarra de Fulgencio Martínez para traernos las canciones que, como melodías traídas desde lejanas regiones de la imaginación, han compuesto el disco debut de Increíbles Ful.

De estilo onírico e intimista, de cuidada factura técnica y con letras sugerentes que no cuentan historias directas, sino que se recrean en etéreas sensaciones, Endolinfa, como una luciérnaga, batió sus alas para describir uno de sus últimos vuelos en exclusiva para nosotros: Estiro el brazo, Instructor, Salto valiente, Duele, Tus pestañas, Rayuela, Maribel, Filamentos Cítricos, Círculos, Mariado –dedicada a la presente Maria Dolores Pérez-, Figueral y Little Pill –cantada por el bajista, Maurizio Allisi- dibujaron la trayectoria del concierto.

En definitiva, una hora de concierto. Una hora escasa siempre, pero suficiente, en el caso de Increíbles Ful, para constatar la vitalidad de una banda que sigue creciendo, aunque a veces el escenario mengüe, desde que tuvimos ocasión de conocerla el año pasado y que apunta, por el estilo tan especial que posee, a hacerse un hueco importante dentro de nuestra mejor música. Ojalá que sea así, y que el nuevo disco, que ya esperamos con sumo interés, constituya un paso adelante en su incipiente carrera.

Galería de fotos

El Festival Big Up! se hace grande en el corazón de la ciudad (II): Komorebi, Austin Slack, Increíbles Ful y Bous

Crear: 10/08/2018 - 17:42

Sobrepasando el reloj las 19:40h y con los últimos rayos del sol poniente acariciando las azoteas de los edificios cercanos, el atardecer cedería paso a la noche y la luz natural a la artificial para dar la bienvenida a Komorebi; brillantes vencedoras del CreaMurcia 2018 en su categoría de Otras Tendencias.

De este modo, suscitando una de las mayores concentraciones de público del Big Up!, las violinistas Sofía Ortigosa y Julia de Torres desplegarían un espectáculo cuidado hasta el más mínimo detalle en el que resplandecería ante todo la sofisticación y la modernidad de una propuesta sonora que aúna música clásica, electrónica, pop y folk a partes iguales. Así, enriqueciendo las melodías de sus violines con constantes cambios de instrumentos y con la introducción de innumerables efectos, Komorebi cantaría a la tierra, al aire, al agua y al fuego a través de unas letras apenas sugeridas en las que se reivindicaría una mayor comunión con la naturaleza.

Más adelante, con el festival relanzado llegaría el turno del chico del que todo el mundo habla en la Región: Austin Slack. No en vano, este joven británico de Caravaca que con solo veinte años ya ha dado más de mil conciertos y acaba de editar su segundo mini álbum haría uso con maestría de la descomunal experiencia que atesora para brindar un recital rápido y ágil en el que brilló con luz propia ese pop bailable y elegante que ha comenzado a destilar con voz propia. Así, arropado por una banda de garantías como es The Streeters, la figura de Slack se agigantaría en cada tema hasta culminar con toda la naturalidad del mundo un recital absolutamente impecable.

De este modo, cambiando nuevamente de escenario, los focos del Big Up! se encenderían para dar la bienvenida a Increíbles Ful; banda de indie pop que tras la publicación en 2017 de su segundo LP, “Pez Araña”, ha alcanzado un amplio reconocimiento tanto dentro como fuera de la Región. Así, con importantes cambios en el grupo, pero conservando ese núcleo esencial que forman Rafael Bernal y Fulgencio Martínez, Increíbles Ful deberían antes de empezar hacer frente a unos problemas técnicos que, si bien provocaron el retraso de su recital, no consiguieron evitar que la banda tejiera en torno al público un espectáculo pleno de intensidad, poesía y magia.

Finalmente, a las 21:30h y después de lidiar con nuevos desajustes que ensombrecieron los prolegómenos de su recital, los alicantinos Bous saltaron al ruedo de la noche murciana dispuestos a clausurar de la mejor manera posible la sexta edición del Festival Big Up! Calles. Así, ofreciendo un delicado recital de ritmo acompasado que giraría alrededor de la exquisita sensibilidad musical de su vocalista, Blanca Flor del Olmo, la banda de pop acabaría respondiendo a las expectativas y poniéndole un excelente colofón a un festival que, a pesar de las dificultades que sufrió, volvió a cumplir con su objetivo de dar a conocer los nuevos talentos de nuestra música.

Por ello, más allá de los problemas técnicos, los desajustes y los retrasos, quizá con lo que cabría quedarse a nivel organizativo en esta edición del Big Up! es con la valiente determinación que mostraron los organizadores en su deseo de crecer y mejorar un evento que año tras año ha ido ganándose el corazón de Murcia; ciudad que hoy es para muchos sinónimo de Música. Y es que, como dijo el sabio: “Tropezar, caer y levantarse; en eso consiste hacerse grande”.

Suscribirse a Increibles Ful