Amor y otras masacres

Entrevista a Carmen Escudero: "Escribo como me sale, escribo escuchando al alma"

Crear: 10/11/2021 - 01:37

Es una poeta de las de verdad, de las de mirar dentro de sí misma para mostrarlo al resto. Carmen Escudero es una creadora en potencia que ahora presenta su primer libro: Amor y otras masacres

¿Poeta por casualidad o por necesidad?

¡Poeta por derecho! Ja, ja, ja. Supongo que ambas, y no sabría decirte por cual empecé. La poesía es un cristal a través del cual se ve, no sé si tuve la necesidad de ver a través de él o simplemente me di cuenta de que me llamaba y decidí hacerle caso.

 Amor y otras masacres no trata un único tema, sino que se mueve entre distintas temáticas.

Amor y otras masacres es un acto de respeto hacia mí misma, hay textos que tienen mucho tiempo y otros que no tanto, nació para recopilar emociones de una parte de mi vida que había llegado a su fin con la pérdida de mi madre, y mientras se iba formando, dentro del periodo de catarsis que sucedió a esa pérdida, iban naciendo otros textos pidiendo entrar, ¿quién soy yo para negarlo?

Soy consumidora de poesía en aleatorio y este libro está escrito así, supongo que la parte menos buena será que puedes abrir cuatro textos al azar y no empatizar con ninguno o por el contrario, algo que siempre gusta, que la primera página que abras sea el pescozón que necesites ese día. No puede saberse, ahí está la magia. 

En tu libro tampoco hay un estilo concreto. Se nota una libertad total en la manera de crear tus escritos.

Sí, escribo como me sale, escribo escuchando al alma, pero también mido versos, por el hecho de que exista esa exactitud técnica, por saber hacerlo. Supongo que no hay estilo concreto porque yo no soy de un estilo concreto, para mí lo principal es que pellizque, que me pellizque e incluso que me explique cosas que el cerebro a veces no entiende de otra forma. Si es verso, prosa poética o prosa narrativa es porque de alguna forma he necesitado que sea así.

Te acompañan imágenes de distintos ilustradores, lo que da al poemario un sentido más completo.

Lo de los ilustradores es tremendo, menudo regalazo de la vida dar con ellos. Las ilustraciones a los poemas son como los videoclips a las canciones, deben sumar, deben con la imagen multiplicar el sentido de la obra. Y lo mejor de esto es que sucedió exactamente así, de manera natural. Yo nunca expliqué a ninguno de ellos de qué van los textos o desde qué parte de mí están escritos, fue libre interpretación y, aunque algunos pueden parecer evidentes, la mayoría de veces no es así. ¡¡Un mismo texto leído por personas diferentes ha traído hasta guerras al mundo!! Ja, ja, ja, y en este caso, cuando me presentaban las imágenes sólo podía flipar, o llorar, mejor dicho. Además, las diferencias como artistas entre ellos también me parece de lo más interesante, son tres técnicas y tres visiones completamente distintas que se han acompañado con un respeto y un cariño increíble.

Eres una poeta novel y acabas de publicar tu primera obra. ¿Qué sientes ahora que tienes el libro en la mano?

Sinceramente, estoy muy dividida. Por una parte, pienso si el esfuerzo y el gasto ha merecido la pena; por otro lado, siento alivio, como un gran suspiro diciendo: “¡Uf, ya está, ya puedo morirme!”; otra parte de mí reconoce una valentía importante, he querido hacer esto y ha sucedido de la mejor manera, lo he conseguido; y por supuesto también un agradecimiento brutal por la gente que ha colaborado y me ha empujado en momentos de fragilidad. Que los que me importan de verdad sientan orgullo de que este libro este aquí por fin es lo que más seguridad me da.

Después de todo este rollo la respuesta es que estoy feliz con rasguños, como cuando te tiras por un barranco y llegas vivo abajo, algo así.

¿Tienes preparada alguna presentación?

¡Por supuesto! Y espero que haya varias, la primera será en Blanca, en la fundación Pedro Cano el 29 de octubre. Está todo por hacer, pero están trabajando con mucho cariño en ello, va a ser especial, con un despliegue humano que me abruma. Según se acerque el momento se concretarán más cosas, espero verte allí, ¡tienes que venir!

Y mirando al horizonte ¿existen más poemas para un próximo volumen? 

Existir, existen. También tengo un trabajo pendiente que necesita que me arme de valor: durante los años más conflictivos de mi vida estuve escribiendo e imprimiendo folios y folios de no sé muy bien qué tipo de cosas. No he tenido aún valor para leer aquello, me gustaría filtrar los escritos de aquella Carmen y hacer algo con ellos. Es muy pronto para hablar, pero tengo eso en la cabeza un tiempo ya... y nunca se sabe.

Ahora mismo es tiempo de Amor y otras masacres, debo darle la atención que merece y darme yo el tiempo necesario para evolucionar con él. Como persona y escritora aún no me creo que por fin esté aquí.

 

Suscribirse a Amor y otras masacres