Gran victoria de las chicas del UCAM Voley Murcia en el Infante

Dom, 19/10/2014 - 00:27 -- Daniel Cánovas ...

Llegaba la Superliga Femenina de Voleibol a Murcia en su segunda jornada con un partido que se presentaba de lo más interesante, el UCAM Voley Murcia-Atlantic Holding, y a fe que el choque no decepcionó al animoso público que se concentró en las gradas del Pabellón Infante de la capital murciana: poderosos remates, recepciones imposibles, dejadas antológicas fueron cuajando un partido memorable, en el que la nota dominante fue la tremenda igualdad, y que sólo se pudo resolverse en el último punto del quinto y definitivo set.

Ambos conjuntos, que venían de perder sus respectivos primeros partidos del campeonato, arribaban a esta segunda fecha del calendario con la intención de buscar una primera victoria que refrendara el trabajo realizado durante la exigente pretemporada y les infundiera ánimos para encarar de la mejor manera el comienzo de la liga.

El partido comenzó con un Voley Murcia que trató de llevar la iniciativa en el juego. Así, pronto se puso por delante en el tanteador y fue gozando de ventajas mínimas hasta alcanzar una diferencia máxima de 20-14. Sin embargo, a partir de ese momento, el Atlantic Holding se vino arriba y consiguió recortar el tanteador hasta situarse a solo un punto del cuadro local cuando el primer set agonizaba: 24-23. Finalmente, este primer asalto se resolvió favorablemente para el equipo universitario merced a un punto magistral logrado por Mari Carmen Barón.

El segundo set se desarrolló de manera inversa al primero, esta vez fue el cuadro visitante el que llevó la iniciativa en el juego y en el marcador. Como anécdota debemos referir la avería sufrida por la bocina del recinto deportivo, que, cuando el electrónico marcaba 10-16 para las visitantes, comenzó a atronar sin que nadie acertara a pararlo durante unos instantes que se hicieron eternos. Subsanado el problema, las murcianas, llevadas por el acierto de Macy Ubben, lograron reducir distancias hasta empatar a 23. Lamentablemente para las locales, en los instantes finales de este segundo set pagaron el esfuerzo realizado y las visitantes lograron los dos puntos que necesitaban para alcanzar los 25 y apuntarse el segundo set del partido.

En el tercer asalto la nota predominante volvió a ser la igualdad. Así, si el equipo universitario comenzó labrándose una cómoda ventaja, pronto el cuadro de Miranda apretó el acelerador y logró ajustar el resultado. En los instantes finales de este set las jugadas se hicieron frenéticas en ambos campos, con disputadísimos puntos que llenaron de emoción las gradas del coqueto Infante. El marcador era 24-25, y el Atlantic necesitaba sólo un punto para anotarse la tercera manga. Sin embargo, el Voley Murcia, en un admirable arranque de fe logró sobreponerse y conseguir 3 puntos increíbles con los que llevó el delirio al público local. 27-25 y segundo set (2-1) para las murcianas.

Como mandan los cánones de la emoción deportiva, el cuarto set del partido tenía que ser para el Atlantic Holding y así fue, ya que el cuadro visitante se anotó este juego por 19-25, de hecho, la diferencia más holgada en un set hasta el momento. De esta manera, con las espadas en todo lo alto, se presentó el quinto y último juego, el set de desempate a 15 puntos.

Si el cuadro murciano salió decidido a ir a por la victoria, pronto el equipo burgalés respondió con rápidas y precisas jugadas que les hicieron ganar puntos con los que apretar el marcador. En un abrir y cerrar de ojos nos plantamos ante los instantes culminantes del encuentro. Las jugadas se hacían largas, las combinaciones regalaban  preciosos intercambios de golpes que eran continuamente salvados in extremis por las jugadoras rivales. Cada punto se peleaba hasta la extenuación, cada metro del campo se defendía con uñas y dientes. Con empate a 15 puntos, la emoción estalló al final, cuando, merced a dos puntos logrados por el UCAM Voley, el choque quedó definitivamente desnivelado a favor de las locales 17-15. Triunfo agónico y delirio en una grada que acabó contagiada por el esfuerzo y la entrega de las chicas del Voley Murcia.

<