Austin Slack

Magnetik Surf: érase un niño a una guitarra pegado

Dom, 28/06/2015 - 14:21 -- Miguel Casas

En la noche del viernes y con motivo de las fiestas patronales de la pedanía murciana de Espinardo, tuvo lugar en la urbanización Joven Futura el concierto de Magnetik Surf, una joven banda de rock radicada en Caravaca cuyo principal atractivo es el de contar entre sus miembros con Austin Slack, un jovencísimo guitarrista de padres ingleses y acento murciano que a sus quince años ya ha tocado con músicos de la talla de Ian Parker, Iván Ferreiro, Santiago Campillo o Miguel Bañón entre otros.

Así, animados por el deseo de conocer a este prometedor valor hispano-sajón y su propuesta sonora, decidimos acudir a la Plaza Open Futura a eso de las 22:00h para vivir un concierto de rock sin escenario ni barreras y absolutamente abierto a todos los públicos. Y lo que tuvimos ocasión de presenciar, una vez que llegamos al lugar del espectáculo, fue a una banda bien conjuntada, muy solvente en lo instrumental, y en la que vinieron a destacar, sobre todo, los más que estimables punteos de Austin, apodado El niño magnético,  y la versatilidad vocal del cantante.

De esta forma, casi rodeados por un público dentro del cual llamó la atención la nutrida presencia de niños en las primeras filas, Magnetik Surf fue desgranado un repertorio basado casi exclusivamente en versiones de grandes clásicos del folk, el blues y rock inglés y americano como The house of the rising sun, canción popular americana de autor desconocido; Stand by me, de Ben E. King; Honky tonk women, de los Rolling; Sweet home Chicago, de Robert Johnson; o Knokin´ on heaven´s door, de Dylan, que sobresalió entre todas por la forma tan propia que la banda tuvo de interpretarla: al principio estilo reggae y hacia el final como un desaforado rock and roll.

Sin embargo, a pesar de que la velada en líneas generales resultó interesante y agradable, también debemos reconocer que el espectáculo musical no llegó a satisfacer plenamente porque la banda no logró a conectar casi en ningún momento con el público. Y es que, si consideramos que lo más importante de la música popular –a diferencia de la música académica- no es deleitar mediante el virtuosismo, sino alcanzar un grado lo más alto posible de comunicación con el público, entonces debemos concluir que Magnetik Surf careció de lo más importante por culpa de dos factores: la elección del repertorio y la actitud de sus miembros y, en particular, de su cantante.

Sobre el primero de los factores aducidos tenemos que decir que, pese a la indudable calidad de los temas elegidos, éstos, al ser –salvo No puedo vivir sin ti, de Los Ronaldos-  exclusivamente foráneos y cantados en inglés, no pudieron ser ni entendidos ni coreados por el público, como en un concierto de versiones habría sido lo más deseable. Además, otro error aún peor dentro de este apartado fue el de la inclusión del tema Cocaine, de Eric Clapton; una canción que ante un auditorio poblado de familias con niños se antojó de lo más improcedente, aunque, como hemos dicho y por suerte, ninguno entre los más pequeños entendiese la letra.

Sobre el segundo de los factores señalados arriba, debemos apuntar que tampoco acertamos a comprender la actitud lánguida, fría y distante de la banda, y particularmente de su cantante, sobre todo porque en esa noche del viernes en la coqueta plaza Open Futura y ante un público cercano, atento y respetuoso se dieron unas circunstancias de lo más propicias para haber ofrecido un espectáculo mucho más cálido y cómplice de lo que Magnetik Surf ofreció. Y es que el cantante no tuvo ni guiños para con el respetable ni realizó introducciones explicando el sentido de las canciones y, para colmo, cuando realizó alguna fue sólo para destacar el lado más rancio, turbio y fatal del rock.

En resumen, aunque la velada fue, como dijimos, interesante y agradable, también debemos concluir que resultó poco satisfactoria por la sensación de oportunidad perdida que Magnetik Surf dejó para, adaptándose a las circunstancias, haber conectado con un público familiar, infantil y, en general, poco habitual de conciertos de rock.

Pero volviendo al motivo principal que nos llevó hasta la plaza Open Futura: el de conocer al joven Austin Slack -niño magnético de figura frágil, rostro tierno, y manos ágiles y precisas-, debemos, para ser justos, en primer lugar, eximirle de los errores anteriormente expuestos por ser achacables, sin duda, a los miembros más adultos de su banda; y, en segundo lugar, certificar no sólo la capacidad y la preparación que demostró poseer, sino también la seguridad y la serenidad que exhibió para solventar los leves desajustes técnicos airosamente y acabar brindando un concierto prácticamente impecable.

Sobre Austin Slack, lo más normal será que tengamos que volver a hablar más pronto que tarde para dar cuenta de los hitos que vaya alcanzando en su carrera. Y lo cierto es que desde murciocio.es estaremos encantados de hacerlo porque, por su juventud y sus condiciones, nos ha traído al recuerdo la figura de uno de los más grandes del rock hispano-americano: un tal Ariel Rot, que con quince años montó a mediados de los 70 un grupo llamado Tequila.

Por supuesto, si nombramos al gran Ariel, no es para abrumar a nuestro joven Austin con su ejemplo, sino para sugerirle que a la hora de desarrollar su carrera tenga en cuenta que en él pueden converger dos tradiciones musicales de largo recorrido y semejante riqueza: la anglosajona y la hispana. Por esto, si el niño magnético es capaz de recorrer su propio camino sin renunciar a ninguna de las influencias de estos dos universos musicales, creemos que podremos estar, en el mejor de los casos, como compositor, ante uno de los grandes, o, en el peor de los casos, sólo como guitarrista, igualmente, ante uno de los grandes. Ojalá que tenga la mayor de las suertes y lo logre.

Galería de fotos

 

Austin Slack presenta "Act 1" en La Yesería

Crear: 03/13/2018 - 03:29

Fue en junio de 2015 cuando nos desplazamos a un pequeño concierto que tuvo lugar en Joven Futura para conocer a un niño del que todos empezaban a hablar en el mundillo musical por su precocidad y por sus excelentes aptitudes como guitarrista. Su nombre era Austin Slack, y tocaba en una banda llamada Magnetik Surf cuya principal función sería la de servir de tabla para que el pequeño Slack comenzara a cabalgar sobre las olas eléctricas de los directos versionando clásicos del rock y el blues.

Pues bien, de regreso al futuro este sábado acudimos al mítico bar La Yesería de Murcia para volvernos a encontrar con Austin Slack y celebrar junto a él el lanzamiento de su primer trabajo discográfico; un mini álbum titulado “Act 1” y conformado por cuatro temas originales con los que el joven músico de dieciocho años pretende, sin renunciar a sus influencias largamente trabajadas, dar un primer paso por la senda que le debe llevar a encontrar su propio destino o, mejor dicho, su propio sonido.

Así, flanqueado por los streeters Bobby Nikolov a la batería y David Gordon al bajo, Austin Slack arrancaría la velada a las 22:30h planteando un recital dividido en tres partes cuya fase central se correspondería con el acto principal. Por tanto, ejecutando una rápida introducción en la que sonarían versiones como Not fade away, de Buddy Holly; You never can tell, de Chuck Berry; o London calling, de The Clash, pronto el concierto se adentraría en su “Act 1” al ritmo de la trepidante Taking control para, a continuación, bajar el tempo con la sensual y elegante Critical mass. De este modo, oscilando entre el rock y el pop más actuales, Slack proseguiría deshojando su EP con Something else y One more night para acabar de presentar un trabajo ágil, fresco, equilibrado y de estilo ecléctico en el que la búsqueda sonora sería la nota dominante.

Entonces, mientras Austin Slack mantenía al público cautivado con sus magistrales punteos, el concierto llegaría a su recta final coqueteando con el punk al son de Pretty vacant, de Sex Pistols, antes de concluir con el joven músico cantando bajo la lluvia púrpura de Prince a las 23:30h. Y así, sumándonos al aplauso que le tributaron veteranos de la talla de Chema Espejo, líder de Los Crudos, o Penín Sánchez, batería de Los Marañones, abandonamos La Yesería convencidos de que más pronto que tarde volveremos a hablar, y a oír hablar, de Austin Slack.

Nuevo Acto de Austin Slack

Crear: 06/15/2018 - 15:13

Siempre es una buena noticia cuando un buen músico saca al mercado un nuevo álbum. Pero que sea Austin Slack (Rotherham, 1999) quien lo da a conocer, hace que la noticia se vuelva estupenda. Este joven inglés, está en nuestra Comunidad el tiempo necesario como para ser, ya, uno de los nuestros. Quedo con él para que me cuente por dónde va su carrera musical.

Austin, presentas por los escenarios tu nuevo EP, "Act 2", ¿a qué suena tu trabajo

Pienso que es un trabajo que suena a una mezcla de toda la música que escucho, desde música de los 60 hasta todo lo nuevo que sale hoy en día 

Empezaste a recorrer locales tocando con The Streeters, ¿también te acompañan en esta nueva aventura? 

The Streeters han cambiado varias veces de miembros, pero todos ellos siempre me han ayudado. Y ahora, más que nunca, les gustan mis canciones y quieren tocarlas en directo 
 
"Act 2" es un EP no muy largo, pero muy claro en ideas y directo en mensaje. Sobre todo noto una ruptura con tu sonido anterior y con las versiones ¿Se acaba el tocar canciones de otros o se sigue apostando por ellas en los directos? 

De momento sigo tocando con mi banda de versiones pero mi futuro son mis canciones y yo como artista, aunque seguro que seguiré metiendo alguna versión en los conciertos   

Entre el Austin Slack de las versiones y el Austin Slack de temas propios, hay una diferencia notable y agradecida. ¿Con cuál de los dos Austin te quedas? ¿O son compatibles? 

Obviamente, me quedo con el de temas propios, pero las versiones han sido lo que me han hecho crecer como artista y ayudarme a llegar hasta el nivel que tengo ahora. 

Por cierto, mientras que presentas este EP ya estás metido en el estudio grabando tu próximo trabajo, bajo la producción de Joserra Soler. 

¡Sí! Lo acabo de terminar y va a salir la segunda semana de junio, justo antes de mi concierto de presentación en La Yesería el 15 de junio.  

¿Puedes adelantar alguna información de cómo va a ser? 

El siguiente EP creo que va a dejar claro qué tipo de artista soy, las canciones están más trabajadas y he tenido más tiempo en el estudio. Tengo ganas de que el público lo escuche. 

Desde que comenzaste en esta profesión, he oído de ti que no eres un chico que hace música, sino que eres un músico total por derecho propio. ¿Se nota la presión? 

Bueno, hay presión a cualquier nivel, siempre quieres hacerlo mejor que la última vez y llegar a más gente cada vez más y más.   

Hablar contigo me causa extrañeza, pues dices en más de una ocasión "eso lo hice cuando era joven, cuando era más pequeño". Tienes 18 años y un virtuosismo con la guitarra que encandila. Seguro que sólo se consigue a base de práctica y práctica. 

Lo que de verdad me ha ayudado han sido todos los conciertos que hecho que son más de 1.000 y en todo tipo de locales y situaciones. Son muchos conciertos en muy poco tiempo y es un lujo poder haber hecho todos estos conciertos.   

Tu familia te ha apoyado desde siempre a que crezcas en la música y te desarrolles en esa profesión, eso es una fortuna. Porque no todos han tenido ese apoyo.  

Siempre me han apoyado y me sigue apoyando, al final si quieres llegar lejos tienes que concentrarte en ello y no parar de trabajar y no tener un plan B, porque así es como muchos al final se desvían, esto es un trabajo muy duro y hay mucho detrás que la gente no ve. 

Y ya para acabar, recuerda a los lectores de murciocio.es dónde y cuándo te pueden ver en directo. 

Me podéis seguir en las redes sociales y también mirar en mi página web: www.austinslackofficial.com. Siempre lo tengo actualizado y estamos utilizando mucho las redes, al final es lo más importante hoy en día. 

El Festival Big Up! se hace grande en el corazón de la ciudad (II): Komorebi, Austin Slack, Increíbles Ful y Bous

Crear: 10/08/2018 - 17:42

Sobrepasando el reloj las 19:40h y con los últimos rayos del sol poniente acariciando las azoteas de los edificios cercanos, el atardecer cedería paso a la noche y la luz natural a la artificial para dar la bienvenida a Komorebi; brillantes vencedoras del CreaMurcia 2018 en su categoría de Otras Tendencias.

De este modo, suscitando una de las mayores concentraciones de público del Big Up!, las violinistas Sofía Ortigosa y Julia de Torres desplegarían un espectáculo cuidado hasta el más mínimo detalle en el que resplandecería ante todo la sofisticación y la modernidad de una propuesta sonora que aúna música clásica, electrónica, pop y folk a partes iguales. Así, enriqueciendo las melodías de sus violines con constantes cambios de instrumentos y con la introducción de innumerables efectos, Komorebi cantaría a la tierra, al aire, al agua y al fuego a través de unas letras apenas sugeridas en las que se reivindicaría una mayor comunión con la naturaleza.

Más adelante, con el festival relanzado llegaría el turno del chico del que todo el mundo habla en la Región: Austin Slack. No en vano, este joven británico de Caravaca que con solo veinte años ya ha dado más de mil conciertos y acaba de editar su segundo mini álbum haría uso con maestría de la descomunal experiencia que atesora para brindar un recital rápido y ágil en el que brilló con luz propia ese pop bailable y elegante que ha comenzado a destilar con voz propia. Así, arropado por una banda de garantías como es The Streeters, la figura de Slack se agigantaría en cada tema hasta culminar con toda la naturalidad del mundo un recital absolutamente impecable.

De este modo, cambiando nuevamente de escenario, los focos del Big Up! se encenderían para dar la bienvenida a Increíbles Ful; banda de indie pop que tras la publicación en 2017 de su segundo LP, “Pez Araña”, ha alcanzado un amplio reconocimiento tanto dentro como fuera de la Región. Así, con importantes cambios en el grupo, pero conservando ese núcleo esencial que forman Rafael Bernal y Fulgencio Martínez, Increíbles Ful deberían antes de empezar hacer frente a unos problemas técnicos que, si bien provocaron el retraso de su recital, no consiguieron evitar que la banda tejiera en torno al público un espectáculo pleno de intensidad, poesía y magia.

Finalmente, a las 21:30h y después de lidiar con nuevos desajustes que ensombrecieron los prolegómenos de su recital, los alicantinos Bous saltaron al ruedo de la noche murciana dispuestos a clausurar de la mejor manera posible la sexta edición del Festival Big Up! Calles. Así, ofreciendo un delicado recital de ritmo acompasado que giraría alrededor de la exquisita sensibilidad musical de su vocalista, Blanca Flor del Olmo, la banda de pop acabaría respondiendo a las expectativas y poniéndole un excelente colofón a un festival que, a pesar de las dificultades que sufrió, volvió a cumplir con su objetivo de dar a conocer los nuevos talentos de nuestra música.

Por ello, más allá de los problemas técnicos, los desajustes y los retrasos, quizá con lo que cabría quedarse a nivel organizativo en esta edición del Big Up! es con la valiente determinación que mostraron los organizadores en su deseo de crecer y mejorar un evento que año tras año ha ido ganándose el corazón de Murcia; ciudad que hoy es para muchos sinónimo de Música. Y es que, como dijo el sabio: “Tropezar, caer y levantarse; en eso consiste hacerse grande”.

Vargas Blues Band, Nito Rock y Austin Slack brindarán por el Blues y el Rock en el Garaje Beat Club

Crear: 11/12/2019 - 01:25

Este jueves, 14 de noviembre, la mítica Vargas Blues Band estará en la Sala Garaje Beat Club de Murcia presentando su nuevo trabajo: "King of latin blues"; doble álbum que reúne una veintena de sus mejores canciones, un tema inédito y revisiones de algunos de sus mayores éxitos cantados con invitados de lujo.

De este modo, tras casi treinta años de trayectoria, la formación encabezada por Javier Vargas llegará a Murcia reforzada por un elenco de músicos de prestigio internacional entre los que destacan figuras como el vocalista John Byron Jagger -sobrino de Mick Jagger- o el guitarrista Steve Hunter –Aerosmith, Lou Reed o Alice Cooper-.

Así, este trotamundos del blues y el rock, que antes de formar su legendaria banda en 1991 ya fue guitarrista de Miguel Ríos, La Orquesta Mondragón, Manolo Tena o Joaquín Sabina, se subirá al escenario del Garaje Beat con la satisfacción añadida de haber recibido recientemente su octavo Disco de platino; galardón que acredita la venta de más de 300.000 discos a lo largo de su brillante carrera.

Además, acudiendo a la fiesta de la Blues Band para redondear el cartel y abrir con acento murciano la velada a eso de las 21:00h, también serán de la partida Juan Ruiz Palacios -más conocido como Nito Rock-, que estará presentando su primer trabajo discográfico “Haciendo rock and roll”,  y Austin Slack, joven estrella de nuestra escena, que ofrecerá sus dos trabajos ya publicados: “Act 1” y “Act 2”

Delicias de rock y blues

Crear: 11/19/2019 - 01:02

Eran varios los elementos y varios los motivos para pensar en que sería una gran noche. Los primeros hacían presagiar todo un disfrute de rock y blues. Los segundos justificaban el salir de casa a aquellas horas y con un incipiente invierno acercándose a la ciudad.

Era jueves y la sala Garage Beat Club programaba un concierto de esos que se califican de irrepetible: Nito Rock Band, Austin Slack y Javier Vargas como colofón. Casi nada.

Nito Rock Band abrieron la velada con un repertorio basado casi en su totalidad en su disco "Haciendo Rock And Roll". Redondearon unos minutos de buena música. Tal y como se esperaba de unos músicos con buen talante y gran talento. Banda local capitaneada por Nito a la voz y la guitarra, cuyo preciso estilo como quinteto les permite codearse con lo más granado del rock norteamericano.

Tras esa primera descarga, un segundo acto. En este caso tan certero como directo: Austin Slack. El crecimiento personal y musical de Austin hace que cada concierto suyo sea una clase de maestría e inteligencia. Sabiendo llevar un repertorio compuesto en su mayoría por temas propios, en esta ocasión todos en inglés, también revisitó a Bob Marley -Shot the sheriff- y a Jimi Hendrix -Foxy Lady- para culminar su intervención.

Y ya, con el Garaje ensimismado entre notas y acordes, apareció en escena Javier Vargas. Formación de quinteto (percusión, teclados, bajo, batería y guitarra) para demostrar que sigue tan en forma como al principio de su carrera. Guarachar, Sácalo y Back to city sonaron para calentar motores. En cada nota, en cada acorde, en cada manera de trasmitir se sentía la profesionalidad de una banda que está en continua gira mundial.

El público, envuelto en una nube de ritmos incandescentes y vertiginosas composiciones, encajó a las mil maravillas la aparición en escena de John Byron Jagger (sobrino del sempiterno Mick Jagger). Sus bailes stonianos y su peculiar voz, traían a la memoria a su tío. Sí, se parecen cada vez más. Simpathy for the devil como inicio de un bloque integrado por canciones de The Rolling Stones.

Para finalizar la fiesta, Blues local. Con la sala coreando y el escenario entero pisado por músicos míticos que tuvieron a bien regalarnos sinceridad, magia y calidad.

Una vez acabado el espectáculo, fotos con los protagonistas, comentarios positivos en todos los ecos y un regusto dulce a delicias de rock y blues.

Suscribirse a Austin Slack