Mensaje de error

  • Notice: Trying to access array offset on value of type null en omega_pager() (línea 39 de /hosting/www/murciocio.es/public/sites/all/themes/omega/omega/includes/omega.theme.inc).
  • Notice: Trying to access array offset on value of type null en omega_pager() (línea 62 de /hosting/www/murciocio.es/public/sites/all/themes/omega/omega/includes/omega.theme.inc).

Dorian

Todos los raros fueron al B Side

Dom, 14/09/2014 - 20:21 -- Miguel Casas

Noche memorable, la que pudo vivirse ayer en el estadio Sánchez Cánovas de Molina de Segura. La décima edición del Bside Festival llegaba a su día grande con un cartel de lujo encabezado por Love of Lesbian, quizá la banda de mayor repercusión nacional de los últimos años, y con las actuaciones de Dorian y León Benavente como principales reclamos.

El ambiente festivo y festivalero tomó desde las 20:00h los alrededores del campo de fútbol gracias a las más de 5000 personas que, sobre todo desde Murcia y Molina,  fueron llegando en un goteo constante de coches, autobuses y largas caminatas en grupo. Este respaldo del público es, sin duda, el que ha permitido a esta cita musical consolidarse y permanecer vigente en torno a carteles basados en la difusión de los principales y más importantes grupos de la nueva escena española.

En el calor de la noche molinense, los encargados de abrir el fuego musical fueron León Benavente, una banda que, formada por los músicos que acompañaban habitualmente a Nacho Vegas, brindó un concierto animado e interesante en el que pudimos constatar su buen momento y su estado de pleno crecimiento. Mientras el público seguía llegando, y saliendo, y paseando, y cantando, y bailando, y bebiendo, y saltando, y riendo a veces sin prestar demasiada atención a lo que ocurría en el escenario, llegó el turno de Black English, una formación cuyo espectáculo sirvió para muchos de descanso, calentamiento y preparación de cara a lo que habría de venir después.

El gran momento del festival tuvo lugar a partir de las 23:45h, hora en la que dio comienzo el concierto de Love of Lesbian. Los catalanes concentraron la mayor acumulación de público y atención de la noche en torno a la presentación de su gira “El poder de la tijera”. Sobre un escenario en el que destacaban cuatro grandes pantallas LED al fondo, la banda arrancó su espectáculo con Amante Guisante y pronto comenzó a desgranar un repertorio que dio especial protagonismo a sus temas más conocidos. Así, clásicos como Si tú me dices Ben yo digo Aflleck, Belice, Pizzigatos, 199, Incendios de nieve, Me amo sonaron junto a los nuevos Manifiesto delirista y Mal Español.

La velada fue de menos a más y los ánimos fueron en aumento. El anuncio de que el grupo habría de tocar algunos minutos más por “culpa” de un imprevisto en el programa del festival, terminó por entregar al respetable. Los bises fueron para El club de fans de John Boy, Algunas Plantas y Fantástico, canciones que llevaron a la apoteosis al público y lograron poner el punto final a un espectáculo lleno de animación y energía que duró más de una hora y media.

Después de Love fue el turno de Dorian, uno de los grupos con más proyección del panorama nacional. Los barceloneses, aún jóvenes, pero ya con cuatro álbumes publicados, desplegaron sus melodías electrónicas y sus letras evocadoras confiando a su trilogía de canciones La mañana herida, Paraísos artificiales y Tormentas de arena, el buen desarrollo de la velada. Definitivamente estos tres temas junto con Cualquier otra parte fueron los platos más fuertes de esta actuación.

Así, sobre un escenario decorado de manera austera y futurista, el elegante Marc y su banda terminaron convenciendo a las más de 2000 personas que aún seguían concentradas alrededor del escenario sobre las 2:30h. Las alusiones a Gustavo Cerati y a Radio Futura se convirtieron en auténticos argumentos de autoridad que confirmaron el buen gusto y la sólida formación de esta banda. El concierto avanzó con el telón de fondo de su último disco, La velocidad del vacío, a través de temas como Los placeres efímeros, Arde sobre mojado, Soda Estéreo y Los amigos que perdí, que sirvió para  poner la guinda a la hora escasa de buena música que Dorian brindó a todos los asistentes.

Finalmente, sobre las 3:30h se acabaron las actuaciones de los grupos de música sobre el escenario del estadio Sánchez Cánovas de Molina. En definitiva, fue una noche para el recuerdo y para la esperanza gracias a la buena salud de la que goza la música hecha en nuestro país. En definitiva, fue una noche para dar las gracias a los grupos por seguir creyendo en ellos mismos, a los promotores por seguir apostando, y a todos esos “raros” del público porque seguir respaldando masivamente nuestra música. 

Unos impecables Dorian desataron su tormenta de arena en Murcia

Dom, 03/05/2015 - 20:09 -- Javier Brooklin...

Después de la fantástica jornada que se vivió el viernes en el SOS 4.8, la jornada del sábado se presentaba también con puntos bastante interesantes. Uno de ellos nos iba a llevar a establecer una parada en el concierto que ofrecían Dorian a las 20:15h en el escenario Estrella de Levante. Y es que los barceloneses son una apuesta segura, hecho que cualquier “soser” experimentado conocía, y  por eso allí, poco antes de su comienzo, las zonas aledañas al escenario ya se encontraban considerablemente nutridas por una gran cantidad de espectadores dispuestos a vibrar.

Su receta es triunfadora, indie con un toque electrónico y futurista que crea una atmósfera iniguable,  letras directas que los más fieles conocen a la perfección para corearlas, y unos hits rompedores que se han convertido en auténticos himnos situados ya en la historia moderna de la música nacional. Esta vez, acompañados por una instrumentación de lo más cuidada que incluía violines, los barceloneses lograrían ofrecer un sonido mucho más embriagador que vino a sumarse, como valor añadido, a su habitual conjunción musical para acabar produciendo un efecto de lo más sobresaliente.    

Así, Dorian mostraron una puesta en escena genial mientras fueron desgranando uno a uno su estimable repertorio de temas entre los que no pudieron faltar los imprescindibles La mañana herida y Cualquier otra parte. Ya en los últimos compases del recital, los barceloneses lograrían culminar su espectáculo con el ya clásico La tormenta de arena, que sumió al SOS en un éxtasis de saltos y coros para deleite del público. De esta forma, podemos concluir que no se equivocaron quienes optaron con reservar una parada en el festival para esta actuación, ya que cubrió ampliamente las expectativas convirtiéndose en uno de los eventos más destacados de la segunda jornada del Festival. 

Murcia se mueve al ritmo de Dorian, Atrezo y Poolshake

Crear: 11/07/2017 - 02:21

Deliciosa velada, la que pudo vivirse este sábado en el Cuartel de Artillería con motivo de la celebración del Festival Murcia Se Mueve; cita cultural organizada por el Ayuntamiento en cuya quinta edición volvería a ser protagonista la música en vivo gracias a los conciertos programados de Poolshake, Atrezo y Dorian.

Así, seducidos por el reclamo de un cartel que mezclaría en proporción de dos a uno el talento emergente regional con el solvencia de la que es una de las bandas de referencia de la escena nacional, serían miles las personas que acudirían al monumental recinto castrense del Barrio del Carmen a disfrutar de una noche llena de emociones.

De este modo, a las 20:30h, al abrigo del pabellón norte y sobre un amplio escenario que aparecería flanqueado por dos grandes pantallas a cada lado, los encargados de levantar el telón de la noche serían los jovencísimos Poolshake; prometedora banda en la que se unen tendencias sonoras tan variadas como el glam, el pop psicodélico, el rock experimental, el indie y hasta el punk.

Sin duda, un cóctel de propuestas tan dispares y estimulantes que, adecuadamente mezclado, agitado y servido por el carismático Riviera Johnson y los suyos, pronto cautivaría el paladar del público más exigente con las finas texturas y los dulces sabores contenidos en su primer EP editado en 2016, “Phantom”, y en temas más recientes como Golden Smoothie o Seventies sugar dream.

A continuación, a las 21:45h y tras el paseo de rigor que muchos se darían por los puestos de comida y artesanía que salpicaban el perímetro de la plaza de armas, la segunda actuación de la velada traería a la que es una de las formaciones más activas del panorama regional: Atrezo. No en vano, tras actuar este 2017 en las fiestas del Infante Juan Manuel, el Festival Big Up! y la Bienvenida Universitaria, la banda de pop liderada por José Fructuoso y David Pina regresaría a Murcia para dar cuenta de su primer EP, “Mírame”, con temas como Lo tengo decidido o Soltarnos, y presentar otros nuevos que, como Ahora es el momento, formarán parte de un nuevo disco que verá la luz en 2018.

Más adelante, sobrepasadas las 23:15h, el quinteto barcelonés Dorian saldría a escena para delirio de las más de seis mil personas que aguardaban expectantes el comienzo de su concierto. Entonces, con Marc Gili y Belly Hernández a la cabeza, el grupo arrancaría su recital con un trío de temas que pondrían a cantar y a bailar al público desde los compases iniciales del espectáculo: Los amigos que perdí, Verte amanecer y Soda estéreo. En rigor, tres buenos ejemplos de ese pop ágil y moderno de corte indie y querencia por la electrónica que ha alumbrado Dorian para hacerse con una identidad sonora propia, diferente y  reconocible dentro del rico panorama musical del que goza España en la actualidad.

Así, desgranando los temas que componen el LP “Diez años y un día” –trabajo en el que se revisan las canciones más celebradas de su carrera-, Dorian desplegarían un repertorio claramente ganador en el, junto a piezas tan redondas como Paraísos artificiales, Cualquier otra parte o La mañana herida, sonaría la nueva Hasta que caiga el sol para demostrar que, lejos de contentarse con mirar hacia atrás, la banda continúa su trayectoria creativa con paso firme. Un paso firme que, de hecho, haría temblar los cimientos del Cuartel de Artillería cuando a las 00:30h, y bajo una fantástica lluvia de confeti, los catalanes pusieron el broche de oro a su recital, y a la velada, interpretando La tormenta de arena

 

Grandes actuaciones de Neuman, Dorian, Biznaga y Shinova en la jornada final del WARM UP

Crear: 05/08/2018 - 22:00

Foto: Neuman

La edición 2018 del WARM UP Festival tocó a su fin con una completa jornada del sábado en la que se pudieron vivir fuertes emociones. La cifra de 26.000 asistentes en cada uno de los días hace presagiar que el proyecto, desde que fue tomado por la nueva organización el pasado año, va consolidándose y, aun teniendo algunos aspectos todavía margen de mejora, cierra con buena nota.

El gran éxito del día fue Izal, que eligieron el festival para iniciar su nueva gira y fue espectacular la respuesta del público. El furor causado por la banda madrileña fue tan espectacular que dejó pequeño el recinto de La Fica. Un fenómeno de masas en toda regla que superó incluso a los cabezas de cartel Alt-J.

Foto: Shinova

Los ingleses, en la gira de su último disco, Relaxer, ofrecieron con la entrada de la media noche un formidable concierto con sus evocadoras melodías y su mezcla de estilos, pero no lograron captar junto al escenario a buena parte de los asistentes ávidos de adrenalina que no los conocían y a esas horas llenaban el recinto, debido a su pausado y delicado estilo lleno de matices.

Antes, al comienzo de la tarde, Cooper había sido el encargado de abrir el telón en el escenario Thunder Bicht. Nosotros empezamos la jornada en el escenario Estrella de Levante, que a las 19:25 tenía la actuación de Shinova. Los vascos dieron un gran recital de rock con tintes épicos y una gran conexión con el público, que terminó rendido coreando su Para cambiar el mundo. Gran éxito.

Casi al mismo tiempo los murcianos The Yellow Melodies sembraron el escenario DFranklin con su luminosa música y sus alegres melodías en un bonito concierto. Este mismo escenario sería en el que más tarde Murciano Total también deleitaría con su pop fresco y animado, y el que Dûrga teñiría, pasada la media noche, de un hard rock instrumental que atrajo a los que huyeron de la electrónica.

Foto: The Yellow Melodies

Posteriormente a Shinova, fue el turno de otro grande de la casa, Neuman, que una vez más lo bordó en el escenario Thunder Bitch dejando al público a punto de caramelo al ritmo de sus grandes hits como Tell you o Turn it para el siguiente concierto de Izal.

Y la montaña rusa seguiría ascendente, ya que el mismo escenario Thunder Bitch, después de que concluyera Izal, acogía a Dorian, otro valor seguro para cualquier festival. Los barceloneses eligieron también Murcia como inicio de la gira de su último trabajo, Justicia universal, que verá la luz este mes, y del que adelantaron algunos temas, dejando para un final apoteósico sus himnos Cualquier otra parte, La tormenta de arena y Los amigos que perdí. Fórmula infalible que no podía sino hacer las delicias del respetable.

Foto: Alt-J

Después de Alt-J y el extraodinario y emotivo concierto de Viva Suecia saltó sobre las dos de la madrugada el francés Vitalic, con un gran show de música electrónica que se ganó de calle a los amantes del género. Y casi al mismo tiempo que Vitalic, vivimos uno de las más gratas sorpresas del festival con el concierto de Biznaga, punk sin complejos en un escenario DFranklin que iba captando a cada vez más festivaleros. Los malagueños fueron de lo mejor del día y dejaron con ganas de más a unos asistentes que gozaron de lo lindo.

Para entonces, los que aún mantenían las fuerzas pudieron gozar todavía con Joe Crepusculo, que convirtió el escenario DFranklin en una “Fabrica de baile”, en otro de los mejores momentos de la noche, y los más noctámbulos con Yelle y Mueveloreina.

Y así, casi sin tiempo de asimilar la gran cantidad de momentos vividos, finalizó la edición presente del festival. La maquinaria sigue y los más fieles podrán comprar a mejor precio las entradas para el siguiente año, que tenga el nombre que tenga esperemos que siga en esta línea con paso firme y nos depare grandes sorpresas para la siguiente edición.

Foto: Murciano Total

Suscribirse a Dorian