Decembird

Decembird bate sus alas en el Festival Luces, Acción!

Sáb, 31/12/2016 - 11:38 -- Miguel Casas

Este viernes, con el objeto de conocer a una de las bandas que más críticas y comentarios positivos está recibiendo de un tiempo a esta parte en Murcia, decidimos adelantar nuestros horarios y acudir pasadas las 13:00h a la céntrica Plaza de Santo Domingo para escuchar a Decembird: trío formado por Miguel Mateu, Lola López y Adrián Navarro que vio la luz hace casi dos años y que, recientemente, ha incorporado al guitarrista José Luis Beltrán, habitual de Vencejo, para convertirse en cuarteto.

Así, con los cuatro jovencísimos músicos sobre el escenario del Luces, Acción! en la que habría de ser la tercera y última jornada de este festival, Decembird comenzaría su concierto interpretando dos canciones de factura propia, Jardines de la abadía y Metamorfosis, a través de las cuales pudimos vislumbrar aspectos de esta banda tales como su preferencia por las melodías pop-rock de corte indie, y su tendencia a las letras reflexivas en las que las referencias literarias serían un recurso hábilmente explotado.

De esta manera, terminando de sonar los cristalinos punteos de la guitarra eléctrica de Mateu en Metamorfosis, llegaría la que habría de ser la única versión que Decembird incluiría en su repertorio, Árboles de plástico, que no sería sino una más que meritoria traducción al español del tema Fake plastic tress, de la banda británica Radiohead. Entonces, recuperando su repertorio más personal, la banda atravesaría el ecuador de su recital haciendo sonar la poética Mar de gris, y la rabiosa Estoicos.

Tras El autodidacta, cuidada balada indie, los murcianos Decembird interpretarían la que, posiblemente, es una de sus más brillantes canciones, Estado zen, oda al retiro y al apartamiento espiritual en la que la voz quejosa de Mateu y el tempo lento de los compases iniciales crecerían paulatinamente hasta desbordarse en una segunda mitad de composición en la que la voz cantante acabaría haciéndose rotunda y los desarrollos instrumentales, enérgicos y poderosos.

A continuación, la banda se sacaría otro as de la manga interpretando la rápida y luminosa Algunos días; canción con la que Decembird terminaría poniendo el punto final a su espectáculo no sin antes recordar que, tras los exámenes de febrero -quizá para primavera- confían en que vea la luz el que será su primer trabajo discográfico, que llevará por título “Nada grave”.

Y así, despidiéndonos de esta jovencísima banda con el deseo de volver a verlos muy pronto para dar cuenta de sus progresos y sus éxitos, dejamos la Plaza de Santo Domingo convencidos de que con bandas como ésta -en las que lo que prima es la amistad, la inquietud artística y el talento- el futuro de nuestra música habrá de seguir en buenas manos.

Galería de fotos

¿De dónde han salido?

Crear: 03/18/2018 - 17:04

Es una noche fría y lluviosa, la del pasado 17 de marzo, pero sé que es el último fin de semana de época invernal y eso me anima. En realidad no soy muy dado a la primavera, pues las alergias y los calores aparecen para no irse en mucho tiempo. Pero no importa, es Murcia y, aunque necesitamos que llueva, cuando lo hace no nos viene del todo bien. Qué le vamos a hacer, somos así. Me pongo mis mejores ropas para buscar refugio en los bajos de la Plaza de Toros. En Sala Musik lo encuentro y me preparo para presenciar uno de esos conciertos que dejan huella. Se reunieron para la ocasión tres de las mejores y más prometedoras bandas de nuestra Región: Old Coin, Elure y Decembird.

Old Coin es un quinteto formado por Germán Pujante Beteta (Guitarra y voz), Daniel Osiewala Jiménez (Teclados y voz), Samuel Sánchez Frutos (Guitarra solista), Alejandro Pelegrín Lax (Batería y voz) y Ramón Romero Hernández (Bajo y voz). Mezclan con soltura rock sinfónico con la música progresiva, el rock más salvaje con la dulzura de los trovadores. A mi lado parte del público lloraba de emoción al oír su sonido. Eso es Old Coin, puro sentimiento sonoro; traspasan los acordes, hacen viajar interiormente a quienes los oyen. Y, por supuesto, tienen un sello tan personal e inimitable que resulta imposible encontrar a alguien que se les parezca. Silence, Poema 22, Crisis de identidad, son algunos de los temas con los que disfrutamos. Dando el punto y final con la potente El alma del caballo. Presente y futuro en una banda a la que poco le falta para resaltar de entre el resto de grupos de Murcia para erigirse como referencia musical.

Tras su actuación llegó el turno de los cartageneros Elure. Liderados por Carlota Ágatha. Dieron una lección de potente rock con el que presentaban su nuevo trabajo "Annomally". Gran soltura de Jorge Asmarats en la guitarra, junto al bajo de Arturo Ortiz y el ritmo brillante Fernando Liarte en la batería. How about you?, Let me three minutes, Blue Orchin. Son un buen ejemplo del sonido que nos ofrecieron. Hay que seguirles la pista y disfrutar de sus actuaciones cada vez que toquen en Murcia.

Para acabar la noche, subieron al escenario Decembird. El trío de indie pop-rock, demuestra una calidad desorbitante, confirmando así que es una de los grupos emergentes más importantes. Miguel 'Mike' Mateu, Lola López y Adri Navarro, manejan a la perfección el sonido actual con la calidez de la música hecha con el corazón. Acompañando su música con letras trabajadas y líricas por momentos. Aprovecharon el evento para estrenar su  último EP "Nada grave". Los cinco temas que lo forman, sonaron en Sala Musik. Especialmente destacable y coreada La metamorfosis. Decembird ya disponen de un público fiel que los sigue y los arropa.

En definitiva, inquietante el concierto que se vivió, pues las tres bandas tienen por delante un buen número de años para seguir demostrando su valía. Pero no contentos con eso, han adquirido una educación musical que supera por mucho las cualidades de otros grupos más punteros y conocidos. Las tres bandas merecen crecer en escenarios más grandes. Todos son jóvenes, pero tocan como si llevaran siglos en la música. Acabado el show me pregunté ¿de dónde han salido?

Decembird electrifica la Plaza Pintor Pedro Flores

Crear: 08/24/2018 - 04:06

Este miércoles, mientras las tormentas de verano rasgaban sin piedad el cielo de agosto en media España, en Murcia, el joven trío Decembird arribó a la Plaza Pintor Pedro Flores dispuesto a conjurar la electricidad que flotaba en el ambiente para acabar desatando un concierto que, como si de una auténtica tempestad se tratara, serviría para que calaran entre el público las canciones de “Nada grave”; primer EP de la banda editado en febrero de 2018.

Así, bajo la atenta mirada de una luna que se mostraba generosa camino de su plenitud, Miguel Mateu a la guitarra, Lola López al bajo y Adrián Navarro a la batería darían comienzo a la velada musical en el Carmen al filo de las 22:30h ejecutando una primera mitad de recital que resultaría trepidante gracias al pop rápido, ágil, elegante y compacto que la banda destilaría a través de temas propios de cuidada factura como La metamorfosis, La catedral o Estoicos.

De este modo, brindando junto a las composiciones del grupo versiones de otros entre las que destacó Qué puedo hacer, de Los Planetas, el concierto atravesaría su ecuador al ritmo de Mar de gris poco antes de que la banda murciana encarara la recta final de su espectáculo lanzando sobre el escenario un trío de ases como Algunos días, Estado zen y El autodidacta. En rigor, tres buenos ejemplos que demostrarían por qué este joven grupo es considerado uno de los más prometedores de la Región.

Y es que, en un mundo en el que son multitud los que diariamente se acercan a la música con la única intención de mostrar cuán vulgares, simples y zafios pueden llegar a ser, el hecho de que cada cierto tiempo aparezcan bandas como Decembird no hace sino poner de manifiesto que aún son legión los jóvenes que están dispuestos a rebelarse, a hacerse oír con voz propia y, además, a darle chispa y electrificar un panorama musical que, si fuera por otros, hace mucho que sería un páramo.

Tags: 
Suscribirse a Decembird