Puebla de Don Fadrique

La Vuelta vive una agitada etapa en su paso por Murcia

Dom, 30/08/2015 - 12:01 -- Juanma Flores

Interesante tarde de ciclismo, la que se vivió con el regreso de la vuelta ciclista a España a nuestra localidad, en lo que fue una etapa accidentada y nerviosa que propició que se vivieran numerosos acontecimientos.

Y es que el deporte de la bicicleta se caracteriza, a diferencia de la mayoría de disciplinas, por no desarrollarse en un estadio o recinto cerrado. Este hecho, que discurra por carreteras o calles por las que pasamos asiduamente en nuestra vida cotidiana, junto con el de poder ver de primera mano a los corredores a escasos centímetros, hace que tenga un gancho especial a la hora del espectáculo. Y sin duda, competiciones como la Vuelta ciclista a España, que reúne a algunas de las mayores estrellas del pelotón internacional, hace que el interés sea aún mayor.

Además, se puede decir que fue un acierto por parte de la organización hacer un circuito por la Ciudad con un doble paso por el alto de la Cresta del Gallo, ya que hizo que en el pico que preside desde lo alto nuestra ciudad se congregara una numerosísima afición, así como en la zona de meta, la cual lucía llena hasta la bandera por la afición de una Región de Murcia en la que siempre ha estado muy arraigada la pasión por la bicicleta y que ha dado siempre grandes corredores al pelotón.

La etapa estaba encuadrada entre dos días con finales en alto y se presumía lo que se suele llamar una “etapa de transición”. Sin embargo, antes de entrar en la ciudad, ya iba a surgir el primero de los numerosos percances que acontecieron durante el día con una grave caída a la altura de Espinardo. En esta caída Boeckmans se llevó la peor parte, quedando inconsciente y teniendo que ser trasladado de urgencia. Además, también provocó los abandonos de grandes gallos de la carrera como Van Garderen, Dan Martin y Bouhanni.  

En las dos subidas a la Cresta del Gallo hubo numerosas intentonas de escapada que no terminaron de fructificar, pero que dieron lugar a un gran espectáculo. Entre esas aceleraciones destacaron también las de los corredores de casa: Alejandro Valverde, Luis León o Jose Joaquín Rojas -el cual sufrió una peligrosa caída de la que rápidamente se recuperó-. Así, los ciclistas murcianos lucieron especialmente activos en su tierra espoleados por una enfervorecida afición que les jaleaba a su paso.

Pero, finalmente, ningún ataque consiguió despegarse y la etapa terminó con un sprint entre un pelotón bastante reducido por todas las caídas de la jornada. De hecho, en este sprint final tampoco pudo estar el favorito en este tipo de llegadas, Peter Sagan, que fue desequilibrado por una moto de la organización poco antes de la meta. Así, en la llegada a la Gran Vía se impuso el belga Stuyven para finalizar un día en el que la ciudad de Murcia se reencontró y volvió a disfrutar de el gran espectáculo del ciclismo.

Galería de fotos

Suscribirse a Puebla de Don Fadrique
</