Sala Spectrum

Los androides bailan al ritmo de In-Pulses

Crear: 03/18/2019 - 12:50

Este viernes, acudiendo a la Sala Spectrum para ser partícipes del fantástico despliegue de conciertos que cada año realiza en Murcia por estas fechas el Festival Microsonidos, tomamos posiciones entre el numeroso público que se dio cita en el renovado local de la Avenida Mariano Rojas minutos antes de que arrancaran los motores de una velada cuyo destino no sería un lugar en el espacio, sino un tiempo: el futuro. Ese que presagiaban las actuaciones de In-Pulses y Mala Cotton.

Así, marcando en el ordenador de a bordo las coordenadas de ese porvenir incierto que suele sugerir en la música el uso de sintetizadores, efectos de sonido y programaciones, pronto nos hallamos rodeados por misteriosas figuras que, como autómatas sonrientes, bailaban bajo las luces artificiales al son del pop electrónico desinhibido y alegre de Mala Cotton -o malacotón-; banda de reciente formación encabezada por Tom, batería de Poolshake, que en tan solo unos meses ya ha tenido tiempo para hacerse con un repertorio fresco, divertido y bailable, y, además, anunciar nuevas composiciones que, como Mr. Dreams, permiten augurar un recorrido mayor a su propuesta.

Entonces, dejando atrás la medianoche mientras los teclados de colores fosforescentes tomaban la escena, nos acercaríamos al cuadro de mandos de la nave para introducir el código 481 en el órgano de ánimos Penfield y, así, comenzar a tomar conciencia de las posibilidades que encerraba la presentación en directo del esperado tercer disco de In-Pulses, “Electric Sheep”. De este modo, tras disiparse la densa niebla sonora con la que la enigmática intro del EP nos envolvió, el escenario reaparecería ante nuestros ojos convertido en el decorado tridimensional de una película de ciencia ficción en el que la banda interpretaría Return; segundo corte de su nuevo trabajo que se iniciaría como una delicada balada pop cantada a media voz para concluir explotando en una segunda mitad trepidante.

A continuación, dejándose llevar por el ritmo suave y acompasado de By myself, el recital tomaría fuerzas antes de atravesar su ecuador acelerando de nuevo al son de One more time, de Daft Punk; tema que serviría a la perfección para trazar una línea ascendente que señalaría el camino hacia Do androids dance?; brillante composición en la que el tecno, el funk, y el pop se darían la mano para ofrecer una canción rotunda de principio a fin, y en la que el ritmo intenso y serpenteante pondría a bailar a todos los androides de la sala arrastrados por ese sonido elegante, sensual y futurista que In-Pulses esgrime como su más preciado tesoro.

Más adelante, subrayando el carácter festivo de la cita, el grupo invitaría a los antiguos miembros Luis Fernández y Nacho Esquer para que cantaran con ellos la ya clásica Bed thoughts; tema que marcaría la recta final de un concierto redondo que concluiría, al igual que el nuevo EP, con el arpa láser saliendo a relucir para que la banda ejecutara la evocadora pieza instrumental Tears in rain y, de paso, nos convenciera de que, aunque quizá nunca sepamos con qué sueñan los androides, seguro que lo que bailan es, con permiso de Vangelis, la música de In-Pulses.  

Los Crudos, LCD Funk y Smoke & Mirrors se declaran "agradecidos"

Crear: 03/04/2020 - 00:47

Emotiva cita, la que por segundo año consecutivo encabezarán Los Crudos este sábado a fin de agradecer al personal sanitario del 112 y la Arrixaca la impagable labor que realizaron hace poco más de un año para rescatar y salvar la vida del gran Paco Vilches, guitarrista de la formación, cuando sufrió un grave accidente mientras escalaba la imponente pared montañosa de “El Abuelo” en Mula.

Así, si, tal y como reza el refrán: “Es de bien nacidos ser agradecidos”, no cabe duda de que la banda capitaneada por Chema Espejo lo es y que, además, sabe cómo organizar un espectáculo a la altura de la circunstancias. No en vano, recalando de nuevo en la murciana Sala Spectrum, Los Crudos volverán a materializar su agradecimiento en forma de sentido concierto en el que, por si fuera poco, también actuarán dos bandas de reconocido prestigio: LCD Funk y Smoke & Mirrors.

De este modo, abriendo las puertas del recinto para que el público acceda libre, a partir de las 22:30h la Sala Spectrum se convertirá de nuevo en el escenario propicio para vivir con toda intensidad una velada llena de emociones en la que celebrar precisamente eso: la vida, y que servirá para reconocer a aquellos que dedican las suyas a cuidar las de los demás. ¡Muchas gracias!

 

Rock bajo techo

Crear: 10/26/2021 - 00:38

Desde el principio supe que aquella no iba a ser una noche más. Me vestí con mis mejores galas para asistir a un concierto en sala. Sí, bajo techo, en la Sala Spectrum de Murcia.

Los nervios se me mezclaban con la incertidumbre. La organización del local estuvo exquisita y pendiente para que se respetaran todas las medidas sanitarias que se piden.

A la hora señalada, comenzó el show. Arrancaron Sin Tregua, sexteto cartagenero con un amplio bagaje musical. “Cuatro rosas” es el nombre del disco que presentaban. Su estilo camina por la fina línea que separa el pop guitarrero y el rock a bajas revoluciones. Se aprecia en ellos un aire a los Revólver de Carlos Goñi (tanto es así, que ejecutaron una versión de los valencianos). Buen sonido, gran habilidad instrumental y un futuro tan fiable como su contrastada experiencia.

Tras ellos Lady Tatoo salieron al escenario. Este cuarteto murciano apuesta por un rock and roll desenfadado, nocturno y lujurioso. Sus canciones beben de Leiva, Los Zigarros, del rock sureño y de la rotundidad sonora.

Esta vez estrenaban formación. Fue el primer concierto con Santi Pina, su nuevo bajista. Se le nota involucrado, trabajador y hábil con las cuatro cuerdas. Buen fichaje el de Lady Tatoo. La parte guitarrera se la reparten Toni y Juan Malone. De este último destaca  su experiencia y el buen gusto al tocar y del primero resalta su talento compositivo. La batería es cosa de Antonio Enfer, usando los toques necesarios y caminando por los tempos exactos.

Fue una noche de reencuentro con amigos, de conocer gente nueva y de disfrutar de la música en sala de conciertos. El rock bajo techo ha vuelto a la ciudad.

Fuerza y control

Crear: 11/15/2021 - 01:53

Esta noche del 13 de noviembre en la ciudad de Murcia la temperatura era la idónea. Ni demasiado frío ni calor innecesario. Caminando llegué a la Sala Spectrum con la sensación de saber que iba a ser testigo de algo importante. Cerca de una veintena de personas haciendo cola en taquilla para poder entrar. Ese detalle sólo presagia hechos buenos. Con velocidad fluida llega mi turno, enseño credenciales sanitarias y para adentro. 

El público que llena  la sala sabe que va a disfrutar de una magnífica Ice and fire night. Nombre que recibe el concierto a tres bandas de esa noche.

Los primeros en salir, Reverxo. En ellos centraré mi atención para contaros lo que vi. 

El quinteto comenzó su show con una puntualidad que sorprendió a quienes pensaban que se iba a dar el clásico retraso horario en el comienzo. Error por su parte.

La banda, cuyo vocalista es Raymond Megías, transmite una energía y una pegada tal que los asistentes no pueden más que disfrutar desde el primer segundo de actuación. La base rítmica queda a cargo de la batería de Sergio Vidal y del ritmo que Juankar Rivero le da al bajo, que crean un colchón sonoro perfecto para que el resto de instrumentos se puedan mover.

Las guitarras de Álex Herrera y Fran Gallego completan el sonido de Reverxo. Un sonido rock que bebe desde los clásicos de los años 80 hasta el numetal de principios de siglo XXI. Eso sí, las influencias les permiten crear unas canciones auténticas y con identidad.

“Insistes maldita” fue su corte de apertura. Le siguieron “Rechazo” y “Abandono”. Para entonces el público ya está entregado al máximo, desafiando hasta el límite el compartir energía entre unos y otros.  

A cuatro temas para el final del concierto, mientras ejecutaban “Sin miedo”, Fran rompe una cuerda de su guitarra. Cosa que hace crecer el carácter épico de la actuación.

“Injusticia” y “Tiemblas” sonaron como cierre de la actuación. Tras un rotundo  “Muchas gracias, nos vemos pronto” se despiden y salen del escenario.

Nadie diría que Reverxo son una banda novel, que esta noche es su primera noche en directo, o  que la formación existe tan sólo desde abril de 2020. Este grupo ya se ha convertido en sinónimo de éxito. Dando lo necesario en cada canción, dirigiendo perfectamente el tempo del show, ofreciendo un  directo repleto de pasión, fuerza y control.

El calor del rock

Crear: 12/07/2021 - 02:05

En una de esas noches de frío en los huesos y andares buscando abrigo, hay pocas cosas que den calor. Muy pocas. Una de ellas es la música. Para ser más concreto: la música en directo.

Entrar en una sala de conciertos y que ésta se encuentre repleta de público, es una de las cosas que quitan el frío del cuerpo.

Eso me sucedió el pasado viernes. Cuando mi helor desembocó en la Sala Spectrum de Murcia, comencé a experimentar un cambio, para bien, en mi temperatura corporal.

La cita musical la abrieron The Golden Lips. Cuarteto ambicioso, con unas composiciones que suenan a punk, grunge y algo de hardcore. Potencia afinada y muy bien creada.

Tras ellos, Elure salieron al escenario. La banda cartagenera es tan joven como experimentada y eso se nota de modo positivo. "Living in flames", "Diamond person", suenan de manera atronadora. Elure ha ido mejorando con el paso de los años y de los ensayos. Sus ganas y compromiso también han ido creciendo. Por eso se han ganado ser el grupo que represente a nuestra Región en la próxima edición del festival Mad Cool. Todo un premio más que merecido.

Unos minutos después de que el reloj marcara la medianoche, los inimitables Eclypsse subieron a las tablas de la Spectrum. Con su vocalista Joaquín Andreu en estado de gracia, el quinteto aprovechó para presentar en directo su nuevo trabajo Radio Revolución, que, avalado por crítica y público, engancha cada vez a más fieles. La batería de José Luis García sonó como nunca; mientras que su otra mitad en la base, el bajista Paco Cano, le complementó de manera natural y efectiva.

Cada canción suena a clásico, a gran canción. “En el punto de partida”, “Nuevo orden”, “América”. Crecen también gracias a Rafa Codina y Francisco Reina, que se encuentran tras las guitarras. Toda una lección de clase y categoría en las seis cuerdas. Acaba su show alrededor de la hora programada y es entonces cuando saludan, firman discos y se dejan fotografiar. Ese modo de cuidar a los asistentes sólo lo tienen los grandes y ellos lo son.

Miro alrededor y comprendo que es buen momento para irme, para salir a la calle, para regresar a casa paseando mientras mantengo en la memoria la noche vivida. ¿Lo mejor para quitar el frío? El calor del rock.

Suscribirse a Sala Spectrum