Susana Re

Susana Re ilumina con canciones la noche murciana

Crear: 03/18/2018 - 11:54

Fue en septiembre de 2015 cuando, con motivo de la Feria de Murcia, tuvimos ocasión de conocer a Susana Re; una de las cantautoras más aplaudidas y queridas de la escena regional que, ofreciendo un certero repaso a las canciones más destacadas de su carrera musical, hizo vibrar a las más de quinientas personas que aquella noche llenaban el escenario de Los Huertos del Malecón.

Por eso, cuando este viernes vimos el cartel de su actuación programada en el Auditorio de Cabezo de Torres no lo dudamos y nos plantamos en la pedanía murciana con la intención de revivir la magia que nos hizo sentir la música de Susana Re casi tres años atrás. De este modo, pasadas las 21:30h y con un buen número de seguidores poblando las butacas del recinto, la cantante aparecería en escena para dar comienzo a un recital en el que su voz y el sonido de su mítica guitarra Gibson contarían con el apoyo de ciertas melodías pregrabas a modo de base.

Así, mostrándose entre canción y canción tan cercana, simpática, despierta, sensible y comprometida como la recordábamos, Susana Re brindaría un delicioso primer tercio de concierto en el que clásicos de su repertorio como Donde nace el amor, Nada se detiene o Mundos diferentes se alternarían a la perfección con composiciones de nuevo cuño como La felicidad. En suma, un ramillete de animados medios tiempos en los que confluirían géneros como el pop, el rock o el country.

Más adelante, superando el ecuador del concierto al son de Donde los perros ladran y los gatos ronronean, Susana Re interpretaría Demasiado tarde antes de abrir aún más el abanico de ritmos con Baila este flamenquito. Entonces, mientras el público se levantaba de sus butacas para bailar, la compositora ofrecería tres piezas marcadas por el compromiso: ¿Dónde está la justicia? –contra la violencia machista-, El espíritu de la tierra –en favor de una mayor conciencia ecológica-, e Hijos del mundo perdido –sobre el drama de los refugiados que mueren en el Mediterráneo intentando alcanzar Europa-.

En consecuencia, si unimos la temática de esas tres canciones al hecho de que las dos últimas fueron interpretadas desnudas –es decir, sin más ropajes que los de la voz y la guitarra de la compositora-, no sería difícil advertir que fue entonces cuando se vivieron los momentos de mayor pureza, profundidad y emoción de la velada. En rigor, un tramo de recital en el que resplandecerían con mayor nitidez tanto las cualidades vocales, como el talento musical de esa gran cantautora que es Susana Re.

Sin embargo, lejos de concluir, el recital aún nos depararía un último capítulo con Siguiendo la carretera, animado rock de alma sureña con el que Susana Re pondría punto final a su concierto y con el que nosotros nos despediríamos de ella no sin antes desearle -y desearnos- buena suerte para que sea antes, mejor que tarde, cuando nuestros caminos vuelvan a cruzarse en esa carretera de ensueño por la que viajamos de noche subidos en canciones aquellos que no podemos parar de escuchar música ni cejamos en el empeño de hacer realidad nuestras ilusiones.

Susana Re contagia su pasión por la música en el Café Ítaca

Crear: 12/15/2018 - 12:58

Este viernes, regresando a las calles para volver a tomar el pulso a esta Murcia que nunca deja de girar y luce ya en pleno diciembre engalanada de Navidad, caída la noche nuestros pasos se adentrarían en el corazón del barrio de Santa Eulalia hasta cruzar el umbral del Café Ítaca; mítico local literario y musical en el que desde hacía semanas, estaba programada la actuación de Susana Re.

Así, a las 21:45h y ante un público fiel que respondería a la llamada de la cantautora llenando con generosidad el recinto, Susana Re arrancaría el recital con su inseparable Gibson colgada al hombro interpretando Nada se detiene; delicioso medio tiempo pop que serviría para que la artista presentara ante los asistentes las credenciales de una carrera –la suya- que ha estado basada en el talento, la perseverancia, el coraje y la fe.

De este modo, escenificando que el movimiento se demuestra caminando, Susana Re se aplicaría en la ejecución de temas como Héroes o Demasiado tarde para completar un primer tercio de espectáculo que transcurriría con agilidad y rapidez. Más adelante, atravesando el ecuador de la velada, la cantautora acompasaría el ritmo de su recital para brindar canciones más marcadas por el compromiso social, como El espíritu de la tierra, Hijos del mundo perdido o ¿Dónde está la justicia?

A continuación, encarando la recta final del concierto, Re recurriría al rock sureño para pisar de nuevo el acelerador con Siguiendo la carretera; rotunda pieza tras la cual sonarían La felicidad y Mundos diferentes para ponerle la guinda, a eso de las 23:00h, a una velada que concluiría entre sonrisas y aplausos, y con el saludo de la cantautora a Ana Jiménez -la abuela de las vías-, que es uno de los rostros más reconocidos de la lucha por ese soterramiento que tanto ansía la ciudad de Murcia.

Susana Re bate sus alas sobre Ítaca

Crear: 12/30/2019 - 02:34

Atravesando las calles vestidas de luz y Navidad del murciano barrio de Santa Eulalia, este viernes regresamos a la isla literaria y musical de Ítaca para revivir junto a Susana Re la deliciosa velada que nos regaló hace justo un año atrás en el mismo lugar.

Así, ante un auditorio que luciría lleno para la ocasión, Susana Re daría comienzo a su actuación lanzando sobre el tapete de la noche un trío de ases como Donde nace el amor, El espíritu de la tierra y Mundos diferentes para ganarse los aplausos de un público que desde el inicio del concierto se mostraría entregado a la cantautora.

De este modo, haciendo gala de su simpatía y su carisma para tejer el ambiente propicio entre canción y canción, Susana Re se adentraría en el ecuador de su espectáculo demostrando que Nada se detiene al ritmo de dos piezas especiales: la primera, una delicada versión del poema Érase una vez, de José Agustín Goytisolo; y la segunda, una canción de nuevo cuño titulada Johnny que, a ritmo de country y pop, contaría la historia de un audaz forajido del salvaje oeste.

A continuación, aproximándose la singladura nocturna a su puerto final, llegaría el momento de quemar las últimas naves y Susana Re lo haría entonando canciones tan celebradas como Donde los perros ladran y los gatos ronronean, Demasiado tarde o ¿Dónde está la justicia? Tres temas con los que la cantautora batiría triunfante una vez más sus alas de ángel ante la oscura silueta de Ícaro humeante.

Suscribirse a Susana Re