Festival Murcia 3 Culturas

Música milenaria para una Murcia milenaria

Dom, 17/05/2015 - 23:38 -- Andrés Cascales...

A veces suele ocurrir que, arrastrados por el tráfago mundano que convierte nuestras vidas en una frenética sucesión de días semejantes, la gran mayoría de los mortales podemos llegar a perder la perspectiva del momento de la historia y del lugar del mundo en los que habitamos y en los que, sólo a veces, vivimos. Pues bien, este pasado sábado sí que tuvimos ocasión de disfrutar, gracias al concierto que ofreció Spyros Kaniaris en la terraza de los Molinos del Río, de uno de esos momentos de paz y armonía tan propicios para recobrar esa perspectiva temporal y espacial olvidada entre el ajetreo de las prisas y los días.

Y es que el concierto que brindó en Murcia este griego afincado en Valencia, licenciado en guitarra clásica, multiinstrumentista, colaborador de la BBC y de Radio 3, artesano sonidos tradicionales y arqueólogo de música popular, fue realmente memorable. De hecho, más que un concierto, lo que ofreció Spyros, flanqueado por Chello Romero y F. Depiaggi, fue una clase magistral en la cual pudimos viajar, a través del folclore, por la historia de la Grecia continental e insular y las regiones próximas al Mar Negro para terminar encontrándonos en una preciosa noche de primavera en la Murcia de principios del siglo XXI.

Así, a lo largo de la velada, que duraría algo más de una hora, tuvimos oportunidad de dejarnos embriagar por las dulces melodías que, sin ningún canto que las menoscabase, fueron desgranando de manera impecable estos tres excelentes músicos a base de percusiones, cuerdas y vientos. También, especialmente destacables y acertadas fueron las explicaciones que, en perfecto español, introdujo Spyros entre tema y tema para que el público pudiese conocer los orígenes de las piezas y, de esa forma, siguiese con mayor implicación el desarrollo del evento. Además, si a todo esto le sumamos los guiños al mundo del cine con los que el músico fue salpicando su repertorio, y que tuvieron en las interpretaciones de Zorba el griego o Misirlou sus hitos más reconocibles, podremos hacernos una idea bastante aproximada de las razones por las que el concierto de Spyros Kaniaris fue un gran concierto y mucho más que un concierto.  

Galería de fotos

El Festival Murcia 3 Culturas inicia hoy su XVIII edición

Crear: 05/12/2017 - 13:31

A partir de esta noche y hasta el sábado, 27 de mayo, el Festival Murcia 3 Culturas regresa a Murcia un año más con el objeto de convertir sus plazas y calles en escenarios vivos en favor de la tolerancia entre culturas y de promover entre vecinos y visitantes el conocimiento de la personalidad mestiza de la ciudad.

Así, esta misma noche, a las 21:00h en la Plaza de los Apóstoles y a los pies de la Capilla de los Vélez, tendrá lugar la primera de las citas musicales del popular festival, que no será otra que el concierto que brindará Eduardo Paniagua para trasladar al público a la Murcia medieval de Alfonso X de la mano de las Cantigas de Santa María.

De este modo, desde hoy y hasta el próximo 27 de mayo, serán numerosos los conciertos, los coloquios, las conferencias, las exposiciones, las representaciones teatrales y las proyecciones de películas que se podrán disfrutar casi en cada rincón de Murcia.

En consecuencia, para que todos aquellos que lo deseen puedan consultar el programa detallado más allá de los espectáculos en vivo que están en murciocio.es, ponemos a disposición de nuestros lectores el calendario oficial de actividades AQUÍ.

Jorge Pardo abarrota la Plaza de los Apóstoles con su "World Love Supreme"

Crear: 05/20/2017 - 15:41

En la noche de ayer, a los pies de la capilla de los Vélez y ante la atenta mirada de la torre de la Catedral, el saxofonista y flautista Jorge Pardo congregó a miles de personas en torno a la murciana Plaza de los Apóstoles para presenciar su relectura en clave flamenca y gnawa de la obra maestra de John Coltrane, “A love supreme”; disco de jazz considerado uno de los más importantes de la historia de la música.

Así, acompañado, de una parte, por sus habituales Javier Colina al contrabajo, Borja Barrueta a la batería y Rycardo Moreno a la guitarra, y de otra, por una cuidada selección de músicos marroquíes de la talla de Maalen El Bouzidi Mohammed, El Hassane Lahjari o Abdallah Ettaleby, el prestigioso músico madrileño ofrecería un espectáculo musical de primer nivel en el que la esencia jazz del trabajo de Trane se fundiría con las sonoridades del flamenco y el hondo carácter espiritual de la música gnawa.

De esta forma, planteando un concierto en el que las voces de los instrumentos serían las protagonistas absolutas de la velada hablando, bien en solitario, bien en animados diálogos o en perfecta comunión global, la orquesta encabezada por Jorge Pardo brindaría un recital de auténtico lujo que permitiría vislumbrar el poder hipnótico y hasta las propiedades curativas atribuidas a la música gnawa durante siglos.

Y es que, no en vano, fundiendo jazz, flamenco y gnawa, Pardo cautivaría a la audiencia utilizando la música como única lengua de comunicación hasta lograr transmitir el concepto de orquesta como metáfora perfecta de lo que debería ser siempre nuestro mundo: un mundo libre y abierto en el que, por encima de fronteras, culturas, nacionalidades o religiones, los hombres fueran capaces de vivir en armonía aportando cada uno lo mejor de sí mismo sin renunciar por ello a su propia identidad.

Milo ke Mandarini rinde homenaje a las Tres Culturas a orillas del Segura

Crear: 05/21/2017 - 19:07

Sobre la cubierta de ese barco de piedra centenario que es el museo hidráulico de Los Molinos del Río, este sábado por la noche dejamos volar nuestra imaginación para recorrer el camino que discurre entre Sonseca y Mazarambroz silbando algunas de las antiguas melodías populares que el dúo toledano Milo ke Mandarini editó durante el pasado 2016 en su aplaudido primer trabajo de estudio, “La vereda de la gitana”.

Así, a las doce de la noche y con la terraza del recinto rebosando de público, Isabel Marín y Carlos Ramírez, convertidos en cuarteto gracias al acompañamiento de Miriam Encinas y Christos Barbas, arrancarían su esperado recital haciendo sonar Puncha, puncha; emocionante tema de origen sefardí que, como un largo y dulce lamento de amor, serviría para soltar amarras e iniciar la singladura musical por el río Segura.

Entonces, con las luces del puente de los Peligros danzando ya sobre las ondas al son del yaylı tanbur, Milo ke Mandarini interpretaría dos piezas de honda raigambre hispánica como la deliciosa jota castellana Ru con el ru o el cuidado charro salmantino La molinera. En rigor, dos canciones que, reescritas y revisadas instrumentalmente por este cuarteto, transmitirían delicadas resonancias orientales de ascendencia medieval. 

Desembocando en ese Mediterráneo al que vierte sus aguas el Segura y que fue punto de encuentro entre pueblos desde la Antigüedad clásica, recorreríamos países como Turquía, Grecia e incluso Bulgaria para, finalmente, concluir nuestra travesía fondeando de nuevo junto a la murciana Glorieta de España convencidos de que nadie podría jamás comprender ninguna cultura si no es en relación y contacto con otras.

ACCEDE A LA GALERÍA DE FOTOS PINCHANDO AQUÍ.

Faluka recorre los territorios de la diáspora en el Festival Murcia 3 Culturas

Crear: 05/19/2018 - 17:09

Ante una Plaza de Santo Domingo que luciría llena y engalanada como privilegiado auditorio urbano, este viernes la formación andaluza Faluka abrió el primero de los dos fines de semana grandes del Festival, Murcia 3 Culturas, ofreciendo un recital basado en canciones de la cultura sefardí florecidas en tierras por las que debió peregrinar el pueblo hebreo expulsado de España en 1492.

Así, con Malole Díaz ejerciendo de voz principal y maestra de ceremonias, la primera parada del concierto haría recalar al público frente a las costas de Grecia y Turquía siguiendo el rastro de aquellos judíos que arribaron allí –con su música y con su lengua, el judeoespañol- invitados por el Sultán Bayaceto II. De este modo, haciendo sonar Olmaz y Los caminos de Sirkedji, el espectáculo daría sus primeros pasos en su recorrido por las geografías del exilio sefardí.

Más adelante, acariciados suavemente por las delicadas sonoridades del violín, el ney, el laud y el clarinete, los asistentes serían llevados a Marruecos por las melodías de Faluka para recordar la vida y la obra de la mítica compositora Zohra al-Fassiya, antes de tomar Aire agitando el pandero cuadrado de Peñaparda al ritmo de la copla castellana. Entonces, adentrándose en la recta final de su fantástica singladura musical, la banda interpretaría la evocadora Noches, noches.

No en vano, con las últimas luces del día declinando ante esa misma noche a la que le cantaban, la Plaza de Santo Domingo aún sería testigo del emocionante final con la que la banda remataría su actuación cuando todos sus miembros, al unísono y a capela, interpretaron Pusta mladost. En rigor, canción tradicional búlgara cuya letra lamenta la fugacidad de la juventud y que dejaría los presentes, igualmente, lamentando entre aplausos el final del concierto de Faluka.

Hamid Ajbar muestra los "Jardines de Al Ándalus" en el Festival Murcia 3 Culturas

Crear: 05/20/2018 - 13:26

Este sábado, a los pies de la Capilla de los Vélez y bajo la colosal mirada de la torre de la Catedral de Murcia, más de dos mil personas se congregaron atraídas por la poesía evocadora y espiritual inspirada en Granada que interpretaría Hamid Ajbar; prestigioso violinista y cantante marroquí especializado en música andalusí que, en nuestro país, ha trabajado con artistas de la talla de Paco de Lucía, José Mercé o Carmen Linares.

De este modo, al frente de su Sufí Ensemble, Hamid Ajbar se entregaría en la presentación de “Ŷinnan Al Ándalus”; proyecto musical que recopila un conjunto de moaxacas con la intención de tomar de la mano al oyente e invitarlo a pasear por los antiguos jardines de Al Ándalus; mundo perdido, exótico y encantador por el que, de hecho, sería fácil dejarse llevar al son de hermosas melodías en las que los elementos orientales se fundirían con ciertas sonoridades de corte flamenco.

Sin embargo, trocándose el paseo en danza, el recital iría aumentando su ritmo hasta desbordarse en una fase final frenética donde se produciría una auténtica explosión de luz y colorido gracias a la ejecución del giro sufí; baile tradicional que entusiasmaría a la multitud hasta hacerla estallar en rotundos aplausos. Así, con la satisfacción dibujada en sus rostros, los asistentes abandonarían ese jardín de ensueño en el que Hamid Ajbar convirtió durante más de una hora la Plaza de los Apóstoles.

Suscribirse a Festival Murcia 3 Culturas