La Boca del Lobo

Encantados de conoceros

Crear: 01/15/2018 - 18:34

Último día de la semana, tarde lluviosa en la ciudad de Murcia. Cuando parece que ya no hay nada que hacer, nos adentramos en el mítico local de referencia del rock en nuestra ciudad, La Boca del Lobo. Es la hora de ver a un dúo en acústico que hace versiones rock de todos los tiempos. Pedro Navarro en la guitarra acústica y los coros y Antonio Alarcón en la guitarra eléctrica y la voz principal integran una formación que no por corta es insuficiente, pues realizan sabiamente una serie de canciones ajenas que logran hacer propias.

El show comenzó con Dire Straits y su Money for nothing. Desde los primeros acordes el público, que llenó tres cuartas partes del local, ya sabía que tendría por delante un buen rato de música. Nirvana apareció también en una aclamada y coreada Come as you are. Giro de guión y Pearl Jam suena. Alive, como si no hubiera pasado el tiempo por ella, revive en la voz de un Antonio que gana en las distancias cortas y que sabe jugar a carta ganadora.

A esas alturas La Boca del Lobo ya era un hervidero de gente coreando y cantando las canciones que se interpretaban en el escenario. Éxtasis rockero cuando Alarcón anuncia que "vamos a tocar una de Los Murciélagos", aplausos en el respetable y murmullos afirmando que se acercaba una versión de MClan. Calle sin luz sonó atronadora, directa y cruda. Por supuesto Pedro Navarro fue teniendo sus grandes momentos, como en Sweet Chlid of Mine, de Gun´s and Roses, y en Sympathy for the devil, de The Rollig Stones, donde demostró su buen hacer en la guitarra y explicó con su trabajo por qué estamos ante uno de los mejores guitarristas rock de nuestra región.

Otro momento digno de destacar fue cuando se pusieron en la piel de Los Zigarros para interpretar Desde que ya no eres mía. Dándole un toque más pop y personal a una canción que ya forma parte del imaginario general. Además de los temas del concierto, Antonio Alarcón y Pedro Navarro regalaron al público que asistimos a su prueba de sonido una espectacular visión de Ring on fire; tema del eterno Jhonny Cash que supieron ofrecer a la perfección.

Tras la actuación, momento de las firmas, las fotos y los agradecimientos. Buenos músicos, buena actitud y un local al que volveremos para disfrutar del rock en directo. Apuesta interesante y arriesgada que es digna de seguir. Encantado de conocerte.

 

Un local, tres amigos y dieciocho canciones

Crear: 05/01/2018 - 01:23

Durante días, la mujer del tiempo decía que en Murcia iba a llover y a hacer frío el domingo por la tarde. Salí de casa sabiendo que se equivocaba irremediablemente, pues era la tarde en la que iba a ver a un trío amigo actuar en La Boca del Lobo. Y ante su actuación cambia hasta la meteorología. Los incombustibles Emilio Chicheri y Los Trotacarreteras ofrecieron una actuación en formato acústico con José Vicente Nicolás en el bajo, la guitarra de Pedro Casanova y la voz inconmensurable de Emilio Chicheri. Ante un concierto así, poca broma y nula aparición de nubes. Tan sólo la visita de la luna llena al acabar el show y volver a casa paseando.

La actuación comienza con la única presencia en el escenario de José Vicente. Voz y bajo para ofrecer Brindemos por Mustang. Tras esa bienvenida al público que llenaba el local, se unieron Pedro y Emilio. Relax, Sobando al niño y Vuelvo al Rock and Roll sonaron con energía. Los asistentes se saben las canciones de principio a fin y las cantan como si de un miembro más de la banda se tratara. Los Trotacarreteras no necesitan tener un nuevo álbum para realizar gira. Se encuentran en plena mezcla de un nuevo trabajo de estudio, mientras que van de una ciudad a otra sin parar. Eso sólo lo consiguen los grandes, los auténticos músicos.

Mientras que Casanova agarraba su Gibson de 12 cuerdas para tocar El perro Ricki, algún que otro rezagado entró a La Boca del Lobo, con el respeto y la admiración que merecen estos músicos que llevan en la brecha el tiempo suficiente como para ofrecer un show perfecto, emotivo y repleto de grandes momentos. Con Tardes del malecón y Corazón, el blues continuaba en el ambiente. El propio Emilio ha llegó a decir que había cantado con la fuerza de la juventud y con la experiencia de los años. Y es cierto, esa mezcla de ambas sabidurías explotó en la cara de los que estuvimos allí. Un lujo haber asistido.

Iba en el tren, ya en el tramo final del concierto, supuso un abrazo entre todos. José Campuzano subió al escenario para improvisar con su armónica junto a ellos. Clase magistral de blues y rock. Poco más se puede decir.

Para acabar, se adentraron en la Ruta 66 y pusieron punto a final a un show inolvidable. No olvides acudir a su llamada cuando vuelvan a actuar, no te lo perdonarías jamás. Sólo se necesita un local, tres amigos y dieciocho canciones. El resto lo pone el público.

 

La música, la mejor medicina

Crear: 05/29/2018 - 12:06

Reconozco que se acaba el mes de mayo y me embarga la alegría. Parece que con este mes también se van la alergia y los problemas primaverales. Para celebrar tal emotivo suceso pienso en un concierto. Es domingo, el último del mes, y el mítico local murciano La Boca del Lobo es el único que programa tales eventos para acabar la semana de la mejor manera. Su gerente, David Cuenca, siempre acierta con los grupos que lleva para deleite del público. Entro al local a la hora señalada y en el escenario veo un número concreto de instrumentos que me dicen que esa noche tocaba trío.

El cantante argentino Iván Hechicero estuvo acompañado para la ocasión por el experto bajista José Vicente Nicolás y por el preciosista guitarrista solista Juan Iborra. En casi dos horas de show desgranaron el nuevo disco, aún inédito, de Hechicero “Bocanada de aire” (Autoproducido, 2017). Grabado en los estudios PM bajo la batuta de Pepe Moreno. Una suerte de rock y blues. Con el estilo de Iván y los suyos, con cierto sabor añejo pero con la cadencia de los nuevos tiempos. Los presentes esperamos su pronta publicación.

Como buen músico curtido en bares y carretera, Iván sabe a quién tributar un homenaje. Y lo demuestra con soltura al interpretar Lili Malone (de la banda Riff), Juntos a la par (de Pappo) y Jugo de tomate frío (del grupo Manal). Pero antes de ese repaso por la música rock argentina, José Vicente toma el mando del micro. Los otros dos músicos bajan del escenario y lo dejan tocando y cantando. Sólo alguien con tanta experiencia se atreve con Pacto entre caballeros, de Joaquín Sabina; voz, bajo y la pandereta al pie. Así se demuestra lo grandes que son los músicos y este bajista hace mucho que lo demostró. Nadie lo puede dudar.

Con el público metido en el bolsillo casi desde el primer riff, Iván, Juan y José Vicente continúan dando toda una lección de rock y blues sin paliativos. Cada canción es coreada por el público sin remordimientos ni dudas. Así se festeja un buen concierto como este. Sobre todo porque el músico argentino es de esos artistas que hace un concierto cada tres o cuatro semanas. Consiguiendo que cada show sea diferente y expectante.

Para acabar, visitas a unos clásicos del desamor y los bares Un hombre bueno y Tú me estás atrapando otra vez, con Juan Iborra tocando el cielo con su guitarra en cada uno de los solos que acompañaban las canciones.

Finaliza el show, salgo del local ya de noche y sin alergia primaveral. Afirmo entre los pasos que me llevan a casa: La música es la mejor medicina.

 
 

Esto es solo el comienzo

Crear: 07/03/2018 - 01:29

Fotografía: Pepa Mirete

Domingo 1 de Julio, las calles de la ciudad de Murcia andaban desiertas. Caminar por ellas a ciertas horas era una misión peligrosa. Acabar sudando y repleto de sol eran las únicas consecuencias lógicas. Pese a todo salí de casa, Los Trotacarreteras estrenaban vídeo clip y sé que la aventura valía la pena.

El grupo había congregado a toda su parroquia en el mítico local La Boca del Lobo, cuna del rock en la ciudad y ávido de música en directo. Un sitio con buena predisposición a recibir a músicos y con la gerencia de David Cuenca haciendo que sea un oasis musical en medio de tanto negocio mal enfocado hacia la música menos visceral y sin sentimiento. El evento se abrió con la actuación de Iván Hechicero; música acústica, mezclando rock y blues a partes iguales. Perfecto para comenzar la tarde.

Tras él, es José Vicente Nicolás, bajista de Los Trotacarreteras, quien coge el micro. Da la bienvenida y agradece la asistencia al público que llenaba la sala desde muchos minutos antes del comienzo. Entra en materia y presenta a los integrantes del grupo. Entre aplausos van subiendo al escenario Fiti Espejo (batería), Pedro Casanova (guitarra) y Emilio Martínez Chicheri (voz).

El cuarteto hizo que los asistentes participaran de manera directa en el evento, así que invitaron a quienes lo deseaban a realizarles preguntas sobre su próximo nuevo disco, su carrera y el vídeo clip que íbamos a presenciar. Fue una bonita forma de integrar a todos en una misma acción, logrando que se creara una interesante entrevista colectiva.

Tras eso, llegó el momento de ver el vídeo clip, que es para lo que estábamos allí. Realizado por Rubén Muñoz y Pepa Mirete, el resultado hace resaltar las cualidades de estos dos profesionales de lo audiovisual. Por haber creado una pieza de rock y humor, donde ni sobra ni falta nada. Acabado el tema Chocolate con leche, llegó el tiempo de las felicitaciones y de mirar de nuevo al escenario, pues Santiago Campillo y Pedro Casanova ejecutaron, casi improvisadamente, un buen número de canciones para deleite de los presentes.

Emilio y los suyos están agraciados con un toque diferente, pues no todos los músicos son capaces de tener como espectadores a otros músicos. En este caso por allí andaban Chema Espejo (Los Crudos), Roger Maccari (Los Corderos Negros) y Joaquín Andreu (Eclypsse) entre otros más que no se quisieron perder nada de lo que ocurría.

A la hora en la que acabó la fiesta, el sol dormía hacía mucho, la luna resultaba ser la protagonista y las estrellas alineadas marcaban el camino de vuelta a casa. Es verano y esto es sólo el comienzo.

Suscribirse a La Boca del Lobo